Predicciones astrológicas del 13 al 19 de enero de 2014


La conspiración de Acuario

wild-card-11-07-12

La semana de trabajo comienza con elegancia el lunes 13 cuando Mercurio haga quintil a Saturno.

Los pensamientos creativos y cuidadosos pueden resolver problemas difíciles, nuestro estado de ánimo se vuelve tierno con la entrada de la Luna por la noche en el eterno buscador de seguridad, Cáncer. La sensibilidad de la Luna de Cáncer se incrementa aún más con un trígono lunar a Neptuno en horas de la madrugada, lo que nos regala una noche de dulce sueños.

Las conversaciones podrían fracasar el martes debido a una cuadratura de Mercurio a los nodos de la Luna, los madrugadores pueden tener que luchar más fuertemente por ser escuchados y no malinterpretar las palabras de otros. Esto se debe a la relación estresante del Planeta mensajero con los nodos que pone las palabras en desacuerdo con la función integradora de estos puntos que conectan el Sol, la Luna y la Tierra. Estaremos propensos a sentir las ondas de cambio en el medio ambiente con una cuadratura lunar al chocante Urano al medio día. Este día habrá en el ambiente un potencial para romper viejos hábitos y liberarnos de heridas emocionales, pero la alienación y la incertidumbre serán también posibles. Cáncer tiende a ser más tradicional que transformacional, lo que puede aumentar el estrés si nos resistimos al cambio. Quedarnos estancados sin tomar ningún tipo de acción no es probablemente la mejor manera de jugar, ya que la siguiente parada de la Luna es una oposición al provocativo Plutón, durante la noche. Las circunstancias que nos producen temor y las personas que nos irritan, no son señales que nos envía el universo para asilarnos y meternos en nuestro caparazón, sino recordatorios para comprometernos con el mundo. Mientras recordemos que el cambio es una constante, no sólo reducimos la lucha con estos fuertes aspectos de los planetas exteriores, sino también podemos crecer, desarrollarnos y prosperar con ellos. Esta declaración esperanzadora probablemente tendrá más sentido cuando la Luna haga conjunción a Júpiter de madrugada y nos motive a contrarrestar la duda y el miedo con optimismo y una actitud más aventurera.

Los problemas con las relaciones y la autoestima se encuentran en el orden del día de la mañana del miércoles. La oposición de la Luna de Cáncer a Venus al medio día aumenta nuestra conciencia de las necesidades personales y el valor de los compromisos. Sin embargo, la confusión acerca de estos temas, probablemente se producirá antes de que encontremos la claridad, ya que Venus forma una tensa semicuadratura a Neptuno en horas de la tarde. Este aspecto romántico y vulnerable es maravilloso en situaciones en donde no estamos bajo presión y  que requieren de poca responsabilidad. Sí, la imaginación puede volar con esta combinación creativa, pero la lógica y el sentido común se pierden fácilmente en una niebla de vagas esperanzas y sueños infundados. Se recomienda evitar los compromisos emocionales o financieros significativos durante este día. Aún así, un trígono de la Luna a Saturno al mediodía puede actuar como una barrera de protección de la razón y la responsabilidad y protegernos de los extremos de la fantasía y la ilusión. Por la noche la Luna Llena de Cáncer se opone al Sol de Capricornio, sacando a la superficie nuestros asuntos de seguridad. El primero de estos aspectos es emocional y busca la seguridad a través de los sentimientos, mientras que el segundo es práctico y establece las estructuras externas para anclarse. Esta lunación suele provocar sentimientos muy fuertes e inquietantes, pero Saturno las estabiliza. El competente planeta regente de Capricornio hace aspectos de apoyo al Sol y la Luna. Esto construye puentes entre nuestros mundos internos y externos, lo que nos permite conectar la comodidad de un área a otra. Por la mañana del jueves, la Luna sale del protector Cáncer y entra en Leo, este signo tiende a dramatizar las emociones pudiendo hacer de pequeñas preocupaciones asuntos  aún más grandes, sin embargo, este signo de fuego nos da la valentía que nos impulsa a la transición de nuestros comportamiento reactivos a proactivos.

Hacernos cargo de nosotros mismos sin desviar a otros hacia el camino equivocado puede ser un desafío cuando Venus haga cuadratura a Marte por la mañana. El planeta del amor en el dominante Capricornio choca con el planeta guerrero en el comprometido Libra. Debemos estar más atentos a la forma en cómo afectamos a otros y cómo éstos responden a nuestros deseos ofreciendo ideas útiles para la construcción de las alianzas más exitosas. Tenemos que tener la flexibilidad necesaria para aprender de nuestros errores con el fin de beneficiarnos de este duro aspecto. La apertura a nuevas ideas, valores y experiencias debe ser relativamente fácil con dos tránsitos del innovador Urano; un quintil del Sol a este excéntrico planeta y un sextil al inteligente Mercurio durante la noche ofrecen respuestas inesperadas cuando abramos nuestra mente y pensemos de formas no convencionales.

Un sensible trígono Neptuno – Nodo Norte y un enérgico sextil Luna – Marte durante la noche son los únicos acontecimientos notables del viernes. El aspecto armónico entre el perdonador Neptuno y los nodos disuelve lenta y sutilmente las divisiones entre las personas (y dentro de nosotros mismos). Encontrar un terreno común en este momento es más importante que definir nuestras diferencias. El sábado puede ser resbaladizo en horas de la mañana, cuando Marte se deslice en una sesquicuadratura al blando Neptuno. Es aconsejable evitar salir a la caza de arcoíris temprano en el día, ya que, como todos sabemos, son muy difíciles de atrapar. El clima cósmico cambia con la entrada de la Luna en Virgo en horas de la noche, incluso la colocación lunar en este fastidioso signo podría no ser suficiente para evitar la confusión, ya que la Luna se opone al nebuloso Neptuno en las primeras horas de la mañana del domingo.

 

Por la noche, dos aspectos contrastantes pueden complicar las comunicaciones: un quincuncio fuera de foco Mercurio – Júpiter (13° 35′ Acuario – Cáncer) y un trígono profundo Luna – Plutón en horas de la tarde. Quizás esto significa que los errores que parecen llevarnos fuera de lugar pueden realmente profundizar nuestra percepción. La semana termina con un cambio importante cuando durante la noche el Sol entre en Acuario y nuestra conciencia se expanda desde la  singular perspectiva de Capricornio a una mayor conciencia de nuestra interconexión con las redes Acuario. La capacidad de ver y entendernos a nosotros mismos como parte de las comunidades,  grupos familiares, nacionalidades, profesiones, intereses sociales y signos astrológicos equilibra la noción de lucha individual con un sentido de pertenencia y la voluntad de dar y recibir apoyo mutuo.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones