Ascendente en Aries

El Ascendente en Aries implica que el Descendente se encuentra en Libra.

Aries es un signo de fuego, es energía, dinamismo.

La persona que tenga Aries en el Ascendente seguramente sea espontánea, honesta y vivaz. El acercamiento a la vida ocurre de forma enérgica y directa. Recordemos que Aries es un signo gobernado por Marte y, por tanto, se ven reflejada parte de sus características.

La persona que tenga este Ascendente tiene el impulso de actuar, de hacer las cosas y no esperar a que sucedan. Suelen ser personas con mucha energía y seguras de sí mismas, por este motivo, suelen ser pioneras con todo aquello que realizan.

No obstante, para mejorar, deben ser conscientes y controlar todo el ímpetu que tienen, también es muy importante que aprendan a tomarse las cosas con más calma.

La impaciencia del Ascendente en Aries con los demás puede ser causa de roces y problemas en las relaciones personales, ya que muchas personas se irritarán y resentirán por la falta de interés en sus planes e ideas. Aunque en general suelen ser personas con muchas relaciones y un buen entorno que los rodea.

Ascendente en Aries: independencia

Aunque si hay algo que ama un Ascendente en Aries es, sobre todo, su independencia y autosuficiencia; llegando incluso a sacrificar ciertos empleos o planes en pos de conservarla. Nuevamente, aquí, se deben tener claros los límites puesto que aislarse de todo el mundo para conservar una independencia íntegra puede acabar siendo algo perjudicial.

La clave está en mantener un equilibrio, por eso el Descendente, el signo opuesto a Aries, es Libra; todas aquellas personas que tengan el Ascendente en Aries deben incluir en su naturaleza las cualidades librianas de previsión y consideración tanto de las razones como del punto de vista de otras personas.

Howard Sasportas, uno de los grandes astrólogos, lo describe como “el hecho de equilibrar una autonomía incontrolable con cierto grado de consideración por otras personas.”

Retomando la idea inicial, y a modo de descripción general, podemos decir entonces que los que tienen a Aries en el Ascendente suelen ser personas que se valen por sí mismas, enérgicas, impulsivas y muy instintivas. Siempre con afán de poner en marcha nuevas ideas y planes, otorgándole dinamismo a la vida.

No obstante, si bien es cierto que el Ascendente es uno de los aspectos más importantes de la carta, no podemos basarnos exclusivamente en su análisis para determinar la personalidad de un individuo. Dependiendo de su signo solar, y del resto de elementos, obtendremos un análisis de la carta astral u otro.

A continuación, a modo de guía, expondremos la relación de cada Signo Solar en la carta con el Ascendente en Aries.

El Ascendente en Aries en relación con los signos del zodiaco

El hecho de tener a Aries en la carta como Ascendente, otorga al resto de signos valentía, coraje y dinamismo a la hora de actuar. Podemos aplicar y ver reflejadas las características arriba descritas en cada uno de los signos.

Aries – Ascendente Aries

Un signo solar Aries con Ascendente en Aries suele indicar, normalmente, un refuerzo de todas las cualidades descritas.

Son personas que suelen mostrar una personalidad fuerte, entusiasta y con ganas de comerse el mundo. En el ámbito laboral, tienen siempre la iniciativa a la hora de realizar algún proyecto y destacan en este tipo de trabajos. También lo hacen en aquellos trabajos que requieran de actividad física.

En el ámbito amoroso, son personas muy emocionales, e incluso pueden llegar a ser extremadamente celosas. Aunque esto también hace que sean el tipo de persona que pueden montar una escena de película romántica sin problema alguno.

Por otro lado, también se acentúan las cualidades negativas, por tanto, un Aries con el Ascendente en Aries no tendrá apenas paciencia y actuará imprudentemente. Uno de sus problemas principales es que suelen iniciar muchos proyectos, pero no logran concentrarse en terminar ninguno.

Tauro – Ascendente Aries

Las personas con su signo solar en Tauro y Ascendente en Aries suelen ser personas decididas y combativas; siempre persiguiendo la consecución de sus objetivos. La “unión” de estos signos forma una gran combinación, uniendo la tozudez de Tauro con la energía e iniciativa de Aries.

De forma que, el problema que se comentaba más arriba, se ve paliado de alguna forma. Siendo más fácil para estos individuos terminar todo aquello que inicien puesto que Tauro aporta la paciencia y prudencia que le falta a Aries.

En el ámbito laboral también se complementan, pudiendo ser personas con gran disposición por el trabajo con el objetivo de obtener una vida plácida.

Desde el punto de vista relacional, al Tauro con Ascendente en Aries le encanta tener una relación de quid pro quo, es decir, dar y recibir equitativamente. A estas personas les llama la estabilidad, por tanto, siempre buscarán parejas de larga duración. No obstante, también es posible que sean individuos muy celosos y posesivos, necesitando mucha atención en sus relaciones.

En el lado negativo, son personas que pueden o bien sobrevalorarse o infravalorarse, teniendo problemas para llevar a cabo ciertas tareas a consecuencia de esto. Pecan de tener demasiada ambición por creer que pueden conseguirlo todo y muchas veces, están tan obcecados, que piensan que sus fracasos son por culpa de las otras personas.

Géminis – Ascendente Aries

Una persona con Géminis en su signo solar y su Ascendente en Aries tiene la fortuna de ver reforzadas las cualidades innatas de los gemelos, desarrollando una gran facilidad para la comunicación y la creación de relaciones y contactos.

Son personas con un espíritu vivaz, curioso, comunicativas y muy intelectuales. En el ámbito laboral esto les resulta de gran ayuda puesto que tienen una gran facilidad para hacerse entender, proponer planes y llegar a un acuerdo y entendimiento mutuo con los demás.

En sus relaciones, suelen ser personas muy fogosas y emocionales; resultando incluso demasiado enamoradizas, lo que les puede llevar a tener problemas para establecer relaciones de larga duración. Aunque, en el lado positivo, suelen tener relaciones agradables y sin complicaciones.

Si se ha destacar algún aspecto negativo de esta combinación de signos es la dispersión mental que pueden llegar a tener. A veces, el lado de Aries sale a relucir, haciendo que se cometan actos imprudentes y hablando sin pensar o más de la cuenta, lo que puede traer problemas.

Cáncer – Ascendente Aries

Los Cáncer con Ascendente en Aries suelen ser personas que se desviven por crear una familia, un hogar, y defenderlo a capa y espada. Unen la ambición hogareña de Cáncer con la fuerza y viveza de Aries, lo que resulta en unos férreos ideales de lo que consideran la familia y su defensa.

Lo que más le interesa a este tipo de personas es poder disfrutar de su hogar con aquellos que quieren. No obstante, es posible que la rudeza de Aries haga que sean menos emocionales de lo que normalmente sería un Cáncer. Aún así, son personas muy cariñosas que, además, gracias al ímpetu del carnero también resultan resolutivas a la hora de enfrentarse a ciertos problemas.

En su vida laboral, son personas que necesitan cierta estabilidad y hay cierta inclinación por establecer negocios que envuelvan a la familia.

En el ámbito sentimental, la naturaleza del cangrejo les hace ser personas que se encariñan e ilusionan fácilmente. Pensando que cada relación que inicien, es la definitiva.

Por otro lado, el aspecto negativo de esta combinación radica en las emociones; siendo individuos que se dejan llevar mucho por éstas y escapando de ellas sin encontrar una solución adecuada a los problemas cuando están involucradas por miedo a encararlas de frente.

Leo – Ascendente Aries

Al igual que ocurre con el cangrejo, los Leo con Ascendente en Aries ven reforzadas las cualidades de Leo, combinando las virtudes de ambos signos. Por un lado, el león aporta un gran coraje a la persona mientras que, por otro lado, el carnero ofrece el impulso necesario para actuar con ese coraje.

Suelen ser personas atrayentes por naturaleza, y les encanta realizar viajes y, en general, vivir experiencias de todo tipo. Experiencias que, por otra parte, les aporta la suficiente sabiduría vital como para poder enfrentar y resolver los múltiples problemas que se puedan presentar.

Son personas con personalidades muy notorias y fuertes, y suelen destacar por su sentido del humor. Pudiendo sacar una carcajada hasta a la persona más seria.

Gracias a su faceta leonina estas personas no tienen problema para actuar como líderes naturales y así se ve reflejado en el ámbito laboral. Suelen ejercer muy bien adoptando una posición dominante en los grupos de trabajo o en cargos de responsabilidad.

No obstante, sí que es cierto que tienen un gran impedimento a la hora de alcanzar sus objetivos, esto es, su impaciencia y falta de tolerancia. Si logran controlar estas actitudes podrán alcanzar el éxito laboral muy fácilmente.

En el campo del amor son personas que destacan por su habilidad de seducción, y necesitan de dicho amor para estar bien consigo mismos. Les encanta conquistar y son amantes apasionados.

Desde el punto de vista negativo, son personas que pueden dejarse llevar por una actitud autoritaria, llegando a enfadar al resto a consecuencia de ello. Buscan llamar la atención sea cual sea el coste, aunque tengan que montar un gran drama, todo con el fin de cumplir sus deseos y objetivos. Y este tipo de actitud les puede salir muy caro, teniendo problemas en el campo socio afectivo.

Virgo – Ascendente Aries

Las personas con Virgo y Ascendente Aries suelen ser personas de gran fuerza, energía e ímpetu. Tal y como pasaba con otros signos, aquí se refuerzan las características de Virgo, pero, además, aumenta enormemente la capacidad de iniciativa de éstos, así como la calidad de todo lo que hagan en el terreno laboral.

Con alta probabilidad, son personas que tienen siempre como objetivo mejorar tanto la calidad de su vida como la de los demás.

En el ámbito laboral, suelen afrontar retos muy difíciles y, gracias a Aries, se enfrentan a ello con un gran dinamismo. Además, siguen destacando por tener un gran detalle y perfeccionismo a la hora de resolver los problemas (Virgo), lo que hace que estos individuos tengan unas características muy adecuadas para contar con ellos como compañeros de trabajo.

En el amor, son personas con mucho más coraje que otro tipo de Virgos, llegando incluso a superar sus miedos y a lanzarse sin dudar (Aries). Aún así, son personas que mantienen una alta exigencia en todas sus relaciones y ello se ve reflejado en las posibles críticas – que no dudarán en realizar – si hay algo de ellas que les desagrade.

Finalmente, si podemos destacar algo negativo de esta combinación de signos es, sin duda, la dificultad que tienen para discernir cuándo una ayuda es real o no; así como el hecho de sobrecargarse en exceso con tareas de las que podrían liberarse si no fuesen tan devotos y perfeccionistas en el trabajo.

Libra – Ascendente Aries

Cuando sucede esta combinación de signos, Libra con Ascendente en Aries, centra su objetivo vital en encontrar una unión amorosa que le complazca y satisfaga todas sus necesidades. Son personas que se sienten encantadas en compañía, por eso mismo, con el apoyo de Aries, no dudarán en involucrarse en una relación.

Desde el punto de vista laboral, suelen ser personas con gran disposición y muy buenos compañeros, procurando porque todo funcione correctamente.

En el amor, suelen ser personas abiertas, accesibles y poco problemáticas. Aunque eso no los convierte en débiles o sumisos, hablan con sinceridad siempre que es necesario y manifiestan su opinión cuando algo no va bien.

Cuando la balanza pierde el equilibrio, aparece la indecisión típica del Libra, lo que se transforma en actos irreflexivos que perjudican a sus relaciones. Muchas veces pueden discutir con su pareja, llegando a rivalizar con ella y haciendo que sea la que “pague el pato” cuando no toca.

Escorpio – Ascendente Aries

Los individuos con Escorpio y Ascendente en Aries tienen una personalidad enérgica y grandes dotes de liderazgo. Son los dos signos solares que consideramos como más “fuertes” y activos; lo que se traduce en personas con una gran energía física.

Su personalidad los convierte en personas difíciles de tratar y, sobre todo, de convencer. Siempre van a llevar la razón, y, normalmente, son personas que acaban por convencer al resto de su opinión puesto que tienen sus argumentos muy claros.

En el ámbito laboral, además de poder tener una gran influencia por lo dicho, son personas con un gran derroche de energía y muy tercas, lo que los convierte en grandes trabajadores.

En sus relaciones amorosas suelen ser intensos y fogosos. No tienen término medio y lo viven todo con gran intensidad.

Si destacamos algo negativo de la combinación es que pueden llegar a ser personas muy agresivas, autoritarias y sin miedo a los riesgos. Son el todo o nada, el lo tomas o lo dejas y, aunque a veces esta actitud está bien, otras muchas, puede causar grandes problemas.

Sagitario – Ascendente Aries

Los Sagitario con Ascendente en Aries destacan por ser personas que buscan una gran variedad de experiencias de todo tipo. Y lo pueden hacer porque suelen ser individuos con gran vitalidad y espíritu competitivo.

Suelen ser muy idealistas lo que se verá reflejado en el ámbito laboral. Lo positivo de esta actitud es que, normalmente, tienen también la entereza, el optimismo y la disposición para llevar a cabo esas ideas y verlas materializadas.

En el amor, suelen ser personas impredecibles pero que gustan a todo el mundo. Además, posiblemente sean individuos que vean el sexo como un elemento muy importante en sus relaciones. Cuando está enamorado, es devoto a su pareja.

Lo malo de esta combinación de signos es que pueden ser personas que no sepan muy bien cómo aplicar todo el conocimiento que tienen. También pueden pecar de arrogantes y fanfarrones.

Capricornio – Ascendente Aries

Un Capricornio con Ascendente Aries es una persona a la que le costará muchísimo renunciar a sus objetivos. Aries anima a Capricornio a que persiga fielmente lo que le interesa y que nunca abandone la lucha.

Suelen ser personas que, si logran controlarse y aplicar una disciplina, pueden terminar todos los proyectos que se propongan con facilidad. Aunque para ello deben controlar ciertos aspectos negativos que pueden traer consigo: impaciencia, imprudencia, falta de constancia, etc.

Normalmente, en el ámbito laboral, son personas muy metódicas, planificando al dedillo todo lo que deben (o se debe) realizar y aplicándolo a la perfección puesto que también suelen ser grandes trabajadores. Estas actitudes suelen verse recompensadas en el trabajo y pueden llegar a establecerse en posiciones de cierto reconocimiento.

En el terreno del amor son un poco confusos para el resto. Nunca se sabe lo que está pensando y aunque tengan sentimientos muy fuertes por otras personas, mantendrán la cabeza baja mientras tratan de conquistarlos.

Por otro lado, la combinación de estos dos signos es contradictoria en sí misma, y eso puede verse reflejado en su personalidad. Pueden caracterizarse por una falta de motivación y disciplina, así como por una frialdad terrible a nivel emocional en sus relaciones, lo que los puede llevar a la soledad.

Acuario – Ascendente Aries

Esta combinación de signos es favorecedora puesto que las personas que hayan nacido bajo esta estela verán las cualidades de Acuario, su creatividad e innovación, reforzadas por la iniciativa de Aries.

Esto hace que a nivel laboral destaquen por su originalidad, resolviendo problemas desde puntos de vista que no se le ocurrirían jamás a otras personas. Son personas prácticas y muy activas, destacando por su habilidad de liderazgo. No obstante, al ser muy creativos no deben verse sometidos a ninguna atadura puesto que la coerción de la libertad puede minar su espíritu y desembocar en resultados catastróficos.

Desde el punto de vista relacional, son muy buenos amigos, que saben respetar el espacio personal de cada uno, y suelen ser personas con las que siempre apetece pasar un buen rato.

No tienen miedo a exponer lo que sienten, aunque pueden pecar de idealistas y apasionados. Muchas veces pueden aburrirse de sus relaciones y buscarán nuevos amores a los que conquistar.

Por otro lado, si destacamos algo negativo es que suelen ser personas que se estresan muy fácilmente ante una alta carga de tareas. Además, no saben aceptar opiniones diferentes a las suyas, volviéndose tercos e irritantes cuando alguien trata de llevarles la contraria.

Piscis – Ascendente Aries

Esta es una combinación un tanto contradictoria pero positiva para las personas nacidas bajo estos signos. Las personas con signo solar Piscis y Ascendente en Aries son personas que juntan la tranquilidad de los peces con la energía del carnero; esto resulta en personas que, al contrario de lo que se podría creer porque son Piscis, tienen la valentía y el coraje necesario para comunicarse adecuadamente y salir de su mundo contemplativo. Siendo mucho más abiertos que los Piscis promedio.

Aunque esto no quita que sean personas a las que, en el fondo, les gusta apreciar los momentos de soledad y aislarse de vez en cuando. Disfrutando así de su paz interior.

En el ámbito laboral, suelen ser personas que trabajan mejor en solitario, aunque no por ello lo van a hacer peor, al contrario, normalmente son individuos que se dedican fervientemente a su trabajo y deberes.

Desde el punto de vista amoroso, son personas que buscan el amor ideal y perfecto, de película o cuento de hadas. Y dada su personalidad, suelen resultar personas encantadoras y muy corteses.

Finalmente, si tenemos que destacar algo negativo de esta combinación es que suelen ser personas que tienden a crearse adicciones y malos hábitos. Además, pueden ser individuos que sufran una lucha mental constante consigo mismos, estando confusos y sin saber a dónde dirigirse.



Comenta tus impresiones