planeta-marte

Marte

simbolo-marte

El símbolo de Marte es de los más conocidos y extendidos en nuestra cultura. Es un círculo con una flecha que sale de la parte superior izquierda a 45 grados, más o menos, de la parte superior central.

Es el símbolo que atribuimos a lo masculino, a la identificación de este género.

Dignidades y debilidades

Domicilio: Aries y Escorpio
Exaltación: Capricornio
Exilio: Libra y Tauro
Caída: Cáncer

Astronomía

Marte es el primer planeta cuya órbita alrededor del Sol se encuentra fuera de la Tierra y, por tanto, se considera el primero de los planetas exteriores (aunque los astrólogos también consideran a Marte como un planeta personal). Su diámetro ecuatorial es de 6794 km.

Su distancia media respecto al Sol es de 227,9 millones de km y tarda 687 días en dar una vuelta solar completa (unos dos años nuestros).

Su movimiento máximo diurno es de 52 minutos de arco con un promedio de 31 minutos. Este planeta a menudo es llamado como el “planeta rojo”, esto es debido a que su resplandor, a ojos de los antiguos astrólogos, era de color rojo; aunque, realmente, Marte es de color naranja.

Al igual que la Tierra, Marte también dispone de satélites naturales, en este caso de dos: Fobos y Deimos.

Marte está retrógrado cada dos años.

Mitología

Marte (para los griegos Ares) era el dios de la guerra y uno de los doce dioses olímpicos. Es hijo de Zeus y de Hera. Y aunque no tuviese una relación afianzada como otros dioses, sí destaca su aventura con Afrodita (Venus), la diosa del amor y la belleza. Como símbolo de la pasión masculina, Ares, junto a Afrodita, engendró a Eros (Cupido).

No es casualidad que esto sea así, porque es la energía de
Venus (Afrodita) la única que puede calmar a Marte (Ares). Desde el punto de vista astrológico también es complementario; la primera representa la energía femenina y su fluir; el segundo la masculina.

Ares se suele representar montado en un carro tirado por dos caballos, Deimos (terror) y Fobos (miedo), aunque en algunos escritos se considera que estos son ayudantes suyos o incluso sus hijos. De ahí también que los satélites naturales de Marte tengan dichos nombres.

Ares simbolizaba la lucha salvaje y desenfrenada y normalmente sus batallas desembocaban en ríos de sangre.
En lugar de ser el típico general estratega, que va siempre a la batalla con un plan, Ares era el guerrero de gran poder que se adentraba guiado por sus instintos más viscerales.

Es la representación del poder masculino, de sus impulsos y la violencia.

No obstante, no siempre salió victorioso de sus batallas; Atenea le llegó a derrotar en dos ocasiones.

El temperamento colérico de Ares dentro y fuera del campo de batalla lo hizo impopular entre dioses y humanos por igual; por este motivo, no tenía muchos templos dedicados a honrarle.

Sin embargo, no debemos quedarnos tampoco un con una imagen tan radical de Ares, como dios violento y colérico. Esta faceta se ve suavizada en la mitología romana, cuando ya es llamado Marte. En dicha cultura, además de ser el dios de la guerra, también lo era de la naturaleza y su fecundidad. Esto se explica porque el mito de la concepción de Marte es distinto a la vertiente griega.

En esta versión de Marte, no sólo tenemos esa faceta agresiva de guerrero, sino que también tiene una faceta grácil que canaliza a través de la danza y el deporte.

Ambas concepciones son importantes para entender el papel que tiene Marte en la astrología. Como bien indica Amalía Ramírez, «Marte, desde el lenguaje astrológico, es la energía en bruto, tal y como reside en la naturaleza; en la habilidad de cada uno está el sacar el buen partido de ella, en canalizar en lugar de permitir que nos domine. Igual que el fuego, fuente fundamental de toda energía vital, puede ser devastador y altamente destructivo, es también un elemento indispensable para la vida cotidiana del hombre». [1]

Marte en la carta astral

Marte en la carta astral indica la manera en que la persona busca expresar y afirmar sus deseos, cómo quiere que se hagan las cosas o también como trata de conseguir lo que quiere. Representa la capacidad de decisión, la agitación, el entendimiento y la audacia. Es la vibración que nos hace coger, tomar, romper y afrontar las cosas y los asuntos de la vida.

De forma más general, Marte suele representar en la carta la sexualidad, al impulso masculino y la agresividad.

Si se presenta de forma positiva, representa el optimismo, la iniciativa, todo lo que nos da ánimos, lo que nos activa, agita y estimula. En su lado más conflictivo, representa la irritación, todo tipo de disputas, luchas, combates y alborotos.

Marte
nos indicará también la actitud hacia el sexo, la manera en que se muestra la energía sexual. En la carta de un hombre, junto al Sol, representará su identidad masculina. En la carta de una mujer representará su concepción de lo masculino y, si es heterosexual, qué tipo de hombre le atrae más.

La posición del planeta rojo en las casas y signos muestra la forma en la que una persona se reafirma o toma la acción, es cómo se va hacia lo que se quiere conseguir. También está relacionado con el gasto de energía, el movimiento, etc.

Marte está asociado con todo tipo de impulsos instintivos y simboliza la voluntad personal y el amor por la conquista. Pero también puede representar agresión incontrolada, ira y rabia.

Si el Sol es el "héroe”, Marte es como la "espada y el espíritu de lucha del héroe" necesarios para defenderlo y cumplir su misión. Marte representa la energía que permite mantener al “yo” integro frente a los ataques del exterior.

Cuando Marte realiza algún aspecto le otorga vitalidad y dinamismo. En un aspecto difícil, puede indicar a alguien que se ve envuelto en disputas o que atrae a gente de malvivir. Marte retrógrado puede indicar problemas de autoestima, porque toda esa energía agresiva de Marte se vuelve hacia el interior.

Cuando Marte está en tránsito con otros planetas, los energiza y los motiva a la acción, aunque la influencia de los tránsitos de Marte solo está en efecto un par de días.

Características de Marte

Haz clic en la imagen para agrandarla y leer mejor

características-marte

[1] A. Ramírez. Planetas y dioses: Astrología y Mitología. Editorial Dilema: Madrid, 2016, p.158.



Leave a Comment:

Add Your Reply