Navidad, Luna llena en Cáncer, solsticio y espiritualidad


solsticioNo hemos tenido una luna llena el día de Navidad desde 1977.  ¡Emocionante!
A medida que el Sol y la Luna alcanzan su oposición mensual, a menudo sentimos un contraste intenso y el conflicto entre dos grandes áreas de nuestra vida – hasta que encontremos maneras de aceptar a ambos. Esta Luna Llena en Cáncer-Capricornio destaca donde debemos equilibrar nuestras necesidades en el hogar, la familia y el cariño que profesamos hacia los demás con nuestros deseos de autonomía, madurez y realización.

¿Estamos haciendo lo que queremos hacer, o lo que pensamos que deberíamos hacer? ¿Estamos viviendo en el lugar correcto? ¿Estamos haciendo nuestro verdadero trabajo?¿Hacia dónde estamos siendo empujados a intentar algo completamente diferente?

Esta Luna Llena lleva una carga adicional, porque Urano se vuelve directo ese mismo día, lo que indica que es el momento de hacer un cambio real, no sólo estético, en al menos un área de nuestra vida. Urano en Aries nos exhorta a ser audaces, pensar por nosotros mismos, y no depender de la aprobación externa. Si insistimos en aferrarnos a un puesto de trabajo, una relación o situación que hemos dejado atrás, un giro inesperado de los acontecimientos puede obligarnos a ir en una nueva dirección. Urano comenzó su retrogradación el 26 de julio a 20° 30’de Aries; piensa en lo que sucedió durante esas semanas, alrededor de esa fecha, para obtener pistas en cuanto a donde te encuentras preparado para un cambio súbito en estos momentos.

En el hemisferio norte, este es el solsticio de invierno, el «Regreso de la Luz.» Los días empiezan a ser más largos y representan una metáfora de la conciencia cada vez mayor, con el objetivo final de ser la conciencia y la realización de nuestra verdadera identidad como seres espirituales centrados.

Kukulcan
Muchas culturas construyeron estructuras megalíticas para marcar este importante punto de inflexión; la pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá en México, Glastonbury Tor en Inglaterra, Nabta Playa en Egipto, las cuevas de Ajanta en la India, y el montón de la serpiente en Ohio son algunos ejemplos. En los tiempos modernos, Hanukah, Navidad, Kwanzaa, y otras celebraciones continúan antiguas tradiciones de las fiestas, regalos y encendido de velas. Yule, el término pagano de solsticio, significa «rueda»; los doce días de Yuletide.
Kwanzaa
Como he dicho, esta Luna Llena se ve potenciada además por su proximidad a uno de los dos solsticios del año. Los solsticios de Cáncer y Capricornio son puntos clave donde la inclinación del eje de la Tierra cambia, lo que permite una mayor afluencia de energías cósmicas en el campo electromagnético de la Tierra durante varios días antes y después de la hora exacta del solsticio.
Cáncer es el que nos pone en contacto con nuestro plano físico, el que potencia nuestro viaje más esencial en nuestra experiencia humana, mientras que Capricornio es el que nos guía hacia el reino espiritual de la autotrascendencia. Cáncer busca crear una sensación de pertenencia al hogar y la familia, la experiencia de nutrirnos y alimentarios y crear un entorno que apoye nuestro crecimiento. Al cultivar nuestra vida interior, nuestra luz crece y se irradia ayudando a nutrir a los demás. En última instancia, descubrimos que nuestro verdadero «hogar» es en realidad la luz dentro de nuestro propio corazón.

Una vez que nos cansamos de vivir en la densidad y la separación, aparece la guía de Capricornio y comienza el viaje de regreso, la subida a la cima de la montaña, el logro de una conciencia unificada.

Como tercer signo de tierra, Capricornio busca crear formas que se basan en verdades espirituales – que la materia está compuesta de la luz y que estamos aquí para preservar en lugar de saquear el mundo físico. La polaridad Cáncer- Capricornio describe la profunda reorientación que resulta cuando cambiamos nuestro pensamiento desde la creencia que somos seres humanos tratando de ser espirituales, a saber que somos «seres espirituales» teniendo una experiencia humana.

Durante muchos años he tratado de entender en mi vida el concepto de espiritualidad, siempre he querido «separarme» de cualquier hecho religioso para entenderla… y como mi educación judeo-cristiana no me lo permitía he ido aparcando este importante asunto, crucial para mí al menos. Hasta que empecé a reflexionar, a meditar y cayó en mis manos un libro de Sam Harris sobre la espiritualidad.
Con todo el respeto personal que siento por cualquier tipo de creencia comparto totalmente la visión que presenta dicho autor sobre la espiritualidad y que ha supuesto ordenar todas las ideas dispersas que tenía al respecto. Con profunda satisfacción y esperando que también alguien pueda entenderlo, esta es la visión que tengo sobre la espiritualidad y entiendo que puede aportar al planeta, a nuestra convivencia y al sentido de nuestras vidas un soplo de aire fresco.

La palabra espíritu deriva del latín spiritus, que a su vez es una traducción del griego pneuma, que significa «aliento». Más o menos en el siglo XIII, el término se vinculó a creencias sobre almas inmateriales, seres supra naturales, fantasmas y cosas por el estilo.
Hay autores que intentan tender un puente entre la ciencia y la espiritualidad y suelen cometer uno de estos dos errores:
científicos- visión empobrecida de la experiencia espiritual
pensadores New age-idealizan los estados de conciencia alterados y establecen engañosas conexiones entre la experiencia subjetiva y las escalofriantes teorías en la frontera de la física.
Son pocos los científicos y los filósofos que han desarrollado grandes habilidades de introspección. Y existe una estrecha relación entre el hecho científico y la sabiduría espiritual. Por ejemplo la meditación no nos dice nada sobre el origen del universo sin embargo nos confirma verdades establecidas sobre la mente humana: nuestro sentido convencional del yo es una ilusión; las emociones positivas, como la compasión y la paciencia, son habilidades que pueden enseñarse; y nuestra forma de pensar influye directamente sobre nuestra experiencia en el mundo.
Hoy en día existe abundante literatura sobre los beneficios sicológicos de la meditación… provoca cambios duraderos en la atención, la emoción, la cognición y la percepción del dolor, que se corresponden con cambios en el cerebro. Podemos consecuentemente investigar sobre la percepción espiritual en un contexto científico.
La espiritualidad, por lo tanto, debe distinguirse de la religión, porque gente de todas las religiones, y de ninguna, ha tenido el mismo tipo de experiencias espirituales. Estos estados mentales suelen interpretarse a través de la lente de una u otra religión (amor que trasciende en los cristianos, éxtasis entre los musulmanes e iluminación interior entre los hindúes, por ejemplo) pero no suponen una prueba que corrobore sus respectivas creencias tradicionales, puesto que éstas son incompatibles las unas con las otras.

Tiene que operar un principio más profundo.

El principio de que el sentimiento al que llamamos «yo» es una ilusión. No hay ningún yo o ego específico que viva aisladamente en el laberinto del cerebro. Y el sentimiento de que existe (la sensación de que estamos posados en algún lugar detrás de nuestros ojos, mirando hacia un mundo que está separado de nosotros) puede alterarse o desparecer totalmente.
Habitualmente pensamos en estas experiencias de auto trascendencia en términos religiosos, sin embargo no hay nada de irracional en ellas.
Tanto desde un punto de vista científico como filosófico representan una comprensión más clara de tal como son las cosas.
La profundización en esta forma de entender y la eliminación de la ilusión del yo es la visión personal que tengo cuando hablo de «espiritualidad«.

espiritualidad
La Navidad todavía puede ser vista como un tiempo de visión hacia el futuro, con cada día que representa un mes zodiacal en el año por venir.
Esta Luna Llena nos invita a confiar en nuestra intuición y asociarse con los que van en la misma dirección.
Celebra este poderoso momento de manera que tenga el mayor significado para ti. Date tiempo para vislumbrar tus intenciones para el año que viene. Haz lo que ayude a construir tu luz interior: «No es lo que tienes en el exterior lo que resplandece en la luz, es lo que tienes en el interior lo que brilla en la oscuridad.» Anthony Liccione


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones

Add Your Reply