Luna llena géminis

Revolución espiritual: ​Luna llena en Géminis 6 diciembre 2014


Luna llena géminis

Hemos llegado a un nuevo punto de inflexión crítico. Las Lunas llenas son culminaciones, donde las consecuencias de nuestras elecciones son claras, momento en que debemos decidir si continuar o cambiar de camino.

Esta Luna llena en Géminis ilumina una encrucijada importante, ya que ocurre pocos días antes de otra cuadratura exacta entre Urano y Plutón (14 de Diciembre en 12º35’ Aries-Capricornio), sexta en una serie de siete a lo largo del periodo entre 2012 y 2015.

Urano simboliza individualidad e innovación, rebelión y reforma; Plutón representa nuestros ejes evolutivos, donde nos enfrentamos a nuestros peores miedos, dominamos a nuestra sombra, y ascendemos a un nivel de consciencia más unificado. Urano y Plutón formaron tres conjunciones exactas desde Octubre de 1965 hasta Junio de 1966, y estaban a 20º entre sí desde 1960 hasta 1973, coincidiendo con los derechos civiles masivos, el feminismo, la contracultura, y los movimientos por el medio ambiente, además de saltos cuánticos en la tecnología y la exploración espacial. Las cuadraturas entre Urano y Plutón nos hacen alinearnos con las visiones de igualdad, paz, y colaboración, plantadas durante su conjunción.

Muchos aspectos de esta Luna llena resaltan la imperativa por una revolución espiritual – un cambio dimensional en la consciencia de dualidad a unidad, de la ilusión de la separación a la realización de la divinidad inherente e interconexión.

Mercurio, el Sol, Ceres, y Venus están todos en Sagitario, el signo más involucrado en la búsqueda de la verdad, significado, y comprensión de nuestro rol en el gran esquema de la creación. Mercurio, el planeta más asociado con Géminis, está cercamente conjunto al Sol, e incluso más cercano en la cuadratura con Quirón en Piscis, enfatizando que no solo necesitamos un cambio de mentalidad, si no también de corazón – las cuadraturas llaman a un cambio de perspectiva; de no ser así, continuamos engendrando variaciones de los mismos problemas. Cuando percibimos y elegimos desde el corazón, somos capaces de avanzar de competición a cooperación, de aislamiento a comunidad, del miedo al amor.

El 6 de Diciembre, el Sol hace su conjunción anual con el Gran Atractor, localizado en 14º Sagitario. Nuestro sistema solar, junto a los billones de estrellas en nuestra galaxia la Vía Láctea, gravita hacia una gran masa en el espacio llamada el Gran Atractor. El pasado Septiembre, los astrónomos descubrieron que nuestra galaxia forma parte de una aglomeración mucho mayor, Laniakea – Un supercúmulo inmenso compuesto por otras 100,000 galaxias, las cuales están siendo atraidas hacia el Gran Atractor y radian cantidades enormes de ondas de radio y otras formas de energía electromagnética. La gravedad modifica  la luz, y la luz codifica información, así que cualquier cuerpo cósmico alineándose con estas fuentes de transmisión tan poderosas abre un agujero de gusano (un atajo en el tiempo y espacio), permitiéndonos comprender cosas normalmente escondidas o fuera de nuestros campós de percepción.

Júpiter, el planeta más grande de nuestro sistema solar y regente tradicional de Sagitario, entra en trígono con el Sol en esta Luna llena, al igual que Urano en Aries, amplificando aun más nuestra percepción ante nuevas posibilidades y mayores realidades. El 8 de Diciembre, Júpiter se estaciona retrógrado en 23º Leo, aparentando movimiento hacia atrás hasta el 8 de Abril, 2015, cuando se vuelve directo en 13º Leo. Mientras retrógrado, Júpiter facilita el soltar las creencias limitadas y experimentar nuevas verdades.

ann davisEsta Luna llena nos recuerda: “Antes de que podamos recibir la pura verdad sobre cualquier cosa, tenemos que estar preparados para ignorar lo que nos gustaría que fuera cierto. Y antes de que podamos recibir completa verdad sobre cualquier cosa, tenemos que amarla.” (Ann Davies)


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones