La fortaleza de mostrarnos vulnerables


astrologia

El sextil del Sol a Plutón sigue siendo una influencia de fondo el lunes y actúa como un catalizador para cambios personales muy potenciadores. Sin embargo, la Luna del Primer Cuarto en Acuario en cuadratura al Sol en Escorpio puede hacer emocionalmente difícil remodelarnos a nosotros mismos. Con ambos signos de naturaleza fija la adaptación requiere esfuerzo. Mostrarnos abiertos sobre nuestras luchas privadas nos ayuda a separarnos de ellas, y nos facilita percibir los puntos de vista alternativos. Puesto que la Luna también hace un trígono a Júpiter, expandirnos sobre lo que creemos que es verdad también nos da una imagen más precisa. Las exigencias emocionales del cambio se alivian cuando la Luna hace un sextil a Urano.

Un sextil lunar a la dulce Venus abre nuestros corazones y nuestras mentes el martes. La Luna entonces se sumerge en el místico Piscis, suavizando nuestras respuestas y haciéndonos más emocionalmente receptivos. Puede ser difícil establecer límites claros, pero nuestro anhelo de conexión divina puede inspirar la comunión espiritual. Bajo esta atmósfera fluida, la entrada de Marte en Acuario llena nuestros tanques de aire mientras estamos inmersos bajo el agua, y nos anima a intentar tácticas poco convencionales para lograr nuestros objetivos. Con la influencia del caritativo Piscis y el humanitario Acuario, los esfuerzos en equipo para apoyar nuestras causas más queridas pueden canalizar esta energía de manera productiva.

La Luna hace una conjunción al fantástico Neptuno el miércoles, pero las fantasías son perseguidas por Marte cuando realiza una semi-cuadratura a Saturno. La falta de confianza puede ser una piedra con la que tropecemos, pero unirse a los que han andado el camino antes que nosotros nos ofrece un apoyo esencial. La cuadratura de la Luna en Piscis a Saturno podría hacernos sentir como si fuera demasiado difícil. El idealismo tiende a generar frustración con reglas y regulaciones. Recuperamos nuestro poder cuando la Luna hace un sextil al feroz Plutón, y luego podemos fluir con los cambios cuando la Luna hace un trígono al Sol en Escorpio.

Tanto en astrología como en la vida real con el poder viene la responsabilidad, especialmente el jueves cuando Saturno haga un semi-sextil a Plutón. Es posible que haya que renunciar a ciertos compromisos para recuperar la estabilidad o el control. El trígono de la Luna en Piscis a Mercurio ayuda a que nuestros pensamientos fluyan, pero podríamos estar confundidos acerca de lo que vale la pena mantener y lo que no merece la pena, cuando la Luna cuadra a Venus por la tarde. La entrada lunar en Aries aleja cualquier tipo de incertidumbre. Sintiéndonos más capaces y rudos ahora, estamos dispuestos a asumir mayores desafíos, pero la impetuosidad puede ponernos rápidamente en problemas. Las cabezas se enfrían cuando la Luna hace un sextil a Marte en Acuario.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones