La clave esencial para alcanzar tus objetivos con ayuda de la astrología


Este miércoles nos encontraremos con una sensación de ser más pacientes y considerados, cuando la Luna se mueva hacia Tauro, rendido a Venus.
Utilizar nuestros recursos de manera efectiva se convierte en el asunto principal en este signo práctico.

Alguna distracción es posible que aparezca con la semi-cuadratura de Mercurio con el vago Neptuno, pero nos guía de regreso el siguiente trígono de Mercurio al sensible Saturno (Aries-Sagitario).

Bajo la superviviente Luna en Tauro, el trígono de Mercurio a Saturno nos hace pensar en nuestra seguridad a largo plazo, por lo que organizar nuestras finanzas, llamar al director del banco o hablar con nuestro padre o nuestro abuelo son todos eficaces en la creación de una base de apoyo.

La entrada del sabio guerrero Pallas en Aries nos recuerda que es importante tener aliados para futuras batallas.

Precisamente esta mañana leía el libro de Adam Gazzaley, La mente distraída, y al analizar los tránsitos del día he considerado el asunto de la distracción (semicuadratura Mercurio-Neptuno).

El libro se encuentra lleno de buenas ideas. Si tuviera que resumir el libro en unas cuantas frases diría lo siguiente:

Plantea que vivimos en un mundo de distracciones, especialmente las digitales: Internet, Redes sociales y Smartphone.
Dichas distracciones interfieren en nuestras metas. Define por lo tanto las distracciones como «piezas de información hacia objetivos irrelevantes.
Las distracciones pueden ser de dos tipos: internas (mente distraída, reflexiones…) y externas (alertas del móvil, clics aquí y allá…)

La solución que propone podría resumirse en entender cómo trabaja nuestra mente y desarrollar estrategias para mitigar la tendencia a las distracciones.

Otro concepto interesante es que la velocidad de la vida actual nos impide disfrutar de las cosas que mantienen un ritmo más lento, reduciendo nuestra tolerancia al aburrimiento (por tanto a mantenernos concentrados); si unimos la permanente necesidad de mantenernos siempre alertas ante la última novedad (el miedo a perdernos algo «importante»), lo que genera ansiedad, y la avalancha de información y el fácil acceso a ésta, pasamos a ser como pequeñas ardillas correteando de aquí para allá en busca de comida.

Recomienda que cada día aclaremos cuáles son nuestras prioridades, con confianza eliminemos nuestras distracciones dentro de lo posible y trabajemos de principio a fin en lo que tengamos que hacer (concentrada y enfocadamente)

Debemos ser conscientes y entender mejor cómo impactan en la calidad de nuestra vida el aburrimiento, la ansiedad y el acceso a tantas distracciones.

Propone, entre otras, algunas recomendaciones básicas.

  • Desconectar cualquier aparato eléctrico al menos una hora antes de irnos a dormir.
  • Desconectar el teléfono cuando nos reuniros o interactuamos con nuestros seres queridos
  • Dejar de utilizar el teléfono mientras conducimos (existe un riesgo 23 veces mayor de sufrir un accidente)
  • Y la más importante: 20 minutos de ejercicio diario.
  • Y el que pueda… meditar 5 minutos al día.

Cada día procuro encontrar significado al análisis de los tránsitos y aplicarlos (con contundente simpleza) a mi vida diaria.

Todos los grandes entrenadores repiten una y otra vez que al final lo que importa es repetir y repetir las habilidades básicas de cualquier disciplina que se practique (sea artística, deportiva, intelectual…).

En astrología un patrón básico es el análisis de los planetas en los signos.

Al analizarme en busca de posibles distracciones que me alejen de mis objetivos diarios he encontrado que una de las principales es la actividad incesante de mi mente, tratando de buscar siempre el lado oculto de las cosas, tratando de descifrar el significado último.

Sin más consideraciones lo que he hecho ha sido reflexionar sobre Mercurio en Escorpio, presente en mi carta astral, y por lo tanto en mi vida.

Aunque puedo confirmar al cien por cien que me comporto tal cual indica esta posición planetaria (sin tener en cuenta aspectos u otras consideraciones o sutilezas astrológicas: la búsqueda de lo básico), aún así he querido recordar lo que en su día incorporé a la interpretación de dicha posición en el programa Astroworld.
Reproduzco aquí una parte de la interpretación ya que a pesar de todo me ha vuelto a sorprender (búsqueda de lo básico).

Parte del la interpretación de Astroworld para Mercurio en Escorpio:

«Con Mercurio en Escorpio, te intrigan los misterios de la vida, especialmente todo lo relacionado con el sexo y la muerte. No te bastan las explicaciones superficiales, sino que quieres indagar profundamente y descubrir la esencia desnuda de las cosas. Te fascina todo lo que es secreto u oculto, y sientes la necesidad de penetrar hasta el núcleo de un asunto y descubrir lo que yace bajo la superficie….
……. Debes aprender a ver las cosas con más objetividad, y no dejar que sentimientos como el deseo y el odio influyan en tu juicio y cubran tu sentido común.»

A partir de ahora procuraré ser más consciente de esa «necesidad» de descubrir el significado último de todo.
Cuando sienta el impulso de dejar lo que estoy leyendo o trabajando e ir a buscar en internet, el significado de cual o tal cosa o el origen de esto o aquello… tomaré consciencia y continuaré en el trabajo que lleve por delante.

Sabré que en realidad no resulta necesario para el asunto entre manos, sino que es una necesidad más que me distrae de mis objetivos.

Espero que sirva de algo.
Un saludo y hasta la próxima.
Francisco.
Astroworld

PD. ¿La clave esencial? No te distraigas. Y utiliza tu carta astral para conocerte mejor.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones