Febrero astrológico


astrologicoNos despedimos de enero de 2016 dando paso al febrero astrológico cuando Mercurio haga una cuadratura a Urano (17° 08′ Capricornio-Aries) este domingo día 31 de enero. Debido a esta cuadratura puede haber consecuencias en base a las conversaciones que se produjeron a principios de semana. Nuestros pensamientos pueden ser difíciles de expresar; explicar nuestro razonamiento puede ser difícil, especialmente si nuestras ideas se inspiraron sobre los niveles más altos de nuestro ser.

Afortunadamente, la Luna en Escorpio puede ayudarnos a llegar al corazón de los temas que hayan aparecido, a través de un trígono a Neptuno y un sextil a Venus. Vamos a obtener una mayor claridad sobre la situación de los proyectos actuales – y los conflictos – cuando el último cuarto antes de la Luna Nueva se produzca por la tarde.

Y ¿qué pasa con esos dos ciclos sinódicos (el periodo sinódico es el tiempo que tarda un objeto en volver a aparecer en el mismo punto del cielo respecto al sol, cuando se observa desde la Tierra.) con los que hemos estado trabajando con los últimos dos meses?

Urano y Plutón se mantienen dentro de los dos grados de la cuadratura hasta mediados de marzo, manteniéndonos en una especie de estado de adivinación sobre cómo los tiempos de transformación que hemos estado viviendo en estos últimos tiempos se alejan definitivamente.

Sin embargo, al despedirnos de enero, Saturno y Neptuno se separan más de cinco grados de su cuadratura exacta, lo que nos da un poco de respiro, ya no tendremos que integrar las energías de ambos ciclos de gran alcance al mismo tiempo. Justo después la tensión de la cuadratura Urano y Plutón comienza a aliviarse en marzo, la influencia de la cuadratura Saturno-Neptuno se iniciará de nuevo, para ser nuestro compañero de viaje hasta principios de otoño.

Febrero astrológico

Febrero comienza con un quincuncio irritable y «calentito» entre Marte y Urano, el 5 de febrero, y este dúo inflexible juega con la Luna Nueva en Acuario el 8 de febrero. El inicio de nuevos asuntos es característico cuando la Luna y el Sol se unen, pero la cuadratura de esta lunación (luna nueva: conjunción Sol-Luna) a Marte puede impulsarnos a actuar de manera impulsiva y sin pensar las cosas demasiado bien.

Un sextil entre la Luna Nueva y Urano sugiere que un enfoque mental abierto enfriará el impulso marciano para cargar por adelantado. La entrada de Mercurio en Acuario el 13 de febrero lleva esto un paso más allá, conectando espontáneamente los conceptos previamente no relacionados. Nos veremos entonces empujados a desarrollar estas ideas cuando Marte retrógrado haga un sextil a Júpiter el mismo día. Tener coraje y creer en nosotros mismos nos puede llevar adelante.

El primer cuarto creciente antes de la Luna Llena, el 14 de febrero, podrá contemplar algunas tensiones entre enamorados el día de San Valentín, ya que la necesidad de la Luna en Tauro por el amor y la seguridad entrarán en conflicto con la necesidad del Sol en Acuario de más espacio. La aceptación de las diferencias del otro nos une más. Venus ayudará en todo este proceso al entrar en el amante de la libertad, Acuario, el 16 de febrero, inclinándonos a apreciar perspectivas alternativas. El ingreso del Sol en Piscis el 18 de febrero cambia la atmósfera cósmica desde cerebral emocional. A medida que avanzamos hacia el nuevo año solar, empezaremos a sentirnos atraídos hacia nuevos estados de reflexión espiritual. Esta vibración compasiva continúa el 22 de febrero con la Luna Llena en Virgo oponiéndose al caritativo Neptuno en Piscis.

Sin embargo las sesquicuadraturas (aspecto de 135°) de la Luna a Urano y Plutón pueden desencadenar sobreexcitados apretones de manos mientras tratamos desesperadamente de estar a la altura de nuestros ideales. Cualquier cosa menos que todo sea perfecto puede generar ansiedad o cierta crisis, pero la atención al detalle y un enfoque detallado nos pueden ayudar a manifestar nuestros sueños. La carta de la Luna Llena también contiene una tensa T-cuadrada, ya que Júpiter se opone a Quirón (exactamente el 23 de febrero) y ambos están en cuadratura con Saturno en Sagitario. Este figura formado por estos aspectos ejercerá una influencia global hasta finales de marzo. El fiel y disciplinado Júpiter en Virgo aboga por practicar lo que predicamos, pero la oposición de Quirón y la cuadratura de Saturno puede significar que sea necesario rechazar las enseñanzas obsoletas con el fin de construir una filosofía más madura y evolucionada. Encontrar las prácticas que tengan más significado para nosotros y la integración de nuestras fuentes de inspiración nos permitirá desarrollar con cautela nuestras propias creencias personales.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones

Add Your Reply