El reinado de Leo


leoLa cuadratura Júpiter Saturno que jugó un rol en el día de la cuadratura en T de Saturno es exacta el Lunes de madrugada (28º17’ Leo Escorpio). Algunas de las preguntas más pesadas que consideramos a lo largo del fin de semana rondarán nuestras mentes a medida que empieza la semana laboral. Pero un corto gran trígono de agua entre Saturno, Marte y la Luna en Piscis reduce a mediodía parte de la tensión y nos ayuda a sincronizarnos con nuestras necesidades emocionales y espirituales. Nuestras prioridades se vuelven más claras cuando son productivas, el protector Ceres entra en el ambicioso Capricornio entrando en la tarde. Pero necesitaremos ser cuidadosos de no caer ante viejos hábitos de impulsividad cuando la Luna se mueva hasta Aries y haga una conjunción con el Nodo Sur unas horas más tarde.

El Martes 4 de agosto de 2015 puede resultar difícil mantenerse concentrado en tareas y responsabilidades, con Júpiter y Venus alineados en Leo. Como planetas individuales, tanto Venus como Júpiter son propensos a disfrutar de los placeres de la vida – y cuando estén en conjunción, es un momento excelente para juntarse con amigos o alzar los pies un rato. Este sería un gran día para empezar unas vacaciones, o por lo menos tomar un descanso. Con esta conjunción en el espontáneo Leo, denegar nuestro deseo de relajarnos o divertirnos será incluso más duro, especialmente si ya nos sentimos aburridos con la rutina diaria. Plutón también tiene voz en los asuntos del día, estando en cuadratura con la Luna en Aries y sesquicuadratura (135º) tanto con Júpiter como con Venus. Algunas de las decisiones que tomamos pueden ser movidas por necesidad que aún no hayamos reconocido conscientemente. Merecerá la pena entender nuestras motivaciones más profundas antes de emprender una causa o cualquier tipo de actuación y considerar que no todos apoyarán los riesgos que decidimos tomar.

El Miércoles Saturno nos trae de vuelta a la tierra a través de una cuadratura con venus por la mañana. Nuestras excursiones del día anterior pueden haber retrasado nuestros proyectos, causado problemas con algún amigo que no haya sido incluido, o requerido que gastemos más dinero de lo que podamos afordar razonablemente. Eventualmente, esta cuadratura Venus Saturno nos ayuda a ver donde necesitan trabajo las relaciones existentes, nos da un comprobante de la realidad en temas financieros, y puede proveer la oportunidad para discusiones serias sobre diferencias en valores. Afortunadamente, dos aspectos favorables justo al entrar en la tarde pueden hacer mucho para aliviar estas tensiones: un trígono Luna Mercurio nos ayuda a expresar nuestros sentimientos, y un trígono entre Plutón y el asteroide Juno apoyan nuestros esfuerzos para alcanzar el corazón de los problemas en las relaciones. Todavía tendremos que trabajar en algunos desacuerdos, dada la contenciosa cuadratura Luna Marte a media tarde – pero una vez superemos ese bache en el camino y recuperemos el equilibrio, trígonos relajantes entre la Luna, Venus, y Júpiter nos ayudarán a tranquilizarnos y liberar la tensión. Entonces, cuando la Luna entre en Tauro avanzada la tarde, estaremos más que listos para disfrutar de una pacífica velada. Este tono calmado será potenciado por los efectos estabilizantes del trígono Marte Saturno (28º17’ Cáncer Escorpio) que es exacto tras medianoche. Este aspecto armonizante puede ayudarnos a tomar responsabilidad en nuestra parte de los desacuerdos anteriores, del mismo modo que nos permite acercarnos a los problemas emocionales con mayor honestidad y objetividad.

Mercurio será muy activo durante el Jueves, empezando con una conjunción al retrógrado Venus en Leo a primera hora de la mañana. Las conversaciones en el desayuno pueden traer problemas en las relaciones que necesitarán resolución, especialmente si todavía alguien se siente poco amado o inapreciado. Al caer la tarde, una cuadratura Mercurio Saturno marca con claridad los lugares donde las líneas de la comunicación se han quebrado. Puede ser posible encontrar parte de la solución en darnos cuenta de que algunas de las palabras fueron dichas sin considerar cómo afectarían a la otra persona. No mucho tiempo después, Mercurio y Plutón forman una desagradable sesquicuadratura, haciendo que nuestros intentos de comunicación sean todavía menos exitosos. Este aspecto nos urge a echar un vistazo honesto a cualquier motivación escondida que pueda haber inspirado nuestros comentarios. La Luna de Cuarto Menguante a última hora de la tarde es nuestra oportunidad para resolver el conflicto hasta cierto punto. Si nos amoldamos a la Luna en Tauro, podremos obtener un sentido de cómo traer serenidad a la situación, pero con el Sol en Leo tendremos que asegurar que honramos las necesidades más profundas de cada persona en lugar de poner un vendaje temporal en las heridas.

Mercurio entra en el práctico Virgo el Viernes a mediodía, ayudándonos a concentrarnos en las tareas rutinarias del día y proveer una distracción de las tensiones recientes. Pero con Ceres opuesto a Marte y quincuncio Júpiter todavía tendremos que atender a cualquier punto emocional doloroso que quede en el ambiente, ya sea nuestro o de otra persona. El tono se vuelve serio al acercarse la velada, a medida que la Luna en Tauro se opone a Saturno en Escorpio. Por mucho que nos gustaría que la vida fuera simple, hay momentos en que tenemos que lidiar con la realidad de los sentimientos y relaciones complejas. Pero si nos mantenemos despiertos lo suficientemente tarde, podremos conseguir la ventaja del ingreso lunar en el conversacional Géminis, lo cual nos invita a relajarnos y hablar de temas con una naturaleza menos emocional.

Puede que sintamos un vago sentido de confusión mientras dure la cuadratura de la Luna en Géminis con Neptuno durante el Sábado. Las conversaciones pueden resultar difíciles de seguir, y nuestros propios pensamientos pueden vagabundear tan fuera de curso que perdamos la noción de lo que estábamos comentando antes de finalizar la frase. Pero los juegos empiezan realmente en el momento en que Marte entra en el juguetón Leo por la tarde. En las próximas siete semanas nuestra confianza tendrá un empujón, y deberíamos tener más valor a la hora de asumir riesgos. Marte en Leo también nos inspira a participar en actividades que verdaderamente disfrutemos, especialmente deportes en equipo y otras formas de ejercicio físico donde podamos experimentar un sentimiento de pertenencia.

Quizá para darnos tiempo en ajustarnos a la energía elevada provista por el ingreso de Marte en Leo, el Domingo es un día de descanso sin tránsitos importantes que involucren a los planetas exteriores. Incluso la actividad de la Luna en Géminis será templada, únicamente con sextiles para mantener la energía en movimiento. Específicamente, un sextil Luna Urano a última hora de la mañana nos impulsa a probar nuevas actividades o aprender algo nuevo, mientras un sextil Luna Venus tarde en la noche nos ayudará a disfrutar de la compañía de un amigo o ser querido a medida que terminamos el fin de semana.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones

Add Your Reply