Eclipse Solar en Cáncer: descubre las sombras que te oscurecen


El martes 2 de Julio de 2019, la unión mensual entre el Sol y la Luna ocurre en Cáncer. La Luna Nueva nos llama la atención sobre temas relacionados con nuestra seguridad y sentido de pertenencia. Esta lunación es también un eclipse total de Sol y, por lo tanto, puede revelar sombras de lo profundo del pasado que nos impiden iluminar nuestra luz en el mundo.

Es importante que dediquemos tiempo a analizar el lugar dónde nuestros problemas de la infancia pueden haber eclipsado nuestra vida adulta. La Luna también se encuentra con el Nodo Norte, lo que aporta más información sobre nuestras capas emocionales.

Luna nueva – eclipse solar en Cáncer

Este eclipse solar total presenta una Luna Nueva muy cargada en su signo, Cáncer, relacionada con la vida familiar, la crianza de los hijos, así como las lealtades a otros clanes o tribus a las que pertenecemos. Los eclipses a menudo coinciden con algo o alguien que se oculta o se descuida.

Con la Luna involucrada, esto puede ser una actuación inconsciente o estar relacionado con una falta de atención desafortunada. Es posible que hayamos descuidado a alguien más que a otros; prestando atención constante a un miembro de la familia, un amigo o un ser querido, al tiempo que no notamos las necesidades de otros, quizás debido a nuestras propias circunstancias. Si hemos descuidado injustamente a alguien, esto pronto podría volverse más obvio.

El impacto de un eclipse puede ser inmediato o puede tardar hasta seis meses en manifestarse. Si quieres entender mejor cómo trabajarlo en tu carta natal aquí tienes un artículo que te ayudará.

El eclipse también involucra los nodos de la Luna porque, donde ocurre un eclipse, inevitablemente también hay un eje nodal lunar cerca (dentro de los 18 ° del Sol). Este eclipse en Cáncer está en conjunción con el Nodo Norte pero opuesto al Nodo Sur y Saturno.

Saturno es el maestro planetario de los controles y balances, como una combinación de un centinela y el intendente del ejército, asegurando que nada se salga de control y que todo esté en su lugar correcto. Alguna forma de esta rigurosidad puede aplicarse de manera constructiva al hogar, en áreas que no han recibido suficiente atención, tal vez debido a un estilo de vida ocupado o una fase de incapacidad.

Los Eclipses pueden tener un impacto mayor que otros eventos lunares, por lo que también puede haber problemas para manejar los “movimientos hogareños” y los cambios familiares.

Pensando en el eclipse en términos de signos, planetas y sus respectivas estaciones, podemos ver que Cáncer está relacionado con el verano y la vida próspera; su regente natural, la Luna, se conecta con la fertilidad, la maternidad y la entrega inicial de la vida.

Capricornio y su regente, Saturno, en el otro extremo de la escala, se relacionan con el invierno, el declive y la degeneración. Estos son todos los puntos clave en los ciclos naturales y siempre cambiantes.

El eclipse solar, con la Luna en Cáncer que oculta al Sol, es un momento para pensar más en lo que nos da la vida. ¿Dónde deberíamos invertir energía en nuevo crecimiento? ¿Qué prepararemos para dejar ir? Es posible que no tengamos tiempo u otros recursos para mantener todas las líneas de vida a las que podemos acceder.

A veces no es del todo obvio lo que evoluciona hacia la abundancia en nuestras vidas y aquello que decae. Podemos tener una percepción más aguda de tales desarrollos en torno a este eclipse. Si, por alguna razón, no vemos venir algo, la ventana de seis meses debería darnos tiempo para aclarar cómo sopla el viento…

Saturno permanece fuertemente situado en su signo, Capricornio. Y dada su estrecha relación con el Nodo Sur, hay un poderoso retroceso al pasado. Es posible que una vez más debamos abordar los estilos tradicionales de abordar la educación de nuestro hijos (su crianza) frente a los modernos, así como la forma en que nosotros, como adultos, cuidamos a nuestros parientes mayores.

Algunas personas también sentirán la falta de lazos familiares, especialmente si la muerte y la enfermedad han pasado factura. Este puede ser un momento para buscar nuevas fuentes de conexión y sustento emocional y físico. Otros intentarán construir defensas contra un futuro incierto, mientras que Saturno se encuentre en sextil a Neptuno.

El Sol y la Luna también se encuentran en cuadratura a Quirón, lo que demuestra que, aunque dar pasos hacia cualquier tipo de sanación personal puede ser un trabajo difícil, es perfectamente posible llegar a ese destino feliz.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones