Doctor Quirón: cuida tu alimentación


quiron

La sobreexcitada sesquicuadratura del Sol (135 °) a Neptuno de este lunes puede hacer que sea difícil de quitarnos de encima nuestras pesadillas, pero los trígonos de la Luna a un motivado Marte y a un centrado Plutón nos proporcionan la posibilidad de saltar de la cama y prepararnos para cualquier desafío que tengamos por delante. Con la Luna en el físico Tauro, algunos estiramientos musculares pueden recordarnos nuestra propia fuerza. Pallas (asteroide de la sabiduría, la estrategia, la negociación) se vuelve directo en Acuario, y despeja la mente y nos ayuda a encontrar soluciones ingeniosas a nuestros problemas, sin necesidad de recurrir al conflicto. Después de un día productivo, un hambriento sextil de la Luna al Dr. Quirón nos recuerda la ventaja de comer alimentos saludables para mantener el cuerpo en buenas condiciones de funcionamiento.

La vivaz Venus entra en el aventurero Sagitario el martes. En este signo mutable se sienten atraídos por una serie de experiencias significativas (y a veces por la gente) que incrementan nuestras «papilas gustativas»,  enriqueciendo nuestra comprensión del mundo. este establecimiento de conexiones se pone de relieve cuando la Luna entra en el hablador Géminis, pero podríamos sentirnos incómodos con quienes tienen diferentes valores cuando la Luna se opone a Venus.

La comprensión llega con un trígono de Luna al sabio Júpiter, aunque un exceso de información nos puede llevar por mal camino cuando la luna haga una cuadratura al nebuloso Neptuno.

Marte forma una poderosa conjunción con Plutón (15° 03′ Capricornio) el miércoles 19 de septiembre de 2016. Esta estruendosa pareja forma el vértice de una T-cuadrada con una oposición Mercurio-Urano, electrizando de este modo una atmósfera ya tormentosa. Existe una presión y cierta ansiedad por tomar medidas con el fin de recuperar el control, pero hay que medir nuestras posibilidades antes de saltar hacia delante. El descoordinado quincuncio de Mercurio a Quirón (21° 28 ‘ Libra-Piscis) sugiere que existen lagunas en nuestro pensamiento. Vesta (asteroide de la concentración y la devoción) que entra en el dramático Leo hace de la autoexpresión un acto sagrado. La desventaja es que podemos estar tan centrados en nuestro propio rendimiento que nos olvidamos de nuestros compañeros de juego.

La oposición del jueves de Mercurio al revolucionario Urano puede significar una noche sin dormir, pero si es debido al estrés o la excitación depende de lo bien que hagamos frente al cambio. La entrada de la Luna en el acuoso Cáncer nos saca de nuestras cabezas y nos lleva hacia nuestro corazón. La Luna en Cáncer nos muestra nuestra madre interna, pero con el Sol opuesto a Ceres (28° 14’ Libra-Aries), podríamos estar fuera de contacto con lo que realmente necesitamos. En consecuencia, podríamos sobre compensar ingiriendo alimentos «cómodos», que nos producen satisfacción y requieren poco esfuerzo en su obtención o elaboración; también es posible que se produzca cierto afecto asfixiante cuando la luna haga una cuadratura a Júpiter. La creencia en nosotros mismos proporciona el sustento que anhelamos.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones