De Virgo a Libra


virgoEl Jueves la Luna en Virgo es de nuevo el jugador más importante, empezando el día con un vigorizante trígono a Plutón en Capricornio que nos permitirá sentir que podemos cumplir cualquier objetivo que marque nuestra mente. Pero habrá que tener cuidado con herir inadvertidamente los sentimientos de los que se encuentren a nuestro alrededor a la hora de comer, cuando una oposición Luna-Quirón vuelve a todo el mundo más sensible de lo habitual. Un tema similar ocurre durante las últimas horas de la tarde, cuando la Luna se sitúe en cuadratura a Mercurio en el amante de la diversión, Sagitario; puede que algún chiste se tome a mal. La posterior conjunción Luna-Júpiter podrá servir para aligerar el ambiente, si nos sincronizamos a las cualidades de generosidad y adaptabilidad de Virgo, dejando de preocuparnos en qué asunto nos fue mal exactamente.

Con Mercurio cuadratura a Júpiter antes de la primera luz del Viernes (21º23’ Sagitario-Virgo), algunos de los problemas del día anterior puede que aparezcan dentro de nuestras conversaciones. Los mayores inconvenientes podrían ser pensar más de lo necesario y verbalizar demasiado, dada la inclinación de Júpiter de hacerlo todo a lo grande. El alineamiento de la Luna con el Nodo Norte en Virgo de media mañana puede que nos permita volver al camino, ya que empezaremos a centrarnos en encontrar soluciones en lugar de revivir los sentimientos heridos. Una vez haya entrado la Luna en el conciliador Libra, nuestro deseo de armonía nos sugerirá que construyamos puentes sobre las grietas que puedan haberse formado. Sin embargo, con Venus empezando su tránsito de veinticinco días en el transformador Escorpio, puede que nos veamos impulsados a explorar los problemas de relaciones con mayor profundidad.

Cuando nos despertemos en la mañana del Sábado, el sextil de la Luna en Libra con el estabilizante Saturno nos permitirá sentir más confianza en nuestros esfuerzos de reparar los problemas en las relaciones. A lo largo del día, los aspectos planetarios nos permitirán ser más sensibles con las necesidades de cada uno, especialmente alrededor del mediodía cuando la Luna entra en trígono con Ceres en Acuario. Querremos aprovechar las oportunidades para limar asperezas temprano en el día, ya que las horas de la velada proveerán aspectos lunares más intensos. En sucesión rápida, empezando a media tarde, la Luna hará en primer lugar un sextil al Sol, luego conjunción a Marte, y termina con cuadratura a Plutón alrededor de una hora después. Con estos aspectos, las reacciones emocionales serán más fuertes de lo esperado. Podremos encontrarnos dudando si la Luna en Libra realmente ha creado más armonía, o si simplemente hemos minimizado nuestras verdaderas necesidades a cambio de la apariencia de calma.

Los problemas sin resolver seguirán causando disrupciones el Domingo. Con el Sol sextil Marte (13º57’ Sagitario-Libra), puede que nos convenzamos de tener razón (lo cual usualmente implica que la otra persona se equivoca) y sentir un imperativo a expresar todos nuestros pensamientos y opiniones. Mientras que esta perspectiva puede ser viable a veces, la cuadratura Marte-Plutón (14º12’ Libra-Capricornio) del mediodía hace poco probable que nuestra asertividad vaya bien. Los problemas se entrelazarán especialmente por la tarde debido a este tenso aspecto, seguido por los quintiles (72º) Mercurio-Neptuno y Venus-Plutón. Los aspectos quintiles proveen de una fuerza creativa, sin resultados positivos ni negativos, dependiendo de la compatibilidad de los signos y planetas involucrados. Con Mercurio en el feroz Sagitario y Neptuno en el acuoso Piscis, a medida que las palabras caen de nuestros labios puede que nos preguntemos dónde se ha metido nuestra lucidez, ya que sentiremos nuestros pensamientos brillantes antes de tratar de verbalizarlos. La gracia salvadora llegará avanzada la tarde, cuando un quintil Venus-Plutón en los armoniosos signos de Escorpio y Capricornio reducirá algo la tensión, incitándonos a encontrar soluciones creativas ante los problemas con las relaciones. A media tarde, un corto pero motivador sextil Luna-Mercurio podría permitirnos transmitir nuestra verdad mientras tenemos en cuenta la mejor forma de que la otra persona sea capaz de escucharla.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones