Astrología para la tercera semana de diciembre 2014


astrología

El lunes 15 de diciembre de 2014 podrá ser algo sensible gracias a una cuadratura de la Luna en Libra al planeta regente de este signo, Venus, por la mañana. Pero a mediodía, un trígono constructivo entre la Luna y Marte provee energía e iniciativa para devolvernos al camino productivo. Sin embargo, el día acaba con relámpagos en los cielos, y truenos en el corazón debido a una oposición lunar al eléctrico Urano por la noche y cuadratura al saqueador Plutón minutos después. Es comprensible tratar de reducir los fuegos de la disrupción, descontento, y desconfianza, pero liberar la presión con una explosión emocional de movimiento rápido, o atender los problemas profundamente arraigados sería más útil.

El martes 16 empieza con optimismo debido a una sesquicuadratura indulgente entre Venus y Júpiter por la mañana. Demasiado de algo bueno puede resultar más caro de lo previsto, así que, templa el apetito por el amor, la aprobación, y las compras con una buena dosis de sentido común. La atmósfera alegre se sostiene por el sextil de la Luna a Júpiter al llegar la tarde. La seriedad en el pensamiento llegará con el movimiento de Mercurio al razonable Capricornio por la noche. Afortunadamente, un sextil entre el Sol y la Luna algo más tarde debería proveer algo de comodidad.

El miércoles 17 los sentimientos crecen con profundidad y vapor con el ingreso lunar en el profundo Escorpio por la mañana. Es tentador obsesionarse con nuestras carencias, y esto podría ser beneficioso si utilizamos esta percepción para revelar patrones ocultos y motivar la acción constructiva. Un sextil entre la Luna y Mercurio poco después, por la mañana, hace más fácil ver y comunicar nuestras emociones a los demás desde un punto de vista objetivo. El trígono de la Luna a Neptuno por la tarde es una fuerza de curación que puede unir las aguas más oscuras de la psique en un océano de conciencia espiritual más grande.

El único aspecto importante del jueves 18 de diciembre de 2014 es un sextil Luna-Plutón por la mañana que resulta excelente para saber que lanzar y donde poner nuestra pasión con eficiencia. Esto sirve para proveer de atención emocional con el tránsito lunar de Escorpio, signo hogar de Plutón.

Puede haber algunas nubes oscuras y duda el viernes cuando la escéptica Luna en Escorpio se une a Saturno a mediodía. Pero este tránsito hiperrealista puede mostrar exactamente la posición en que nos encontramos, que obstáculos hay por delante, y que nivel de compromiso debemos adaptar para enfrentarnos a ellos. La eficiencia aparecerá en formas creativas con un quintil sorprendentemente efectivo Marte-Saturno también a mediodía. Una influencia estimulante llega con el cambio de la Luna a Sagitario por la tarde. Este tránsito visionario nos permite dar un vistazo más allá de los límites del presente para visualizar un futuro más inspirador. No obstante, podemos fallar a la hora de reconocer problemas menores que requieran de atención inmediata. El tiempo nocturno es el momento adecuado para dejar fluir la fantasía, ya que la Luna entra en cuadratura con el soñador Neptuno por la noche.

El sábado está empaquetado con suficientes eventos planetarios para cubrir una semana entera. Empezamos con un sextil poético, tierno, y charlatán entre Mercurio y Neptuno de madrugada (5º07’ Capricornio-Piscis). Pero jugar la carta sentimental probablemente no funcione cuando el amoroso Venus entra en cuadratura con el radical Urano por la mañana (12º34’ Capricornio-Aries). Las nuevas formas de diversión y revelaciones frescas sobre el valor propio son posibles expresiones positivas de este aspecto socialmente desequilibrante. La habilidad de montar los caballos salvajes de la sorpresa viene con el sabio sextil de la Luna a Marte a media mañana y trígono Urano poco después. En contraste, la conjunción de Venus a Plutón a mediodía sube la apuesta en las relaciones, recordándonos rebuscar para sacar más o dejar marchar y buscar la satisfacción en otra parte. No obstante, las emociones concentradas de este aspecto son contrarrestadas por un sextil Marte-Urano por la tarde.

Pensar más de la cuenta es una de las posibilidades del domingo, con una locuaz sesquicuadratura Mercurio-Júpiter a media mañana. Urano, volviéndose directo durante el transcurso del día, es una tranquila fuerza liberadora que nos apoya a buscar la libertad en las semanas por venir. Pero, una preocupación más inmediata es ganar control y marcar la ruta ya que el Sol entra en el ordenado Capricornio por la tarde. Un tránsito lunar a este signo cardinal de tierra sigue un par de horas más tarde, llegando a la Luna Nueva unos minutos más tarde. Este es un alineamiento con propósito que inicia una nueva temporada, de la misma forma que un nuevo ciclo mensual. La disciplina y un claro sentido de la dirección son necesarias para saltar dentro de esta ola productiva y ser capaces de montarla hasta alcanzar un nivel elevado de resultados. Pueden aparecer problemas de dominio, pero la maestría de uno mismo, la paciencia, y el control emocional son las herramientas primarias para alcanzar los objetivos.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones