Luna Nueva/Eclipse Solar en Géminis

Jueves 10 de junio de 2021, en los cielos disfrutamos de un Eclipse Solar y una Luna Nueva.

Con el Sol y la Luna en Géminis (a un grado de Mercurio), este eclipse nos podrá proporcionar una gran cantidad de información del “cosmos” que nos podrá ayudar, potencialmente, a que la humanidad tome una nueva dirección.

Las Luminarias también realizan una cuadratura con Neptuno y Palas Atenea en Piscis, aportando nuevas percepciones espirituales. 

También existen varios aspectos involucrados en el campo de juego: una cuadratura Luna-Neptuno y una precisa conjunción Sol-Mercurio. 

Esperando entre bastidores tendremos una conjunción entre Urano y Ceres (Tauro), la cual podrá aumentar nuestra comprensión sobre el mundo natural y ayudarnos a conectarnos con los elementales.

La Luna Nueva en Géminis también es un Eclipse anular de Sol, el cual nos irradia luz desde detrás de los bordes de la Luna. Los eclipses, normalmente, coinciden con cambios importantes en nuestras vidas. 

Géminis es un signo con dos cuerpos (y caras); un eclipse en este signo puede indicar que empezamos a dejar de lado la cara familiar que mostramos al mundo para exponer más de nuestro lado oculto. También puede ser que esto lo realice alguien de nuestro entorno cercano.

Esto podría dejar sorprendido a quien no esté acostumbrado a ver este "otro lado" del que disponemos. Es el darnos cuenta de que existe una faceta diferente u oculta, que negábamos o de la cual no nos habíamos percatado antes.

Si podemos aceptar e integrar este aspecto en nosotros mismos, quizás nuestra experiencia vital pueda progresar y desarrollarse a mejor. Lo mismo se aplica si vemos que esto ocurre con nuestras personas allegadas.

A veces, sin embargo, es difícil sentirse cómodo con algo que es claramente diferente a toda experiencia pasada. Por tanto, deberemos darnos un tiempo para poder adaptarnos y aceptar esta nueva faceta.

El Eclipse tiene a Mercurio a su vera, retrógrado. Esto sugiere que es necesario que se produzca una conversación, pero que podemos llegar a tener dificultades para encontrar las palabras, o encontrar la oportunidad adecuada para expresarlas, cuando lo hagamos. 

Los eclipses solares siempre ocurren cuando la Luna es Nueva y, por tanto, los pensamientos, las ideas y las situaciones todavía están en desarrollo. Por este motivo, es normal si nos encontramos con situaciones o cosas que no tengan las líneas claramente definidas, ya que estarán en sus primeras etapas.

Es posible que necesitemos dar tiempo a que aquello que sea necesario que aflore emerja por completo, antes de encontrar la manera correcta de hablar sobre ello.

Géminis en el campo de juego a menudo establece conexiones con hermanos, primos y vecinos. Puede que se desarrollen ciertos eventos que incluyan a algunas de estas personas, hayamos tenido un contacto cercano o no. Incluso podrían convertirse en personas que nos ayuden a abrir puertas, suceso de vital importancia para cualquier plan futuro.

Con Mercurio retrógrado en Géminis, es posible que ya haya habido retrasos frustrantes, o que se están experimentando ahora. 

Sin embargo, este planeta no siempre permanece retrógrado, poco después del 22 de junio, Mercurio está directo de nuevo.

Entonces, las ideas y el papeleo que se unirán y las conversaciones despegarán con una nota más optimista.

Mercurio no es el único planeta que ahora está retrógrado. Saturno también lo está. Así que, aunque dispongamos de algunos preceptos que nos hagan de guía, deberemos volver a revisarlos concienzudamente.

Si volvemos a comprometernos con ciertos términos, condiciones o procedimientos, nos ayudarán a encontrar el mejor camino a seguir para llegar a la decisión que debamos tomar.

Repasar la letra pequeña siempre  puede parecer la tarea menos interesante, pero podríamos sorprendernos al descubrir que, si nos molestamos en leerla podremos llegar a encontrar una respuesta mejor de la que disponemos. De cualquier forma, disponer de una respuesta clara y concisa, sin basarnos en suposiciones, siempre es el mejor camino.

Hay una razón añadida para trabajar más duro en obtener claridad en las respuestas y no dejar nada demasiado al azar: Neptuno realiza una cuadratura al Sol, a la Luna y a Mercurio, lo que agrega una capa de vaguedad - quizás frustrante - a la ya densa atmósfera de los planetas retrógrados. 

No obstante, con el trígono del Eclipse a Saturno podremos animarnos, ya que, aunque un poco fuera del orbe habitual (6°), colocará unos márgenes más definidos dentro de cualquier situación. Si bien Saturno a menudo tiene mala prensa, este planeta puede representar algún tipo de guía o libro de reglas vitales que nos ayude a mantenernos en el camino correcto, a pesar de los desvíos que podamos coger.

La cuadratura de Neptuno, a su vez, puede representar la amenaza de que el mundo de otra persona se desmorone, lo que rara vez es fácil de presenciar, especialmente si apreciamos a la persona a la que le ocurre.

Con Mercurio en cuadratura a Neptuno en Piscis, podrá ser un buen momento para compartir nuestras experiencias más positivas y gozosas entre nuestros seres queridos.



Leave a Comment: