La Revolución Lunar


En la serie de educación astrológica que hemos emprendido hoy le toca el turno a la Revolución Lunar. En otros artículos hemos hablado de la interpretación astrológica y de la Revolución Solar.

La revolución lunar es el resultado de calcular una nueva carta del cielo cada vez que la Luna está en conjunción exacta con la Luna de nacimiento. En la nueva carta del cielo, la posición del nacimiento se mantiene constante a la de la Luna, siendo los planetas los ocupantes de las distintas posiciones, formando distintos aspectos a lo largo del tiempo.

La Revolución Lunar se basa en la vuelta de la Luna a su posición originaria cada 28 o 29 días. Sucede unas 13 veces cada año. La Luna se asocia con las emociones, sentimos y asuntos cotidianos, pero si queremos sacar provecho de éstas deberemos hacerlo poniéndolas en conjunto a las Revoluciones Solares. Así, las 13 revoluciones lunares no se deben usar para dirigir las actividades venideras, sino que debemos usarlas en contraposición a las Revoluciones Solares. Pero, ¿cuáles son los principios de las Revoluciones Lunares?

En primer lugar, cabe destacar que sus principios son prácticamente idénticos a los que ya vimos en las Revoluciones Solares, solo que en períodos más cortos.

El Ascendente y su regente nos muestran la perspectiva general del mes; como percibiremos los sucesos emocionalmente; el enfoque que daremos al mes en cuestión, y en general la imagen que proyectará la persona. Las características de cada signo matizarán la personalidad, dentro del mes lunar, añadiendo diferentes tonos al signo Ascendente natal.

Revolución Lunar

En la Revolución Lunar, la casa que alberga a la Luna centra la actividad para todo el mes. En esta área será donde la energía personal se revitalice. La casa que tenga Cáncer en la cúspide nos mostrará donde se aplica la energía. La energía emocional se concentrará en la casa donde esté la Luna, si por ejemplo la Luna se encuentra en la tercera casa algo de esa energía se reflejará en la comunicación con hermanos y vecinos.

Si la Luna se encuentra en un signo diferente al de la cúspide de la casa, entonces realizará su propósito dentro del marco del signo de la cúspide. Pero, hay que recordar que allí donde se encuentre la Luna será donde la persona se encuentre capaz de comunicar, dentro de un nivel cotidiano, sus sentimientos y actitudes.

revolucionlunar

Por otro lado, la casa natal en la que se encuentra el Ascendente lunar tiene una importancia categórica (Astroworld XXI incorpora una nueva función que permite comparar ambos temas, la Carta Natal y la Revolución Lunar), esta casa y su regente, nos muestran otras áreas de actividad y las condiciones que traen la necesidad del “yo” de hacerse evidente.

No obstante, como la revolución Lunar dura como mucho 29 días, conviene ser razonable y no esperar acontecimientos extraordinarios de ella. Además, estas cartas suelen ser más fuertes cuando coincide el signo del Ascendente lunar con el natal, sobre todo si también coincide en grado (entre los 3º y 4º de orbe). Así pues, cuando los ángulos estén invertidos las cosas no serán prometedoras para ese mes.

Para que podamos considerar activos los planetas lunares, éstos deberán aspectar algún planeta lunar. Por ello para leer correctamente una Revolución Lunar, conviene pensar en términos de polaridad de casas.

Sin embargo, recuerda que al estar tratando con periodos de tiempo tan cortos probablemente no sea necesario que nos preocupemos en exceso. Evidentemente, las revoluciones solares tienen mucho más peso, pero siempre es bueno tener en consideración todos los elementos que componen la carta.

A continuación expondremos varios de los aspectos más importantes que se deben considerar en la interpretación de estas revoluciones lunares.

  • Plutón en conjunción con la Luna: Este aspecto lo notamos a lo largo de varias revoluciones lunares, y señala los meses en los que se produce una transformación emocional importante, casi siempre va asociado con el sufrimiento, pero eso es lo que permite la transformación. Los sucesos suelen acontecer en el núcleo familiar. La relación con la familia, con las mujeres o el hogar se vuelve mucho más intensa. Las conjunciones de Plutón en las revoluciones suelen ocurrir en tres fases a lo largo de varios meses, además sus aspectos señalan épocas de transformación profunda.
  • Neptuno en conjunción con la Luna: Las conjunciones de Neptuno suelen relacionarse con el aumento de la percepción afectiva de la vida, que conlleva un aumento de las ilusiones; es un tiempo con muchos altibajos emocionales, con la posibilidad de sufrir cierto desorden emocional.
  • Urano en conjunción con la Luna: Cuando esto ocurre se puede asegurar que entramos en una etapa de cambios sorprendentes y muy notables.
  • Saturno en conjunción con la Luna: Estas revoluciones no suelen anunciar cambios agradables, pues son planetas contrarios. Suelen ser más notables para los hombres, y además estas oposiciones pueden responder a situaciones accidentales si están apoyadas por otros aspectos tensos. No obstante, en general, a nivel físico suele ser que coincida con épocas de deficiencia o problemas.

El patrón de conducta necesario para conseguir cumplir las metas familiares, sociales y personales de cada mes viene dado por el Ascendente de la revolución lunar. Cada mes cambiará el signo del zodíaco que ocupa el Ascendente, por tanto, cada mes cambia el papel que debemos desempeñar debido a la Luna nueva.

De forma indefinida, todos los meses a lo largo de nuestra vida el Ascendente de la revolución lunar cambia de signo. El cambio mensual se puede resumir en una etapa de nuestra vida, por tanto para poder comprender realmente a los demás y a nosotros mismos es necesario aprender los mecanismos de cada patrón de conducta entre los doce principales que forman los modelos astrológicos.

La importancia de las aspectos de la revolución lunar

La importancia de los aspectos que acepta la Luna es enorme, ya que son la base que nos proporciona la información del estado de ánimo de una persona a lo largo de ese periodo de tiempo, además de transmitir datos sobre las causas externas a la persona por las cuales se filtra energía celeste para manifestarse.

Con estas previsiones que nos ofrece la Revolución Lunar podemos afrontar con mayores garantías todos los momentos decisivos de este mes, ofreciéndonos la oportunidad de cambiar y evolucionar -y aprobar un examen más en la escuela de la vida-.

Evidentemente, no todas las indicaciones se traducirán en hechos concretos, depende de la capacidad de decisión personal de cada uno de nosotros que afrontemos los acontecimientos más conscientemente, y por tanto, controlando un poco mejor nuestro destino, o de forma inconsciente, resultando entonces una experiencia vital en la que nos sentimos abrumados por todo lo que nos sucede, sin encontrar explicación alguna.


¡ No copies, comparte!