Una delgada línea separa la inteligencia de la arrogancia: contacto Marte-Mercurio


Previsiones astrológicas del 5 al 11 de mayo de 2014

La línea entre inteligencia y arrogancia puede ser muy fina el Lunes, ya que en su madrugada empieza con una sesquicuadratura mentalmente agresiva entre Mercurio y Marte. El ingreso lunar al expresivo Leo podría, en el peor de los casos, alimentar los egos con la auto importancia y amplificar las emociones con drama. Aun con ello, habrá creatividad y un poco de romance con este signo de fuego, especialmente gracias al trino de la Luna con Venus durante la tarde.

Las inclinaciones hacia tomar riesgos de Leo serán incrementadas con el sextil del Sol con Júpiter recién entrado el Martes (15º48’ Tauro-Cáncer). Una conciencia expansiva, el optimismo en alza, y un mayor sentido del propósito podrán motivar las acciones audaces. Pero a mayor sea el objetivo o sueño, mayor importancia habrá que darle a los detalles, y más teniendo en cuenta la sesquicuadratura entre Mercurio y Plutón. Aunque es posible caer en la obsesión con algún problema relativamente insignificante, los pensamientos profundos y la comunicación intensa pueden exponer los fallos en un plan, los cuales deberán ser solucionados para que pueda progresar. Encontrar los fallos debe resultar más sencillo con este tránsito, pero el significado real es lograr la convicción necesaria para solucionarlos. De buena mañana, la Luna en Leo hace su primera Cuarta cuadratura con el obstinado Sol en Tauro en lo que podría considerarse un combate de voluntades. Saturno en órbita hacia una cuadratura con la Luna y oposición al Sol representa la importancia de medir los recursos y aplicarlos juiciosamente. Sin embargo, ahorrar todo el dinero posible no es siempre la decisión financiera más sabia. A veces ahorrar para el producto o servicio de la mayor calidad posible es un mejor uso de los recursos. Examinar con paciencia las necesidades y los valores es útil, pero la resistencia a tomar una decisión puede socavar un proyecto importante.

Mercurio forma una semicuadratura con el ingenuo Urano unos pocos minutos tras entrar al Miércoles. Saltar hasta las conclusiones y hablar con libertad son riesgos potenciales, especialmente guiados por la semicuadratura charlatana entre Mercurio y Júpiter de esa noche, tras la entrada del Planeta Mensajero en Géminis, su hogar, lo cual mantiene los engranajes mentales girando a altas velocidades. Este entorno tan estimulante es capaz de producir una cantidad de datos superior a la de procesamiento. La sesquicuadratura del social Venus al estricto Saturno por la mañana añade restricción a las relaciones al mismo tiempo que desconfianza en los conceptos nuevos. Considerar las necesidades de los demás ayudará a filtrar la información y compartir la de mayor utilidad. Cerca del medio día, la Luna se mueve hasta Virgo, donde el instinto para ser extremadamente selectivo debería ser capaz de frenar la marea de comunicación indiscriminada.

El Jueves es relativamente tranquilo, con una oposición luna a Neptuno al medio día, su evento más notable. Este aspecto entre la pragmática y precisa Luna en Virgo y el emocionalmente infinito planeta de la espiritualidad es una señal de dejar de lado la crítica y compartir el espacio inclusivo de la compasión.

Hay poca magia en el aire del Viernes con el quintil del Sol al soñador Neptuno por la tarde. Hilos sedosos de imaginación son hilados a través del tejido grueso de la Luna en el terrestre Virgo, permitiéndonos alcanzar soluciones creativas en los problemas prácticos y hallar el perdón al caer en la frustración.

Por la mañana del Sábado, la Luna entra en el socialmente hábil Libra, donde complacer a los demás es una prioridad. No obstante, la oposición del Sol a Saturno un poco después (20º01’ Tauro-Escorpio) lanza sombras de duda personal capaces de poner a prueba las alianzas. El beneficio de este aspecto solar es la posibilidad de una visión más clara de los objetivos propios reales con los demás. La confianza no se entregará con facilidad pero se gana mediante compromisos y el trabajo duro que requiere cumplirlos.

Encontrar suelo firme para mantenerse erguido será especialmente beneficioso con la sobredosis de actividad astrológica que llega el Domingo. Hay una oposición Venus-Marte de madrugada (9º30’ Aries-Libra) que empezará con un calentamiento romántico que aparece desde la noche del Sábado. La seducción es el nombre del juego con estos amantes planetarios y las bendiciones de la Luna en Libra orientada hacia la pareja. La ilusión puede guiarnos lejos de la razón, con la cuadratura de Mercurio a Neptuno unas pocas horas más tarde (7º21’ Géminis-Piscis). Aun así, los pensamientos impresionistas son perfectos para disfrutar de la poesía y música, donde los sentimientos evocados por las palabras son más importantes que su significado literal. Esta sensibilidad aumentada puede hacer que la cuadratura de la Luna con Plutón por la mañana, la oposición a Urano a mediodía, y la cuadratura a Júpiter por la tarde parezcan incluso más fuertes. Estos aspectos disruptivos pueden, idealmente, abrir nuevas avenidas de conciencia, pero los sentimientos inestables y las circunstancias cambiantes pueden provocar respuestas irracionales.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones