El sueño de una noche de invierno


…de una noche de verano hablaba Shakespeare…

Y para quienes viven en el sur así sigue siendo, de verano.

Es día de eclipse en Leo, y si de leo hablamos de teatro tenemos que hablar.

La alineación del Sol, la Luna y la Tierra durante el eclipse lunar acentúa el punto más alto del ciclo lunar y representa una culminación que conecta el inconsciente (la Luna) con el consciente (el Sol), trayendo esta conexión a la Tierra.

Puesto que la Luna gobierna nuestras mareas emocionales, los sentimientos emergen cuando la Tierra proyecta su sombra a través de la luz de Luna.

El eclipse lunar se produce a través del eje Leo-Acuario.

Dominado por el Sol, la principal motivación de Leo es buscar el reconocimiento – ¡Queremos ser la estrella del show!

En este signo tan ardiente, nos convertimos en rey o reina de nuestro reino, y el mundo gira alrededor de nosotros. Acuario, sin embargo, se encuentra «gobernado» por el planeta transpersonal Urano; por lo tanto, este signo de aire intelectual se centra en la mente del grupo.

La mezcla ecléctica de personalidades debe ser capaz de trabajar en equipo para asegurar el futuro de la humanidad en su conjunto. Nuestras diferencias pueden ayudarnos a apoyarnos mutuamente (Saturno es el regente tradicional de Acuario) o separarnos.

Dado que el eclipse ocurre en el colorido Leo, el énfasis está en la auto-expresión creativa.

Podemos ahora ser conscientes de donde hemos estado atenuando nuestros talentos para encajar con amigos y asociados.

Esta lunación nos pide que recordemos que somos co-creadores de la vida, y cada uno de nosotros tiene algo único que ofrecer. El eclipse nos insta a conectarnos con nuestro niño interior, a volvernos más juguetones y asumir riesgos, sin importar lo que otros puedan pensar.

El sueño de una noche de invierno/verano

PRIMER ACTO

Aparecer en el centro del escenario puede ser un negocio arriesgado: siempre existe la posibilidad de que algo pueda salir mal. Pero los trígonos de la Luna a Saturno y Urano hacen de este un rendimiento eléctrico bien ensayado.

SEGUNDO ACTO

Este gran patrón de trígonos se transforma en una cometa, con la adición de la oposición Sol-Luna. Aquí tenemos un acto de altos vuelos, un atrevido que promete experiencias cumbre, si podemos permitirnos demostrar quiénes somos verdaderamente.

TERCER ACTO

Simbolizado por el confiado león, Leo nos anima a estar orgullosos de nuestros logros y demostrar nuestras habilidades. El exclusivo Urano dice que nuestra individualidad es lo que nos hace especiales. La presencia estabilizadora de Saturno significa que podemos tomar el talento artístico de Leo para usar nuestras habilidades naturales en el mundo real. El sextil de la Luna al auspicioso Júpiter hace de esta obra una súper producción espectacular.

ACTO FINAL

Un modelo de aspecto llamado «dedo de Dios» o Yod también aparece en escena, con la Luna eclipsada en la base lanzando un sextil a Júpiter. Ambos en quincuncio a Quirón en el ápice del yod. Con Quirón herido como el punto focal, somos dolorosamente conscientes de que podríamos ser abucheados fuera del escenario.

Sin embargo, el yod a menudo señala esos momentos en el tiempo cuando el destino parece empujarnos en una cierta dirección.

Este eclipse puede empujarnos al escenario sin importar si nos sentimos preparados, pero con los aplausos resonantes de Júpiter provenientes del cooperativo Libra, esta podría ser nuestra oportunidad de brillar.

 

Brillemos pues en este día.

Francisco.

http://astroworldxxi.com

 


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones