Júpiter en Virgo

Predicciones astrológicas semana 17 al 23 febrero 2014


Júpiter en VirgoTe presento a modo de orientación las tendencias más importantes para esta semana de febrero de 2014.

Lunes, 17 de Febrero – Martes, 18 de febrero: La semana comienza con cierto farfulleo, gracias a la semicuadratura nerviosa Mercurio-Urano del Domingo. El Lunes, la Luna planea hacia el encantador Libra, tierra de paz, armonía, y situar a los demás por delante. Enterrar los deseos por complacer a los demás puede funcionar hoy, pero comprometer los principios puede ser caro mañana.

La madrugada del Martes puede ser abrumadora; la Luna se opone al disruptor Urano y entra en cuadratura con el extravagante Júpiter. El ingreso del Sol en el cambiante Piscis puede inspirar fe capaz de suavizar las zonas difíciles o bien proveer de ilusiones como distracción para evitarlas. El lado permisivo de Piscis resultará útil durante la cuadratura de la Luna con Plutón, lo cual suele plantar semillas de la desconfianza. Encontrar formas de enfrentar a los hechos difíciles mientras se mantiene una perspectiva espiritual es un buen método para aplicar estos tránsitos en contraste. Vagabundear hacia los dominios de la fantasía no es lo más probable, y menos cuando Mercurio entra en cuadratura con el sobrio Saturno (23º12’ Acuario-Escorpio). Es el momento en que la seriedad toma el control, pero la caída en la duda y la desesperación puede requerir el desvío de nuestra atención a encontrar soluciones, en lugar de caer en la obsesión por los problemas.

Miércoles, 19 de Febrero – Jueves, 20 de febrero: Los pensamientos negativos de la tarde-noche del Martes dan lugar a un comportamiento más cooperativo el Miércoles. Un trígono lunar a Mercurio facilita un flujo de información más sencillo, y la conjunción de la Luna con Marte puede estimular la cooperación. El lado agresivo del Planeta Guerrero es sometido por su posición en el pacífico Libra, pero es la semicuadratura entre el amoroso Venus y el sacrificado Neptuno quien toma los bordes ásperos de las relaciones. Romance, fantasía, y una actitud relajada reducen la tensión, pero pueden llevar a una posterior desilusión sí las decisiones sociales y económicas se toman a la ligera. El sentimiento abre camino al discernimiento con el ingreso lunar en la visión profunda de Escorpio. Aunque hay un lado autopunitivo a este intenso tránsito, se suaviza con un trígono Sol-Luna sensitivo y compasivo.

Las buenas vibraciones son constantes desde las últimas horas del Miércoles, comenzando con un trígono lunar a Neptuno, y durante la mañana del Jueves continuado con un trígono lunar a Júpiter. La posibilidad de extraviarse en la expansividad de estos aspectos es templada por un sextil Luna-Plutón a la 1:22 p.m.

Viernes, 21 de febrero – Domingo, 23 de febrero: El viernes es mejor atender a los problemas menores antes de que se vayan de las manos. Una cuadratura Luna-Mercurio expone detalles que necesitan ser atendidos, no obstante distracciones o promesas encantadoras pueden desviar tu atención con un sextil Luna-Venus unos minutos más tarde. Pero las realidades inesquivables vuelven cuando la conjunción lunar con Saturno demanda una reacción responsable. Los nodos lunares cambian hoy de signo (aunque su movimiento es tan errático que el cálculo del momento resulta impreciso). Estos puntos permanentemente retrógrados dejan el fijo Escorpio y Tauro para entrar al cardinal Libra y Aries, marcando la necesidad de una mayor cooperación durante este tránsito de 18 meses. Interpretando los nodos de la Luna como conexiones, se vuelven relevantes para las relaciones. En las cartas natales también describen las direcciones del crecimiento (Nodo Norte) y el estancamiento (Nodo Sur). El optimismo aparece con la entrada de la Luna en Sagitario, pero la audacia de la Luna en este signo de fuego se topa con las delicadas sensibilidades del Sol en Piscis cuando llega el Sábado y entran en cuadratura entre sí. Neptuno estando cerca del Sol y acercándose a una cuadratura con la Luna durante este último cuarto de la fase lunar puede nublar la percepción y provocar reacciones excesivamente emocionales. La delgada piel de la cuadratura Luna-Neptuno añade vulnerabilidad, no obstante un trígono lunar al independiente Urano puede restaurar el sentido de autonomía.

La conjunción exacta del Sol con el difuso Neptuno (5º02’ Piscis) puede hacer del domingo un día mágico al permitirte entrar en sintonía con mundos invisibles. Con suerte, un sextil inteligente Luna-Mercurio ayudará a discernir las diferencias entre fantasías creadas por la mente y fenómenos espirituales reales.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones