Predicciones astrológicas 28 de Agosto al 1 de Septiembre de 2013


Predicciones astrológicas 28 de Agosto al 1 de Septiembre de 2013

Para el 28 de Agosto, Virgo estará creciente justo después del amanecer:

Es este un excelente momento que nos ofrece Mercurio, sobre todo para escribir, para realizar negocios, trabajar en asuntos financieros y asociaciones.

Virgo está creciente con el Sol en Mercurio en Virgo en la casa 1. Mercurio hace sextil con Júpiter en Cáncer en la casa once. La Luna está en Géminis en la casa diez haciendo una cuadratura con Mercurio. Se forma una cuadratura entre Marte y Saturno justamente en Leo y Escorpio y la prominente posición de Neptuno en el anticipado Piscis hace una oposición lejana al Sol y Mercurio.

Con libra creciente, es un excelente momento para Venus porque éste se encuentra en Libra en la casa 1 y Júpiter se encuentra en el soñador Cáncer en la casa diez. La Luna se encuentra en Géminis en la casa 9 haciendo una cuadratura con Mercurio. Venus no está totalmente estable en el momento en el que éste hace oposición a Urano (aunque la oposición está separada por muy pocos grados). No es un buen momento para tomar decisiones que involucren amigos o grupos, debido a que Marte está en la casa once, pero el énfasis en Venus puede ser favorable para los asuntos relacionados a crear buena impresión frente a los demás, o quizás aventurarnos a las actividades artísticas.

El 28 de Agosto Piscis estará creciente, Júpiter exaltado en Cáncer en la casa cinco, la Luna de Géminis en la casa cuatro haciendo un trígono con Venus en Libra en la casa ocho en horas de la noche. Mercurio está en Virgo en la casa siete con el Sol, no es este un momento ideal para viajar. Saturno se mueve a Escorpio e la casa nueve en horas de la noche haciendo nuestras percepciones profundas ayudándonos a descifrar misterios, facilitándonos la busca y la comunicación con nuestro poder de concentración.

Un hecho de contracorriente ocurre este día también, cuando la Luna haga una cuadratura con Mercurio activando nuestro sistema nervioso tensándonos y sobrecargándonos con demasiada información, pensar demasiado, hablar de más y crearnos montañas de conflictos pueden ser algunas de las dificultades que nos genere esta cuadratura. Un sextil Lunar con el creativo Urano nos puede ayudar a encontrar soluciones brillantes. Un trígono Luna-Venus puede enfatizar nuestro día en conversaciones cordiales que nos invitan a dejar atrás nuestras preocupaciones y a vivir dulces experiencias que tranquilizarán nuestros nervios.

Ostentosamente, el racional Mercurio  en Virgo nos lleva caminar por distintos caminos el jueves. Una oposición de Quirón (11o40´) requiere que actuemos con compasión y palabras llenas de tranquilidad. Las palabras secas llenas de autoridad pueden ser desatendidas. Obtener información puede ser complicado debido a un quincuncio entre Mercurio y Urano que convierte en todo un reto mantener el enfoque intelectual. Puede que vivamos experiencias desagradables cuando estemos dispuestos a dejarlo todo. La clave está de cualquier manera en saber esperar, la estabilidad llega de la mano de un sextil Sol-Saturno, este es un aspecto que nos recarga de autoconfianza gracias al aspecto Mercurio-Luna en Géminis. Nuestras intenciones respecto a grandes planes y objetivos pueden ser claras en este momento incluso si nuestras circunstancias actuales parecen poco sólidas.

Viernes 30 de agosto – domingo 1 de septiembre: la Luna está de vuelta en Cáncer el viernes, este regreso a su casa nos otorga seguridad, pero Cáncer es un signo cardinal complicado porque se trata de iniciar cosas mientras seguimos totalmente atados a eventos pasados. Los valores tradicionales y la historia personal puede ser una barrera para el cambio, así que debemos estar dispuestos a salir de nuestras corazas y enfrentarnos a las circunstancias; la Luna hace un movimiento generando un gran trígono en los signos de agua, y de igual manera, un ángulo de 120o con Neptuno y otro con Saturno, es como si se creara un puente flotante que une las fantasías con la realidad. Este aspecto también une a la compasión con el compromiso dándonos la capacidad de adherirnos a nuestros objetivos idealizados. Tal vez, esta secuencia también refleje que primero debemos perdonar (Neptuno) antes de esperar nuevas cosas (Saturno). La inteligencia emocional y la fuerza de estos aspectos van de la mano con el poder mental de Mercurio al hacer un sextil con Júpiter.

Esta alineación entre planetas nos permite expresarnos con efectividad y de una manera perspicaz. El sábado parece ser un día simple con 3 aspectos lunares en el calendario. Una conjunción con Júpiter otorga una calidez a la mañana llena de confianza y generosidad. El potencial de tener fe ciega en una creencia se enfría cuando aparezca un sextil Luna-Mercurio, 2 horas más tarde los pensamientos se hacen sólidos y suaves a la vez gracias al textil Mercurio-Júpiter de la noche anterior. Una cuadratura Luna-Venus podría elevar nuestra sensibilidad haciéndonos vulnerables pero dándonos ternura a cambio.

El domingo es una mezcla de todo, comenzando por un trígono Sol-Plutón (9º04´ Virgo-Capricornio) que nos hace conscientes de nuestro poder personal. Luego un sesquicuadratura Venus-Neptuno nos hace necesitar más aprobación de lo normal. La Luna entra a Leo haciendo que nuestras fantasías crezcan, por eso todo parecerá más grande y dramático de lo que realmente es. Esta combinación es beneficiosa para planear una escapada romántica o una experiencia artística.

 


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones