Llámame lo que quieras, pero yo soy quien debo ser


capricornioLuna Nueva en Capricornio

La Luna, una vez más activa la cuadratura Urano-Plutón este sábado 9 de enero de 2016, a través de su conjunción con Plutón y su cuadratura con Urano. En mayor o menor medida, la necesidad de control se intensifica, pero la «tiranía» supone todo un reto para los que quieren luchar por su independencia. La Luna Nueva en Capricornio comienza un nuevo ciclo lunar y centra la atención en las responsabilidades que nos hemos comprometido a cumplir.

Cada uno de nosotros tiene por delante un viaje único. Podemos tratar de seguir los pasos de otra persona, pero en última instancia, debemos caminar nuestro propio camino.

Una Luna Nueva en Capricornio nos llama para que revisemos nuestra brújula espiritual. Si estamos constantemente lidiando con obstáculos, nos hemos perdido un tramo. Cuando estamos en nuestro camino, nos encontramos con retos, pero también experimentamos una sensación de paz interior, progreso y apoyo.

Capricornio representa la búsqueda de la maestría del plano físico, no la avaricia y la dominación, que es su sombra, pero en la medida que administremos adecuadamente y respetemos las leyes de la materia. El décimo signo del zodiaco es donde las ambiciones terrenales pueden ser sustituidas por el servicio espiritual. La «montaña de la cabra» Capricornio, representa la fuerza y ​​la autosuficiencia que resultan de hacer frente a circunstancias difíciles. Las montañas han sido durante mucho tiempo alegorías de logros espirituales: por la superación de las lecciones y las pruebas de la vida ganamos una mayor perspectiva y comprensión de la realidad.

tiamatEn el antiguo Egipto y Babilonia, Capricornio fue visto como una cabra marina, una criatura híbrida con enlaces mitológicos a Tiamat, diosa del mar, que fue retratada como una sirena, un pez o un delfín. En China, Capricornio también fue representado por un delfín, un mamífero acuático que se desarrolló desde su origen terrestre. Según Alice Bailey, Capricornio tiene tres etapas y sus imágenes correspondientes: el cocodrilo, que representa una fase más instintiva del desarrollo; la fase más madura de la cabra montesa; y, finalmente, el unicornio, cuyo único cuerno representa la visión unificada del tercer ojo.

Saturno, el regente tradicional de Capricornio, hizo una conjunción con Venus (12 ° Sagitario), guiándonos para aclarar nuestros valores, compromisos y prioridades. Venus representa nuestra necesidad de amor y de la belleza; Saturno simboliza los límites del plano físico, donde tenemos solamente un tiempo, energía y recursos limitados a nuestra disposición. Venus en conjunción con Saturno nos aconseja elegir sabiamente de forma que no sintamos pena o dolor más tarde, ya que Saturno también representa un símbolo de nuestra mortalidad. Sirva como referencia y como elemento reflexivo para aprovechar esta conjunción el trabajo de Bronnie Ware. Escritora australiana que trabajó muchos años en cuidados paliativos, es decir, asistiendo a enfermos desahuciados a los cuales se trata sólo con el fin de aliviarles el dolor en el tiempo que les queda por vivir. Después de esta experiencia informó al mundo sobre las cinco cosas que las personas más se arrepienten en su lecho de muerte o las cosas que hubieran hecho de modo diferente en sus vidas, que son:

1) Ojalá hubiese tenido el coraje para vivir una vida auténtica por mí mismo, no la vida que otros esperaban de mí.
2) Ojalá no hubiese trabajado tanto
3) Me hubiese gustado tener el coraje para expresar mis sentimientos
4) Lamento no haberme mantenido en contacto con mis amigos
5) Desearía haberme permitido ser más feliz

Dos planetas giran retrógrados unos días antes de esta Luna Nueva, intensificando sus energías arquetípicas. El 5 de enero Mercurio en Acuario, su primera retrogradación de 2016; sigue retrógrado hasta el 25 de enero. Como resultado, Mercurio duplica su periodo habitual en Capricornio, dándonos más tiempo para repensar, rediseñar, y liberar lo que no nos esté funcionando o se encuentre desalineado con nuestro mayor bien.

Júpiter el 07 de enero en Virgo, hasta el 9 de mayo de 2016. Todos los momentos de retrogradación de los planetas son oportunidades para completar los asuntos pendientes o eliminar lo que nos está frenando. Júpiter retrógrado en Virgo nos impulsa a transformar nuestro crítico interno en un editor útil, a mejorar nuestras habilidades, y hacer frente a los problemas persistentes alrededor de nuestra salud, desorden o eficiencia.

Júpiter se mantiene dentro de un grado del Nodo Norte hasta finales de febrero, empujándonos a todos a estar más centrados y a ser más productivos.

Nos mostraremos atentos a los siempre importantes conocimientos que han podido emerger como resultado de la conjunción del Sol con Plutón, el pasado 5 de enero y una cuadratura a Urano el día 7. Ahora Plutón y Urano se encuentran a solo 1° 18 ‘de estar en cuadratura exacta a esta Luna Nueva, por lo que cualquier cuerpo celeste que cruce cercano al grado medio de los signos cardinales re-estimula sus innovadora y transformadora energía.

Todo lo que hacemos marca y establece una diferencia, aun cuando no sea visible para los demás. Utilicemos esta Luna Nueva para volver a evaluar nuestras prioridades y metas.

Nietzsche

Llámame lo que quieras, pero yo soy quien debo ser.
Friedrich Nietzsche


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones