Coraje y Nuevos Comienzos: Luna Llena Aries


La Luna Llena en Aries del 13 de octubre de 2019 destaca el coraje y los nuevos comienzos, y el primero nos ayuda a dar pasos hacia el segundo. Esta Luna a 20° Aries realiza una cuadratura a Plutón y otra a Saturno, con el Nodo Sur de la Luna en Capricornio. Los Nodos Norte y Sur en Cáncer-Capricornio ponen en juego un gran cruz cósmica, dando la posible sensación de estar encerrado.

Es una agrupación celestial que huele a miedo y temor y que amenaza con apoderarse de la conciencia mientras tratamos de dar pasos prácticos para avanzar con nuevos planes. Con Plutón, Saturno y el Nodo Sur en un signo de tierra, ciertos temores o preocupaciones pueden estar basados en nuestras experiencias pasadas. Sin embargo, la Luna en Aries enfatiza la necesidad de un nuevo comienzo, a pesar de las preocupaciones de que se repita aquello que tememos.

El miedo a menudo alimenta una fantasía negativa sobre lo que podría suceder; todo parece bastante real en nuestra imaginación y, sin embargo, es, en esencia, solo una proyección mental.

Y al igual que un proyector, podemos apagar o encender la película proyectada. Por eso mismo, podemos hacer un uso positivo de ello si sabemos en qué momento apagar y encender, sobre todo con la película que proyecta el trígono de Neptuno con Mercurio.

Mientras tanto, Júpiter en Sagitario se acerca al trígono de la Luna, lo que destaca el poder purificador del fuego. Como Júpiter es el planeta de la verdad, el mensaje cósmico de todo esto puede ser que el pasado no tiene que repetirse sí o sí. Podríamos ayudar a que esta repetición del pasado no ocurra siempre que ahondemos en nuestro pasado y busquemos evitar las fórmulas que nos fallaron, particularmente en aquellos momentos que fueron dolorosos o problemáticos.

Vale la pena señalar la conjunción de Júpiter con Ceres, asociado con el mundo natural como fuente de sustento físico y emocional. A raíz de esto, podríamos pensar en incluir alimentos y materiales más naturales y ecológicos en nuestro día a día.

También puede que cada vez más encontremos evidencias de que cualquier asunto con una vertiente tóxica (plutoniana) ya no sea viable en el futuro, como el plástico.

En la mitología griega, Plutón equivale a la figura de Hades y Ceres a Deméter, la cual deseaba rescatar y proteger a su hija secuestrada, Perséfone, de las garras de Hades. Zeus, el equivalente de Júpiter, negoció un acuerdo para ayudar a Démeter y Perséfone, pero también para mantener feliz a Hades: Perséfone tendría que pasar seis meses en el Inframundo, es decir, las partes del año que coinciden con el otoño y el invierno. El resto del año, ella podría estar con su madre, en la Tierra.

Esto hizo que Deméter permitiese que los cultivos volviesen a crecer, y estes el mito que da lugar a las diferentes estaciones anuales. La vinculación de la Luna, que representa la figura universal de la Madre, con Júpiter y Ceres, repite el mensaje ya rotundo de la importancia de la Tierra y sus recursos naturales y de cómo tiene sentido que le demos mayor cuidado a la Tierra.

¡Sin embargo, Saturno y Plutón nos recuerdan que de alguna manera debemos acudir al lado oscuro! Evidentemente todo tiene un propósito, dentro del contexto correcto.

Sin embargo, nada de esto evitará las discusiones sobre lo que deberíamos hacer, como lo indica la cuadratura de la Luna Llena a los planetas en Capricornio. Es posible que tengamos que soportar más tormentas, especialmente donde se encuentren la energía masculina y las ideas tradicionales (capricornianas) frente a la sensibilidad e innovación femeninas. Dado que Neptuno realiza un séxtil a Saturno, puede que los límites se vuelvan confusos, sobre todo a la hora de encubrir algo.

El sextil es posiblemente un aspecto más suave que la cuadratura; por lo tanto, aunque puede representar algún tipo de desafío, no tiene que significar algo inherentemente doloroso o negativo. El sextil de Saturno a Mercurio también sugiere que las ideas previamente rechazadas o ignoradas se aceptan con mayor facilidad. Mercurio se encuentra en Escorpio, signo de agua, por lo que puede haber habido una filtración gradual o un efecto de goteo que ahora, finalmente, gana terreno.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones