Luna nueva en escorpio

Luna Nueva en Escorpio: avancemos sin dolor


El Domingo 27 de octubre de 2019, una cuadratura entre el veloz Marte y el lento Saturno nos fuerza a pisar el freno. Una tarea que requiera un esfuerzo físico sostenido sería una forma de utilizar positivamente esta influencia exasperante. En todos nuestros asuntos, la paciencia y la estrategia nos llevarán mucho más lejos que lanzarnos repetidamente a lo que sea que esté bloqueando nuestro camino. 

La Luna entra en Escorpio y luego tiene su reunión mensual con el Sol. Esta Luna Nueva en el insondable Escorpio siembra el deseo de recuperar el control frente a todo lo que se desconoce. Pero con el comodín de Urano oponiéndose a esta lunación, debemos recordar que no tenemos control sobre lo que hacen los demás.

Esta Luna Nueva en Escorpio enseñará el aguijón de su cola, aunque dada a la oposición con Urano su picadura no afecta a las personas que ven las cosas de forma diferente. Urano se vincula a cualidades extraterrestres y androides, cuyos puntos de vista, culturas, y estilos de vida son mayormente diferentes de la norma. Estas criaturas sacadas de la ciencia ficción también reflejan los conceptos de “sentirse como un alien” o “sentirse como una máquina,” a los cuales las personas se asocian de vez en cuando. 

Algunas personas se enfrentan a situaciones en las que no logran identificarse bien, ni sentirse parte de, dentro de sus alrededores culturales. Debido a que Escorpio suele conectar con los sentimientos más profundos, algunas personas puede que tengan realidades enteras dentro de sí que son incapaces de compartir con aquellas personas que no comparten el mismo nivel de profundidad, o que carecen de la comprensión necesaria para ello – e incluso, que lo ridiculizan o tratan de aprovecharse de ello.

El combativo Marte, regente de Escorpio, junto al amante de paz Libra probablemente no tenga ganas de guerra; además, su cuadratura a Plutón sugiere que hacerlo resulte una jugada demasiado arriesgada, con la posibilidad de resultar en la quema de muchos puentes. 

Plutón en sextil a Venus y Neptuno, planetas más blandos que hacen aparentar esta lunación como la descripción de un mundo en el que la tolerancia es muy necesitada, pero se encuentra en poca cantidad – reflejando la paradójica naturaleza de los asuntos bajo la polarizada situación de los demás planetas en oposición. 

Los astrólogos a veces describen otro aspecto de cualquiera de los dos planetas involucrados en una oposición como proveedores de una vía de escape en potencia para el conflicto inherente. Un planeta en trígono puede ofrecer apoyo amistoso o reconocimiento a través de la afinidad natural o semejanza, con ambos planetas en el mismo elemento.

El Sol y la Luna no gozan de ese lujo, no obstante, ya que se encuentran a principios de Escorpio, a 4º – estando el resto de planetas bastante más alejados, a más de 15º de distancia. El Nodo Norte Lunar a 10º Cáncer se encuentra a poco más de un orbe de 6º de distancia, lo que, dada la escasez de contacto planetario que posee la oposición de la Luna y el Sol con Urano, podemos considerarlo el punto más cercano de apoyo para estas fuerzas conflictivas.

Este poder, por tanto, puede ser vinculado a cierta forma de resolución. Debemos recordar que cualquier nodo lunar o planetario no es un cuerpo celestial, si no un marcador en el cielo; como dice Mark Jones en su libro “Healing the Soul” (“Sanando el alma”; recomiendo su lectura, aunque en inglés)

«Los nodos son simplemente puntos abstractos en el espacio formados por el paso de cualquier cuerpo planetario por encima y por debajo de la línea de la eclíptica».

«La eclíptica está formada por el movimiento aparente del Sol a través del cielo, a lo largo de la cual nos encontramos con los doce arquetipos del zodíaco».

Explica como el eje nodal de la Luna trabaja junto a Plutón “para crear una imagen de la orientación pasada del individuo, de sus intenciones y objetivos evolutivos.” En este contexto, el Nodo Norte Lunar en Cáncer puede representar algo importante sobre nuestra orientación colectiva, y los objetivos como seres individuales en esta comunidad global a la que pertenecemos.

Mark Jones describe la intención evolutiva del Nodo Norte Lunar en Cáncer “como si fuera a recuperar al niño interior y… permitir a la naturaleza emocionalmente sensible y expresiva fluir sin impedimentos.” Las cualidades positivas de la responsabilidad pueden ser identificadas, y las experiencias difíciles del pasado con la estructura familiar y social restablecidas con la calidez y el amor que puedan haber perdido. 

Si fuéramos capaces de aplicar esta lógica al proceso evolutivo de un grupo de seres individuos, los patrones actuales de la Luna Nueva podrían estar incitándonos a observar cómo la sociedad y nuestros grupos nos han (o no) cuidado. Puede ser fácil ver estas situaciones como unidireccionales, pero si miramos el aspecto de la oposición como la representación de tráfico en ambas direcciones, también podemos darnos cuenta de aquello que hemos hecho para cuidar la calidez y el amor – o en su lugar para alejarnos de ello, como Urano. 

Cualquiera que haya pasado por una relación larga y duradera sabrá que los cambios positivos son posibles, aunque generalmente requieren compromiso – idealmente de ambas partes.

Posiblemente el mensaje más profundo de esta lunación sea que el compromiso empieza con cada individuo dispuesto a dejar atrás las dolencias pasadas y convencido de moverse hacia adelante sin arrastrar el dolor y la amargura.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones