Cinco consejos para rectificar una Carta Natal


El tipo de astrología que practica la mayoría de astrólogos occidentales, requiere la hora exacta de nacimiento para funcionar correctamente. Eso significa que necesitas la hora en que nació la persona para crear correctamente la carta natal que incluya todos los factores que un astrólogo tendría normalmente en cuenta en una delineación típica.

Mientras que aún es posible hacer algunas cosas interesantes solo con la fecha de nacimiento, incluso si no tienes dicha fecha, en la mayoría de los casos es muy deseable tener una fecha aproximada antes del intento de interpretar una carta natal.

Cuando la fecha no es conocida o guardada para una persona, a veces los astrólogos intentan deducirla estudiando los eventos de la vida de la persona e intentando ajustar su cronología con alguna de las posibles cartas para su día. Este proceso de ingeniería inversa para la obtención de la fecha de nacimiento basado en eventos conocidos se denomina rectificación.

En este artículo voy a indicar algunos consejos sencillos sobre cómo rectificar una carta natal basados en la experiencia con clientes.

¿Por qué es tan importante la hora natal?

La respuesta a dicha pregunta es que sin una hora acertada, no tienes ascendente. Sin el ascendente no tienes casas. Sin casas ni ascendente no tienes partes. Sin ascendente, casas, ni partes, no tienes los señores planetarios dominantes de los temas específicos a la vida de la persona.

No simplemente elimina un montón de factores importantes de la carta natal, lo hace de modo que no puedas usar un gran número de técnicas importantes basadas en dichos factores. En resumen, desaparece la gran parte del sistema.

Entonces, ¿No es la rectificación totalmente especulativa?

Sí, lo es. Esto ciertamente llega a ser muy problemático, ya que distintos astrólogos usan métodos distintos a la hora de hacerle frente, y normalmente los resultados obtenidos varían.

No siempre es el caso, ya que no quita que sea posible llegar a conclusiones similares sobre una carta.

Mientras que instancias como la anterior otorgan cierto sentido de seguridad de que el proceso de rectificación puede llegar a resultados acertados, es necesario tener en mente que la rectificación es aún un proceso muy especulativo, y que siempre debe ser tratado con precaución extrema. En nuestro libro publicado sobre la rectificación puedes encontrar en detalle toda la información profesional requerida para rectificar una carta natal, aunque no conozcas la hora de nacimiento.

De hecho, por la naturaleza especulativa de la rectificación, debería usarse únicamente cuando sea absolutamente necesario y el margen horario se ha reducido a unas pocas horas. Todos los consejos siguientes funcionarán mucho mejor si se ha logrado reducir el margen a unas pocas horas, particularmente bien en los casos que no haya más de tres signos ascendentes.

Cinco consejos para rectificar una Carta Natal

Entonces, si necesitas irremediablemente rectificar una carta, aquí van unos consejos:

1)    Usa Casas de Signos Enteras

No sólo son más acertadas en la práctica en general, también son particularmente útiles en el proceso de rectificación.

Con las casas de signos enteras la rectificación es una tarea mucho más simple, ya que principalmente se convierte en el problema de determinar el signo ascendente correcto. Una vez determinado, el resto de casas entran en su sitio correcto. Por ejemplo, si alguien tiene ascendente Cáncer con todas las casas completas, sabes que tiene Aries en la 10a.

Esto vuelve el proceso de rectificación más fácil porque existe una diferencia enorme entre un signo ascendente y otro, ya que todos los planetas se mueven a casas distintas cuando el ascendente cambia,.

Esta es una de las pistas que pueden ayudarte en el proceso de rectificación.

2)    Presta atención a los planetas benéficos, maléficos y a las cartas diurnas o nocturnas

La otra cosa que debes saber es el concepto de planeta benéfico y maléfico, al igual que el correlativo de la secta planetaria o diurnos-nocturnos.

Una de las nociones generales derivadas de estos dos conceptos es que el emplazamiento de la casa del maléfico que es contrario a la secta de la carta usualmente indica el área de la vida de la persona que contiene los mayores desafíos, dificultades o pérdidas. Por ejemplo, Marte en carta de día en la 7a puede indicar que el individuo experimente separaciones o pérdida en cuestiones de matrimonio, mientras que en la 4a casa puede indicar separaciones o pérdidas respecto de los padres. En ambas instancias el contrario a la secta de Marte indica separación, pero lo indica en un área muy diferente de la vida de la persona dependiendo del emplazamiento de la casa.

A la inversa, el emplazamiento de la casa del benéfico a la secta favorable normalmente indicará el área de la vida del individuo en la que será más afortunado, fácil y estable. Por ejemplo, Júpiter en la carta de día en la 7a puede indicar estabilidad en sus relaciones y matrimonio, pero en la 4a casa indicaría estabilidad con los padres. De nuevo, cuando Júpiter está en la secta a favor indica estabilidad de cualquier modo, pero el emplazamiento de la casa localiza este significado en el área de la vida de la persona.

Con esto en mente, puedes mirar en cada posible signo ascendente y contrastar dónde se localizan estos dos planetas, y comparar el resultado con la cronología de la persona para ver que emplazamiento parece el más afortunado o desafortunado en las áreas de su vida. Algunas veces lo más simple es el mejor de los indicadores.

3) Compara el dominante del ascendente en las distintas casas

Este acercamiento, al igual que la mayoría de los consejos listados en esta guía, funciona principalmente si la persona tiene ya un rango de tiempo acotado, como una ventana de 2 o 3 h para que no haya más de 2 o 3 signos ascendentes posibles.

El emplazamiento de la casa del dominante del ascendente suele caracterizar una de las mayores áreas de los temas en los que se dirige la vida de la persona. Por ejemplo, alguien cuyo dominante del ascendente está en la 5a puede tener una vida enfocada a sus hijos, mientras que si fuera el dominante de la 1a en la 10a puede estar más centrado en su carrera.

Si hay dos posibles ascendentes en la carta a rectificar hay que mirar en que casa está el dominante del ascendente de cada una, para entonces hay una buena posibilidad de que hayas reducido los signos al correcto ascendente.

4) Estudia los tránsitos recientes de los planetas exteriores

Otra buena opción a la hora de rectificar una carta es estudiar los tránsitos a través de las casas, particularmente las de Saturno y Júpiter.

Una de las ideas básicas es que sea donde sea que Júpiter esté en tránsito las cosas tienden a expandirse, mientras que en el caso de Saturno tienden a contraerse.

El ejemplo más típico de esto es que cuando Saturno transita la primera casa de la gente hay cierto tipo de contractura respecto a sus cuerpos. Si Saturno es contrario a la secta en la carta natal a veces implica problemas de salud, mientras que si está a favor puede implicar una simple pérdida de peso.

Cuando Júpiter transita la 2a a veces indica un aumento de las finanzas personales, mientras que si es Saturno puede suponer pérdida de dinero, o un acercamiento más conservador a las finanzas durante unos años.

Recuerda que con las casas de signos completas tan pronto como un planeta entra en un nuevo signo también entra en una nueva casa, y los temas asociados con dicha casa se activan inmediatamente. Como resultado, a veces es realmente obvio el momento en que Saturno ingresa en la 7a casa de alguien y sufre una ruptura mayor, o cuando Júpiter entra en la 2a casa y obtiene mucho dinero.

Esto puede ayudar realmente a reducir los signos al ascendente correcto mirando simplemente los tránsitos recientes y los ingresos en la carta de una persona comparándolos con sus eventos o períodos vitales.

5) Último consejo

Nunca tomes tu rectificación demasiado en serio.

No importa lo buena que sea. No importa lo verifica que parezca la evidencia. Siempre es especulación.

Y sobre todo, nunca intentes cambiar una carta rectificada por una con la hora de nacimiento verificada. Esto es uno de los pecados capitales de la astrología, por el cual los astrólogos serían excomulgados si la astrología fuera algún tipo de religión o culto.

Por suerte no lo es, pero te apuntaríamos todos el dedo y miraríamos mal de pillarte haciéndolo, anda con cuidado.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones

Add Your Reply