Adorable Libra y apasionado Escorpio: cóctel para el fin de semana


El fin de semana comienza con la Luna en Libra vacía de curso, así como con un trígono de Mercurio en sagitario a Urano y cuadratura a Quirón. El estado de ánimo general busca control y equilibrio – lo que es muy difícil de conseguir si no dejamos de comunicarnos con las palabras inadecuadas. Sin embargo puede producir un interesante efecto cómico.

El regente de Libra, Venus, se muestra inexpresivo ante la cuadratura a Júpiter en Capricornio. Sería algo así como tratar de rodar un ladrillo. Pero de nuevo con humor.

El resto del fin de semana gira alrededor de una Luna en el misterioso Escorpio; refrescantemente fluido y lleno de matices. Asuntos relacionados con situaciones de poder, los complejos psicológicos y los celos son quejas comunes en esta situación, pero la percepción y la fuerza emocional son los regalos que nos ofrece si estamos dispuestos a enfrentar nuestros miedos. Así que cuidado con esa salida nocturna del sábado, lo que nos puede parecer un filtreo de nuestra pareja puede ser tan solo un saludo o una petición de información.

La cuadratura del comunicativo Mercurio a Quirón (20° 40′ Sagitario-Piscis) puede aportar dosis elevadas de ansiedad, resultando casi agónico, sobre lo que se ha dicho o dejado de decir, pero el trígono de Mercurio a Urano despierta nuestras mentes y aporta recursos mentales para superar esta situación. Las conversaciones adoptan desvíos emocionantes en su viaje y las ideas brillantes aparecen por todas partes. El poder de nuestra imaginación puede crear un cambio profundo cuando la Luna hace un trígono a Neptuno.

Venus lanza una cuadratura a Júpiter, pero también un sextil a Quirón. Cuando el empuje aparece, aprendemos de alguna forma a obtener placer, independientemente de las condiciones en que nos encontremos.

La Luna en Escorpio también realiza un trígono a Neptuno, endulzando nuestro estado de ánimo. Venus, situado entre ellos y en el compatible Capricornio combina un anhelo de dulzura con deseos tangibles y sólidos.

Mercurio en Sagitario puede tener la tendencia a hablar demasiado – decir demasiado, hablar demasiado tiempo, o hablar demasiado alto. Tampoco importa. Algunos buscamos cualquier excusa para ceder al deseo. Permitámonos probar….

El sextil de la Luna a Plutón del domingo es potente, pero un sesquiquadratura solar al poco convencional Urano podría potenciar el aumento de nuestros niveles de estrés. Podemos sentirnos fuera de nuestro elemento, pero deshacernos de la norma podría ser liberador.

La Luna se mueve también desde una cuadratura de a Marte en Acuario al trígono con Quirón en Piscis. Marte se acerca más al trígono con Júpiter, un aspecto que ha ido construyendo lentamente. El estado de ánimo se enriquece con emociones profundas… todo el fin de semana… fomentando el descubrimiento de pistas intuitivas que nos conducen hacia perspectivas más positivas en nuestro día a día. Permitámonos sentir, sentir de verdad y veremos cómo se desbloquean los caminos…

El sextil lunar a Venus nos devuelve la armonía; además nos sentiremos aliviados por el trígono de la Luna al sanador Quirón. La Luna hace un sextil a Venus y Venus un sextil a Quirón. ¿Qué hemos aprendido? Que crea un beneficio. La posibilidad del placer y la satisfacción – y la rara oportunidad de alcanzar la máxima expresión de nuestro estado de ánimo e inundar este día con energía positiva.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones