Pronósticos y tendencias para octubre y noviembre de 2013


Las condiciones comienzan a cambiar drásticamente durante este período, el plato fuerte comienza el 1 de noviembre con cuatro de siete cuadraturas entre el independiente Urano y el transformacional Plutón. La fuerza de esta alineación de larga duración se desencadena el día 4 de octubre cuando la Luna de Libra se opone a Urano en Aries y hace cuadratura a Plutón en Capricornio y a Júpiter en Cáncer. Se trata de una gran cruz cardinal que intensifica nuestra necesidad de hacer desiciones críticas en nuestra vida. Es más sabio iniciar acciones que resistirnos a ellas porque el cambio significativo parece ser inevitable para este momento. Un quincuncio del eficaz Saturno con Urano el día de lunación aumenta la presión y lo mejor es rendirse antes las elecciones y no frente a las oportunidades.

Las relaciones pueden ser sacudidas por la sorpresa o generar mucho estrés a causa de temores irracionales pero las puertas pueden abrirse ante nuevas personas y oportunidades si actuamos con audacia. Aunque mantenerse en los límites puede ser muy cómodo dar un paso adelante puede dar comienzo a grandes aventuras.

Visiones de ampliar alianzas llegan con la entrada del escalable Venus al optimista Sagitario el 7 de octubre, mientras que la oposición del generoso Júpiter en el primer cuarto de Luna de Capricornio continúa expandiendo sus efectos energéticos hasta el 11 de octubre.

Los grandes planes y sueños requieren de especial atención en cada detalle, todo fluye de manera más fácil cando el mecánico Marte entre al competente Virgo el 15 de octubre. Existe cierto riesgo de complicarse con asuntos insignificantes, así que no pierdas de vista tus metas para que no te desvíes de tu camino hacia ellas a causa de trivialidades.

La cuadratura entre el gran Júpiter con la eclipsada Luna llena de Aries el 18 de octubre puede hacer ver gigantes pequeñas diferencias de pensamiento, ampliando la división entre personas e ideas (y dentro de nosotros mismos), pero también puede suministrarnos la sabiduría emocional y compasión necesaria para superar estos sentimientos de separación.

El hecho de detenerse para pensar nuevamente los asuntos e intentar reparar malentendidos comienza cuando el cerebral Mercurio se vuelva retrógrado en Escorpio el 21 de Octubre. Aprender a leer entre líneas utilizando nuestra intuición y poner especial atención a los matices nos puede ayudar a profundizar en el pensamiento mientras que el planeta mensajero cumple su tercer período retrógrado de este año. La entrada del Sol en el sutil Escorpio el siguiente día refuerza nuestra profundidad de percepción y estado de alerta ante los mensaje ocultos, mientras que el deseo hace cada vez mas grande nuestra necesidad de intimidad.

El cálculo y la revisión mental vienen de la mano de la conjunción Mercurio retrógrado – Saturno el 29 de octubre. Los pensamientos negativos son una de las posibles consecuencias de esta conjunción pero también nuestro pensamiento se agudiza ayudándonos a aclarar situaciones espesas. Mercurio se apoya en el Sol el 1 de noviembre, aumentando la conciencia sobre nosotros mismos  en el momento en que Urano y Plutón forman su cuarta cuadratura perfecta. La gravedad de estos tiempos es más notable el 3 de noviembre con el eclipse solar de la Luna nueva en Escorpio en conjunción con Saturno. Esto es un remolino de fuerzas contradictorias ya que la unión del Sol y la Luna inicia un ciclo mensual muy fresco , mientras que el eclipse, Saturno  y Escorpio se resisten a moverse hacia delante. Afortunadamente, el eficiente Marte en Virgo y Plutón en Capricornio apoyan la lunación con un sextil inteligente que nos ayuda a completar asuntos pendientes, maximizar los recursos y eliminar los obstáculos.

Competencia, auto control financiero, y madurez en las relaciones son los regalos del ingreso de Venus en el terrenal capricornio el 5 de noviembre. Una conjunción solar con Saturno añade el peso de la responsabilidad junto con el poder de la autoridad el 6 de noviembre, este día, Júpiter retrogrado es otra señal para gestionar nuestro crecimiento de una manera más cuidadosa.

La información debe comenzar a fluir con más libertad cuando Mercurio cambie directamente el 10 de noviembre. Los sueños también pueden salir a la superficie cuando Neptuno de un paso hacia adelante el 13 de noviembre. Sin embargo, el dulce Venus emprende una carrera complicada que puede cambiar el curso de las relaciones y valores personales cuando haga cuadratura con el errático Urano el 14 de noviembre y se una al controlador Plutón el 15 de noviembre.

La Luna llena de Tauro del 17 de noviembre se encuentra con el escéptico Sol de Escorpio llenándonos de sencillez y sensualidad. El ingreso solar en el ardiente Sagitario el 21 de noviembre, levanta nuestras cabezas para sobrevivir a la batalla, para ponernos en el punto de partida hacia direcciones prometedoras. La cuadratura del Sol con Neptuno el 24 de noviembre esparce polvillo mágico sobre nuestros planes, esto, o nos confunde o nos inspira con esperanzas dulces y sueños.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones