Previsiones astrológicas sep-oct 2015


AstrologíaLa Luna continúa su jornada a través de Aries el Lunes, formando un aspecto de cuadratura con Plutón a medida que empezamos el día. Los aspectos Luna-Plutón, especialmente las cuadraturas, pueden revivir las emociones profundas que hayamos enterrado o ignorado. Como siempre, Plutón nos ayuda a ponernos en contacto con el subconsciente, para que así no pueda controlarnos desde las sombras. Una impredecible conjunción Luna-Urano termina el día, haciendo probables las acciones impulsivas, especialmente si hemos estado jugando seguro o guardando nuestras emociones durante mucho tiempo.

Los problemas de comunicación aparecerán en escena este martes 29 de septiembre de 2015, con el retrógrado Mercurio formando una semicuadratura con Venus y un quincuncio con Neptuno (7º39’ Libra-Piscis). Puede que se vuelva difícil evitar traer desacuerdos del pasado como punto de argumentación, pero aprenderemos con rapidez que al hacer esto no nos dará la satisfacción que esperábamos. Para navegar con éxito a través de estos aspectos, tendremos que ajustar nuestras expectativas ante cualquier conversación y darnos cuenta de que el perdón es la ruta más directa hacia la armonía interior que buscamos. La Luna en Tauro avanzada la tarde en trígono a Marte nos ayudará a completar las tareas necesarias a medida que cerramos el día.

Un trígono terrenal Luna-Plutón nos urge a canalizar nuestra intensidad emocional hacia una actividad productiva durante el comienzo del Miércoles. La Luna en Tauro continúa proveyendo estabilidad y suelo firme a lo largo del día – ¡Un bienvenido respiro ante la reciente revolución emocional! El Sol conjunción con Mercurio retrógrado, en este último día de Septiembre, remarca la necesidad de revisar en exceso antes de que tomemos decisiones a largo plazo. Con este alineamiento ocurriendo en Libra, nuestra atención reside en cómo crear una situación beneficiosa para todo el mundo involucrado. Un quincuncio Sol-Neptuno nos pedirá que profundicemos todavía más en nuestra introspección, para considerar los efectos de que esperemos que los demás nos traten exactamente cómo los tratamos. Este aspecto nos recuerda que la bondad beneficia por igual al donante como al receptor.

Con la Luna vacía de curso en el apacible Tauro, el Jueves empezará con calma. La Luna está vacía de curso cuando no tiene ningún aspecto importante antes de abandonar un signo, así que no esperes demasiado para moverte antes del mediodía, momento en que la Luna entra en el veloz y charlatán Géminis. Una oposición entre la Luna y el serio Saturno a primera hora de la tarde podría implicar que los más habladores se topen con un cubo de hielo, ya que todo el mundo estará trabajando con firmeza. Los encuentros grupales parecerán interminablemente lentos. Las ideas se golpearán contra un muro. Los bloqueos, no obstante, pueden ser utilizados como puntos para aclarar discusiones o definir ideas con mayor claridad.

Puede que nos veamos sobrecargados con la correspondencia debido a la cuadratura de la Luna en Géminis con el gigante Júpiter del Viernes por la mañana. El semisextil del retrógrado Mercurio con Marte en Virgo a media mañana podría causar que todo el mundo salte a la más mínima ante los demás. Un semisextil, aunque potencialmente beneficioso, puede denotar vecinos inquietos y podría llegar a ser irritante hasta cierto punto, todo el mundo quiere las cosas listas a la orden de ya. La solución puede estar en echar una mano, en lugar de quejarse sobre quién debería hacer qué. Entonces, Mercurio se opone a Vesta (asteroide de la dedicación, devoción, y concentración absoluta) a mediodía (4º44’ Libra-Aries). Las preocupaciones por la falta de armonía podrían causar distracciones. Lo ideal sería poner nuestros pensamientos en nuestras propias acciones, en lugar de preocuparnos por lo que piensan los demás.

El Sábado, una afable Luna en Géminis se encontrará en sextil con el placentero Venus a media mañana. La atmósfera será cálida, cordial y amigable. El cambio de ambiente se producirá de sociable a recluido cuando la Luna entre en Cáncer a media tarde. Una velada en casa podrá sentirse reconfortante y restauradora, pero con la cuadratura de la Luna al retrógrado Mercurio a medianoche, puede que seamos reluctantes a hablar. A veces el silencio es lo más seguro.

Las memorias del sueño perduran a medida que el trígono de la Luna con el espiritual Neptuno nos despierta a primera hora de la mañana del Domingo, entregándonos un comienzo del día gentil e iluminado. Los sentimientos se intensificarán, no obstante, con la oposición de la Luna de Cuarto Menguante en Cáncer con Plutón, guiándonos hasta aguas emocionales más oscuras a primera hora de la tarde. Puede que sintamos necesidad, o nos sintamos necesitados, asfixiados o como si fuéramos piezas de recambio. Con el sextil de la Luna al benéfico Júpiter, será posible lograr una mejoría, pero los patrones de conducta gastados necesitan ser eliminados para desenterrar los poderosos beneficios del cambio. El semisextil entre Sol y Júpiter a medianoche (11º42’ Libra-Virgo) nos invita a ser el cambio que queremos ver en el mundo.


Comenta tus impresiones

Add Your Reply