Predicciones astrológicas para la semana del 10 al 16 de marzo de 2014


El entorno parecerá inestable durante todo el Lunes debido a los intensos aspectos relacionados con la acuosa Luna de Cáncer. Su cuadratura al eléctrico Urano de madrugada activa un sentido de extrañez que probablemente no otorgue autoconfianza. La oposición luna a Plutón por la mañana es capaz de lanzarnos a las profundidades de la duda y la desesperación. Por suerte, la otra cara de estos tránsitos es que son capaces de promover la innovación, hacer que la cohesión de los hábitos antiguos sea más fácil de quebrar, ayudando a descubrir los recursos necesarios para completar nuestros deseos. Una de las llaves para combinar las características conservativas de la Luna en Cáncer con las fuerzas de transformación provenientes de Urano y Plutón es reconocer que nuestra supervivencia y bienestar futuro requieren forjar hacia lo desconocido. De todos modos, la resistencia a tomar riesgos es subrayada por la cuadratura de Mercurio a Saturno (23º15’ Acuario-Escorpio). Los pensamientos negativos y las conversaciones frustrantes son posibles trabas, pero la intensa concentración ofrecida por este aspecto puede eliminar cualquier nube de confusión de modo que exista la capacidad de discutir problemas complicados de forma madura.

El Martes un quintil socialmente hábil Venus-Saturno tras (72º) es bastante útil para calmar las emociones sobrecalentadas. Esta conexión entre el amoroso Venus y el responsable Saturno es excelente para dar con soluciones creativas en lo referente a los recursos, el arte y las relaciones. La fuente principal de tensiones del día es la cuadratura de la Luna de Cáncer con Marte. Es posible que se den tanto irritación como impaciencia, pero una pelea justa, aun con los fuertes sentimientos, es un bien potencial. Las situaciones delicadas también se reflejan en las cuadraturas desconectadas de la Luna a los nodos lunares al avanzar la tarde, la vulnerabilidad de Cáncer abre paso al orgullo y juguetonería de Leo, aunque, cuando la Luna entra al fijo signo de fuego cerca la creencia en la capacidad de crear un mejor mañana puede ser un beneficio mayor de este cambio energético.

La actividad planetaria es relativamente ligera el Miércoles, con tan solo un par de aspectos lunares en el calendario. La dramática y orgullosa luna de Leo se opone a Venus en el frígido Acuario. Es un contraste de las necesidades personales (Leo) con las preocupaciones colectivas (Acuario) capaz de incrementar la sensibilidad sobre la falta de atención o aprobación. La colaboración creativa es una expresión deseable de este alineamiento. Una conexión más armónica entre los principios de Leo sobre uno mismo y la perspectiva comunitaria de Acuario ocurrirá cuando la Luna haga un trígono al regente moderno del Portador de Agua, Urano. Esto va de no tomarnos a nosotros mismos con demasiada seriedad y estar abiertos a las sorpresas y descubrimientos, en lugar de tratar de mantener control absoluto.

 

Una sobrecarga de información es un evento posible con la sesquicuadratura del Jueves entre Mercurio y Júpiter entrada la mañana. La lógica representada por el Planeta Mensajero en el aireado Acuario irrumpe con las verdades emocionales representadas por Júpiter en Cáncer, y esto es capaz de elevar las menores diferencias hasta convertirlas en problemas mayores. Ten cuidado de que la racionalidad no sea desplazada por un mal juicio o la exageración. Aun así, el día probablemente sea ordenado y productivo, gracias al trígono Sol-Saturno (23º12’ Piscis-Escorpio). Incluso si este aspecto genera confianza, puede haber momentos de sospecha alrededor de la cuadratura Luna-Saturno un par de horas más tarde. Si el ego Leoniano ha sido inflado en exceso, la frustración probablemente lo siga de la mano. Distintas perspectivas pueden causar discusiones durante la oposición de la Luna a Mercurio, pero un sextil razonable entre la Luna y Marte indica que los puntos de vista conflictivos pueden ser expresados sin agresividad.

Deberíamos volvernos más habilidosos en analizar nuestras necesidades y emociones cuando la Luna entra a Virgo el Viernes. Este signo de tierra posee una naturaleza crítica que puede resultar extremadamente útil, aunque, tu cometido probablemente será resolver los problemas que Virgo desvela. Puede haber algo de nerviosismo y problemas tecnológicos alrededor de la semicuadratura inestable a Urano, pero un trígono del pragmático regente de Virgo, Mercurio, a Marte en Libra, ocurre algo más tarde y ayuda a agudizar nuestros pensamientos y claridad de comunicación. Las ideas brillantes e intercambios productivos de información fluyen con facilidad con este aspecto tan creativo en los objetivos signos de aire. La oposición de la Luna a Neptuno a media tarde relajará temporalmente los límites inclinándonos hacia el escapismo. La necesidad de tomar un descanso de la realidad hace de este un excelente momento para echarnos y relajarnos, logrando un inicio tranquilo y sin estrés para el fin de semana.

A veces Plutón funciona eficientemente con un trígono de la Luna, suceso que se dará el Sábado. Este aspecto es ideal para dejar de lado las tareas secundarias y las distracciones emocionales para centrar la atención donde sea más necesaria. Un quintil creativo entre el Sol y Plutón reforzará por la tarde los poderes restaurativos de este planeta exterior. Surgirán recursos de formas inesperadas, además de las expresiones favorables de este aspecto como un sentido de restauración y propósito.

 

Hacer ajustes será la clave para evitar los problemas del Domingo. La semicuadratura de Mercurio a Plutón de madrugada puede plantar las semillas del miedo y la desconfianza, especialmente cuando se trata de asuntos privados. Las palabras tienen un mayor impacto temprano en el día gracias a este alineamiento verbalmente provocativo. Los secretos no serán algo muy seguro por culpa de la Luna llena de Virgo en oposición al Sol en piscis a media mañana. Esta es una lunación usualmente tranquila en estos signos cambiantes y adaptativos; no obstante, navegar entre la precisión de Virgo y la vagueza de Piscis puede resultar en un viaje embarazoso. Incluso si el trígono de Mercurio al Nodo Norte de la Luna unos minutos antes de la oposición anterior nos hace pensar que nos estamos comunicando correctamente, el quincuncio del Sol a Marte una hora más tarde (26º05’ Piscis-Libra) es un aspecto más convincente. La voluntad Solar y las acciones Marcianas puede que no se alineen fácilmente, requiriendo de ajustes constantes para evitar crisis. La irritabilidad podrá ser algo esperado, especialmente cuando los métodos y objetivos no están sincronizados. La mayor causa de malestar es el contraste entre el deseo del Sol de Piscis para disolver los límites y la necesidad de Marte en Libra de definirlos y defenderlos. El ingreso luna a Libra debería ayudar a suavizar las diferencias cuando se acerque la noche, pero si los acuerdos realizados para mantener la paz no son de corazón, probablemente no sean duraderos.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones