Navegando por oscuras aguas en Escorpio


escorpioEl ocre otoñal de los sextiles lunares a Mercurio y al Sol a mediodía, harán de la mañana del Lunes un momento productivo y tranquilo. Adelanta esos grandes proyectos o encuentros importantes y termínalo todo antes de la hora de la comida, ya que la Luna pasará a estar vacía de curso. Sin más aspectos importantes por la tarde, podemos centrarnos en completar tareas o hacernos cargo de las responsabilidades rutinarias. El ambiente se aligerará avanzada la noche, con la entrada de la Luna en Acuario.

Mercurio hace su conjunción superior con el Sol en Escorpio el Martes a primera hora de la mañana. Tras este momento, Mercurio estará viajando por delante del Sol hasta su siguiente momento de retrogradación. Es posible que desarrollemos una profunda comprensión del camino que tenemos por delante. Este puede ser un “momento brillante”. Si tienes planetas o puntos alrededor de 24º Escorpio en tu carta, anticipa la iluminación. La gente puede estar vehementemente apegada a sus ideas, defendiéndolas sin piedad, especialmente bajo una intransigente Luna en Acuario. No obstante, un sextil lunar a Saturno a media mañana, y Venus a media tarde, permitirán que nos sintamos enlazados sin estar atados, y más moldeables a distintos puntos de vista.

Neptuno se estaciona directo el Miércoles a primera hora de la mañana. Es como si hubiéramos estado esperando en la playa al cambio de mareas, para poder zarpar con la siguiente pierna de nuestra jornada cósmica. Este sutil tránsito puede ser mucho más vívido si tienes puntos o planetas alrededor de 7º Piscis. Somos gentilmente invitados a abandonar nuestras ilusiones y abrazar lo desconocido. Nuestra imaginación nos lleva a nuevas orillas y abre nuevos horizontes. La Luna de Cuarto Creciente en el objetivo Acuario estará en cuadratura con el Sol y Mercurio por la noche, ambos en el tormentoso Escorpio. Puede que sintamos la necesidad de distanciarnos de las intensas revelaciones que se nos presenten o de las conversaciones más recónditas. La objetividad, combinada con la voluntad de enfrentar los problemas más profundos con honestidad, puede ayudar a conseguir una fresca perspectiva.

El Jueves, justo tras la media noche, la Luna estará vacía de curso hasta que entra en piscis de madrugada. Normalmente seremos emocionales, empáticos, e intuitivos, pero una cuadratura lunar con Saturno a media tarde podrá bloquear el flujo. La realidad podrá no igualar a la ilusión, haciéndonos sentir deprimidos. Puede ser difícil expresar los sentimientos. Un trígono de Mercurio con la observadora Vesta podría ayudarnos a recuperar nuestra concentración por la tarde, dejándonos libres para sincronizar de nuevo nuestros lazos psíquicos y trascender las limitaciones percibidas.

La conjunción de la Luna con Quirón del Viernes por la mañana beneficiará las sesiones de curación matutinas. Puede que seamos dolorosamente conscientes de nuestras debilidades, pero la plenitud será encontrada mediante un amor propio incondicional. Un cambio de ritmo nos sacará de las aguas turbias en las que estemos metidos a media mañana, con el salto de Mercurio hasta Sagitario. Este tránsito, que expandirá nuestras mentes, nos invita a pensar a lo grande, pero puede que hagamos más promesas de la cuenta y pasemos por alto los detalles, especialmente cuando la Luna se opone a Júpiter a mediodía. Una tensa cuadratura entre Venus y el tormentoso Plutón cambiará repentinamente la atmósfera de abierta a cerrada a media tarde (13º45’ Libra-Capricornio). Las crisis de relaciones o dinero pueden ser sofocantes. Aplicar un poco de diplomacia a la resolución de nuestros problemas tendrá que recorrer un largo camino para encontrar una resolución.

El Sábado nos levantaremos exaltados con la entrada de la Luna en Aries por la mañana, llenándonos con la necesidad de cumplir nuestros objetivos personales. El sextil del Sol al Nodo Norte del mediodía puede parecer como un rayo de luz indicándonos la dirección correcta. A media tarde, el pasivo-agresivo Marte en Libra encontrará un semisextil con la ultrajada Luna Negra, Lilith, (representando represión, exilio, y puro poder creativo) en el apasionado Escorpio. El calor sube de nivel. (En la mitología, Lilith fue la primera esposa de Adán en el Jardín del Edén, pero abandonó el paraíso cuando su marido no la quiso tratar como igual). La gente puede obcecarse con sus objetivos y sin la predisposición a negociar. Un claro “no” puede reiniciar la balanza, si los límites son transgredidos. La sesquicuadratura de Mercurio con Urano se alimentará poco después de esta acalorada energía, y al igual que la legendaria Lilith, puede que tengamos la necesidad de huir en lugar de debatir nuestra libertad.

Este Domingo volveremos a lomos del caballo con la entrada del Sol en el centauro, Sagitario, a primera hora de la mañana. Tras haber navegado por las oscuras aguas de la vida y la muerte en Escorpio, seremos propensos a buscar significado en nuestra intensidad emocional. La vida se convertirá en una gran aventura. Viajes, estudios, enseñanzas, y aprendizaje serán todos un reto para nuestras creencias y nos apoyarán a estirarnos más allá de las ideas preconcebidas. Estaremos inspirados en este signo visionario, pero también estaremos inclinados a ir demasiado lejos. La oposición de la Luna a Venus poco después y conjunción Urano a media mañana nos avisan de no ser odiosos con las cosas que queremos. Podemos alcanzar nuestros mayores valores y guiar con el ejemplo.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones