Luna llena en Acuario: abrir nuestro corazón


luna--lena-en-acuarioA medida que avanzamos en la Era de Acuario – en un ciclo de 26.000 años, que representa una época de igualitarismo, de colaboración y de ciudadanía global – hay que desmantelar las creencias y sistemas que mantienen los viejos y caducos paradigmas.

Nos vemos obligados a hacer un cambio radical en nuestra conciencia, de la percepción limitada de la dualidad a una conciencia colectiva de nuestra unidad inherente y de la divinidad. En el viejo paradigma, este fue un arduo viaje interior realizado por relativamente pocos, en general, en la soledad y el aislamiento.

Ahora estamos haciendo este cambio evolutivo en masa en el ejercicio de nuestra vida cotidiana. La buena noticia es que nunca ha sido más fácil despertar; la no tan buena noticia es que el despertar requiere orientación y la sanación de lo que queda en la sombra.

Cada luna llena aporta luz al lado oscuro de una polaridad particular. El lado oscuro de Leo es dominante y ajeno a las necesidades de los demás; el lado oscuro de Acuario es incapaz de darse cuenta de que el cambio empieza por uno mismo. Abrir el corazón disuelve los lados de la sombra tanto de Leo como de Acuario, y es la puerta de entrada a la Nueva Era.

Nuestro corazón es mucho más que un motor que impulsa la sangre. De acuerdo con investigaciones en el campo de la neurocardiología, el corazón se comunica continuamente con el cerebro de cuatro maneras:

neurológica, bioquímica, biofísica y electromagnéticamente.

De hecho, tenemos un «corazón-cerebro» o lo que es lo mismo: un sistema nervioso cardíaco intrínseco – una compleja red de ganglios y neurotransmisores similares a las del cerebro – que es capaz de sentir, aprender y tomar decisiones.

Los estudios también muestran que tenemos otro «cerebro»: el sistema nervioso entérico (el sistema nervioso entérico -SNE- es una subdivisión del sistema nervioso autónomo que se encarga de controlar directamente el aparato digestivo) incrustado en el revestimiento de nuestro sistema gastrointestinal y afectado por los mismos neurotransmisores que nuestro cerebro craneal. Este «cerebro» en nuestro intestino es capaz de detectar, registrar y responder de forma independiente, así como en concierto con nuestro cerebro craneal.

Para más información puedes leer (en inglés): La Ciencia del Corazón, publicado por el Instituto HeartMath.

cerebro-corazón

Las vías de comunicación neuronales que interactúan entre el corazón y el cerebro son responsables de la generación de HRV. El sistema nervioso cardíaco intrínseco integra información del sistema nervioso extrínseco y de los axones sensoriales dentro del corazón. Los ganglios cardiacos extrínsecos situados en la cavidad torácica tienen conexiones con los pulmones y el esófago y están conectados indirectamente a través de la médula espinal a muchos otros órganos, incluyendo la piel y las arterias. El nervio vago (parasimpático) se compone principalmente de fibras aferentes (que fluyen al cerebro) que se conectan a la médula. Los nervios aferentes simpáticos primero se conectan a los ganglios cardiacos extrínsecos (también centros de procesamiento), y después al ganglio de la raíz dorsal y la médula espinal. Una vez que las señales aferentes alcanzan la médula, viajan a las áreas subcorticales (tálamo, amígdala, etc.) y luego a las áreas corticales superiores.

Luna llena en Acuario: abrir nuestro corazón

chakra-corazon

Las enseñanzas esotéricas nos indican que también tenemos un chakra del corazón, un centro de energía multidimensional que integra la mente y el cuerpo, el espíritu y la materia.

Cuando nuestro chakra del corazón está abierto, nos sentimos pacíficos y alegres, completos y conectados. Nos mostramos compasivos, tanto con nosotros mismos como con otros, ya que percibimos el mundo en términos de relaciones, igualdad y co-creación, las características de la Nueva Era.

Urano, el regente moderno de Acuario, en trígono con el Sol y en sextil a la Luna, nos impulsa a ampliar nuestro círculo de amigos y aliados. Mercurio, la octava más baja de Urano y asociado con la mente racional, hace la primera de las tres oposiciones a Quirón el 19 de agosto y la primera de las tres conjunciones con Júpiter el 22 de agosto a 26 ° Virgo, expandiendo nuestra capacidad para integrar el análisis lógico con el conocimiento intuitivo.

Venus hace una conjunción con Júpiter el 27 de agosto (27 ° Virgo) y luego Mercurio el 28 de agosto (29 ° Virgo), lo que facilita la fusión de la mente con el corazón.

Nuestro deseo de alinearnos con aquello que resulta más significativo y verdadero para nosotros se intensifica ahora, ya que Marte forma una sesquicuadratura a Urano el 23 de agosto, una conjunción a Saturno a 10 ° Sagitario el 24 de agosto , una cuadratura a Neptuno a 11 ° Piscis el 25 de agosto, y una cuadratura a los nodos lunares a 13 ° Virgo-Piscis el 29 de agosto.

Esta luna llena nos anima a permanecer en contacto con las dos realidades: física y metafísica.

Tu luz, tu amor y tus dones importan.

Rodéate de «almas afines» durante esta Luna Llena en Acuario, y ten en cuenta:

Mckenna_terence«Nuestro mundo está en crisis debido a la pérdida de conciencia. Y así, cualquier aporte que cualquiera de nosotros pueda traer de vuelta y contribuir a la construcción del nuevo paradigma, hará que participemos en la redención del espíritu humano, y esto, la verdad, es de lo que realmente se trata » Terence McKenna


Comenta tus impresiones

Add Your Reply