Júpiter en la carta astral


Tras analizar los planetas «personales» (Sol, Luna, Mercurio, Venus y Marte), llamados así porque son los que más directamente se relacionan con las funciones psíquicas básicas del individuo, Júpiter y Saturno forman el dúo de planetas llamados «sociales«. Su movimiento a través del Zodiaco ya no es tan rápido como el de los planetas personales, pero su influencia en el destino individual y social de la persona sigue siendo importante.

Júpiter representa las «reservas» del individuo, el dinero que uno tiene. Se asocia con la abundancia, la expansión, los logros y también los excesos. Donde está Júpiter se «da mucho», «hay mucho». Se asocia con los privilegios, las recomendaciones y algún tipo de poder (relacionado con el dinero). Representa el crecimiento, el desarrollo y el aumento. Da, bien configurado, riqueza, abundancia y bienestar, así como una gran honorabilidad y sentido de la justicia. Si no lo está, otorga ostentación, hipocresía, derroche, amor a la vida fácil y al juego, quiebra e infortunio (por querer vivir a un nivel más alto del que se puede).

Desde un punto de vista más trascendental, Júpiter nos indica cómo uno busca la espiritualidad, a través de qué cosas y asuntos. Nos señala cómo son los dioses en los que uno cree, como es el esquema, el montaje espiritual interior de cada persona.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones

Add Your Reply