El verdadero astrólogo


astrologoEn una revista de astrología India aparecía la siguiente descripción de cómo debe ser el astrólogo ideal. Tal vez difiera un poco de nuestra concepción y suene “un poco anticuado”, sin embargo esta es la traducción:

El verdadero astrólogo

Es aquel que posee profundos conocimientos sobre la materia aunque la mayoría de las veces prefiere silenciarlos. De hecho en sus reuniones con otros colegas evita las discusiones y argumentos fútiles aún si sabe que los demás están en un error. Por el contrario, uno de sus objetivos prioritarios será el ayudarlos en sus dificultades. De la misma manera, siempre estará dispuesto a compartir sus conocimientos con los amigos, alumnos o aquellos que se le acercan, de forma que parece ser él mismo quien aprende.

Cuando da su opinión prefiere citar a los grandes sabios y apoyarse en sus enseñanzas en vez de parecer deseoso de imponer sus puntos de vista.

Mientras otros colegas defienden la con agresividad y violencia, el verdadero astrólogo establece la verdad a través de su trabajo. No va detrás de los reyes y poderosos, ni tampoco se desentiende de los que acuden a él. Trata a todos por igual y nunca da a conocer la identidad de sus consultantes.

En su trabajo procura responder cualquier pregunta digna aunque evita las expresiones fatalistas y autoritarias. Tampoco acepta honores que estimulen su ego y está contento con lo que le den.

El verdadero astrólogo no utiliza su divino conocimiento para satisfacer sus propios deseos, tampoco es autosuficiente ni orgulloso y siente un profundo respeto por los demás.

El verdadero astrólogo es de costumbres regulares, sinceras, honestas; trabajador y frugal.

En definitiva, el verdadero astrólogo, mantiene su personal pureza y ayuda a que los demás encuentren su verdadero camino; sus aspiraciones son nobles y verdaderas; sabe que tanto el Universo manifestado como el hombre o la astrología son perecederos.


Comparte el artículo:

Comenta tus impresiones