Una herramienta útil de 7 sencillos pasos


Su carácter es esencialmente la suma de sus hábitos; es cómo usted actúa habitualmente. Rick Warren

El miércoles se convierte en una sala de espejos.

La conjunción del Sol con el caprichoso Neptuno (Piscis) tiñe el día con un brillo de irrealidad.

Con la imaginación aumentada, la Luna Aries y el desencadenante de la próxima oposición Júpiter-Urano, Mercurio, puede hacer que esto lo sintamos como una extraña atracción de feria.

Oscilando entre el gigante Júpiter y el disparatado Urano, lo que vemos está distorsionado por la lente caleidoscópica de Neptuno.

El trígono de la Luna al sensible Saturno, seguido por su entrada en el práctico Tauro, sugiere que si podemos mantener un pie en el suelo, podemos convertir esta energía imaginativa en una herramienta útil.

Una herramienta útil: un plan para eliminar malos hábitos que he desarrollado a lo largo de los años.

Para que se produzca un cambio necesitamos mejores hábitos. El proceso es tan importante como el objetivo que perseguimos, tanto si lo alcanzamos como si no lo hacemos.

Convertirte en la persona que quieres es un proceso diario y no el resultado que obtienes: tu vida es el resultado de tus hábitos.

La razón por la que resulta tan difícil adoptar nuevos hábitos (te lo digo por experiencia) es que a menudo tratamos de adoptar una apariencia o actividad deseada (basada en el hábito sin cambiar nuestra identidad).

La mayoría de las veces tratamos de obtener resultados sin habernos probado a nosotros mismos que tenemos la identidad del tipo de persona en la que queremos convertirnos.

La receta para el éxito duradero

  1. Decide el tipo de persona que quieres ser.
  2. Convéncete con pequeñas victorias.

El objetivo inicial no es obtener resultados, el objetivo es convertirse en el tipo de persona que puede obtener dichos resultados.

Por ejemplo, imagina que quieres ser el tipo de persona que escribe un artículo al día, o que mantiene un cuerpo esbelto y saludable. Este sería el primer paso.

Escribe un párrafo cada día de esta semana y camina 1 km al día. Este sería el segundo.

Una forma adecuada de conseguir tus objetivos (metas) y adquirir buenos hábitos es establecer un programa de actividades alrededor del objetivo en vez de establecer una fecha límite.

Deja de centrarte en resultados y haz algo cada día. Haz lo mejor que puedas de manera consistente.

Decía que la razón por la que resulta tan difícil adoptar nuevos hábitos es que a menudo tratamos de adoptar una apariencia o actividad deseada (basada en el hábito sin cambiar nuestra identidad).

La mayoría de las veces tratamos de obtener resultados sin habernos probado a nosotros mismos que tenemos la identidad del tipo de persona en la que queremos convertirnos.

Una buena forma de empezar es ser consciente de nuestros malos hábitos.

Podemos empezar analizando la Luna en nuestra carta natal.

La Luna muestra los hábitos que se formaron temprano en la vida que ahora pueden representan patrones de enfermedad, fijaciones orales que ahora se traducen en comer en exceso o fumar, las preferencias de alimentos que se convierten en adicciones alimenticias, por ejemplo.

¿Dónde está mi Luna? ¿Cómo moldea mis hábitos?

Una vez analizada dicha evidencia (que Astroworld aporta en su interpretación con alguna sugerencia) y determinados cuáles son nuestros malos hábitos podemos establecer un plan…

PLAN PARA ELIMINAR MALOS HÁBITOS

¿Qué causa un mal hábito?

Estrés y aburrimiento

Su quieres cambiar pregúntate: ¿Existen determinadas creencias o razones que sustentan este mal hábito?

¿Existe algo más oculto, más escondido, bajo la superficie (miedo, creencia limitante, determinada situación…) que sea la causa de este mal hábito?

Por ejemplo recoger el email nada más conectar el ordenador hace que te sientas “conectado”. Volver una y otra vez a recogerlo durante el día hace que evites el sentimiento de que “te pierdes algo”. Pero a la vez esto causa estrés, desconcentración y destroza tu productividad o cualquier actividad que te encuentres desarrollando.

Cómo eliminar entonces un mal hábito.

1) Elige un sustituto del mal hábito ¿Qué harás cuando aparezca? Establece un plan alternativo. Por ejemplo, cuando sienta la tentación de revisar otra vez el email me levanto y miro por la ventana o me pongo a leer un rato.

2) Elimina todos los elementos que faciliten el mal hábito. Cambia tu entorno, elimina los activadores del mal hábito y rodéate de otros que faciliten un mejor hábito. Por ejemplo mantén apagado el ordenador si no te hace falta mientras realizas otra tarea.

3) Une fuerzas con otra persona. Encuentra un familiar o amigo que supervise y pueda preguntarte cómo lo llevas.

4) Visualízate consiguiendo superar el mal hábito. es decir, ten claro que quieres conseguir eliminando dicho hábito y escribo, piensa o imagina qué tiene que suceder cuando lo hayas conseguido. Por ejemplo, en mi caso me imagino terminando el libro que estoy escribiendo, mi objetivo es escribir varios libros y limitar el email a un par de veces al día me ayuda a conseguirlo, ya que libera tiempo para dedicarme a lo que realmente me importa.

5) No necesitas ser otra persona, tan solo tienes que volver a ser tu viejo yo (el que podía vivir, y de hecho vivía sin ese mal hábito).

6) Utiliza la palabra pero para superar la charla negativa contigo mismo. Cuando luchamos contra los malos hábitos es fácil juzgarse por no actuar mejor. Cada vez que te equivoques o cometas un error, es fácil decirte que fallas mucho.

Cuando esto suceda, termina la frase con “pero” …

“Estoy gordo y en baja forma, pero podría estar en forma dentro de unos meses”.

“Me puede el email, pero cada día lo regojo con menor frecuencia”.

7) Planifica el fracaso. Todos fracasamos. Ten claro que aparecerán momentos de flaqueza. Prepárate para ellos.

Todos fallamos, lo que separa a las personas de éxito del resto es que vuelven a su camino rápidamente.

Tomar conciencia de tu mal hábito (revisa la interpretación de tu signo lunar y de los aspectos que realiza) te mostrará cómo eliminarlo. Registra cuantas veces sucede diariamente, cuanto y cuando sucede (llegué a registrar 35 veces en un día revisar el email)

Dónde te encuentras

Con quien te encuentras

Qué dispara el mal hábito y causa su activación.

Consejos adicionales:

1) Adopta la regla de definir con claridad una línea inquebrantable. Me explico, declara exactamente qué vas a hacer, dónde marcas el límite: algo claro y conciso.

Por ejemplo, en mi caso, en vez de decirme “quiero colgarme menos con el email”, decidí: “no recogeré el email más que tres veces al día, siempre después de las 11 de la mañana”.

2) Aplica un concepto que llamo el “extremismo progresivo”

No lo cambies todo a la vez. Adopta un cambio radical y extremo, definitivo y claro en una pequeña área del hábito que trabajes. Por ejemplo:

No revisar email hasta después de las 11; cuando lo consiga: no revisar email hasta después de las 11 y después de las 16. Cuando lo consiga: no revisar email nada más que a las 11, a las 16 y a las 19:30.

Lo más importante: aplica todo lo aprendido.

Gracias y que pases buen día.

Francisco.

PD. Esta ha sido mi obsesión desde que empecé a utilizar la astrología: ¿De qué manera práctica puedo utilizarla en mi vida? Porque quedarnos con la fascinación que pueda producirnos, comentar que tengo una cuadratura de Marte a Saturno y que esto o aquello… a mí no me sirve para nada. A mí me sirve: a ver, ¿Dónde está mi Luna? ¿Cómo moldea mis hábitos? ¿Cómo puedo solucionarlo?


>
¡ No copies, comparte!