¿Qué es real y qué una ilusión? Luna llena en Géminis


La Luna Llena del 3 de diciembre de 2017, en Géminis – el signo de la perfección, pondrá a prueba nuestro discernimiento y nos atraerá hacia un profundo nivel de verdad y sabiduría. Coincidente con la proximidad más cercana de la Luna a la Tierra, esta es una Súper Luna Llena, amplificando su apariencia en el cielo e incrementando su intensidad emocional.

Esta Luna Llena en Géminis puede aumentar también nuestra confusión sobre cómo manejar los problemas actuales; con Neptuno en el punto medio de la oposición Sol-Luna, los hechos y los significados son elusivos y cambiantes. Neptuno en Piscis hará una cuadratura con la Luna en Géminis y el Sol en Sagitario, la cual supone una potencial fuente de distracción.

Una sesquicuadratura Marte-Neptuno tampoco es de ayuda para decidir nuestros próximos pasos, simplemente aumenta la niebla alrededor de nuestros pies y en nuestra cabeza.

Cabe preguntarse ahora:

  • ¿Realmente seguimos nuestra propia verdad individual, o en su lugar nos dejamos llevar por la versión que nos ofrecen los medios de comunicación, e incluso nuestros conocidos?
  • ¿Nos consumen las distorsiones y fantasías de nuestra realidad interior, mientras ignoramos la información útil que nos proveen los demás?

Para abrirnos paso a través de la engañosa y resbaladiza energía de Neptuno en Piscis tendremos que calmar nuestras mentes y sincronizarnos con los niveles más sutiles de la realidad, especialmente con nuestros sentimientos.

La cuadratura de la Luna en Géminis con Neptuno apunta hacia la posibilidad de interrumpir nuestros sentimientos si no “tienen sentido” para nuestras mentes, mientras que el Sol en Sagitario es capaz de invalidar los sentimientos que no se alineen con ciertos sistemas de creencias o juicios morales.

Esta desafiante y mutable T-Cuadrada nos pide que estemos abiertos a modificar nuestra visión de las cosas, a que confiemos en aquello que no podemos ver – el invisible e intangible reino de Neptuno – en lugar de aquello que aparentemente es más obvio y literal.

Es posible que notemos que nuestra lógica se vuelve cada vez más abstracta con esta Luna Llena, y si tratamos de discernir la verdad basándonos exclusivamente en el análisis racional, lo más probable es que consigamos el efecto opuesto y terminemos más confundidos de lo que empezamos. Neptuno habla a través de símbolos, imágenes, y sueños, los cuales sentiremos que nos hablan con más fuerza de lo habitual.

Luna llena en Géminis

Esta es una Luna Llena óptima para que prestemos mayor atención a los mensajes que nuestros sueños puedan dejarnos en el subconsciente.

Neptuno además también es el planeta de la imaginación, y es recomendable que aprovechemos su influencia para conectar con el poder positivo de la imaginación, y que de este modo podamos soñar con la visión más elevada de nosotros mismos y del colectivo. La respuesta de menor utilidad sería dejarse atrapar por la ansiedad y la preocupación de todo aquello que va mal en este mundo y en nosotros mismos, entrando así en una espiral que desemboca en la depresión y el escapismo.

Como dice Abraham Hicks: “La preocupación no es más que el uso de la imaginación para la creación de una situación indeseable.”

Mercurio, regente de Géminis, “se vuelve” retrógrado en conjunción cercana a Saturno pocas horas antes de la cúspide de la Luna Llena, reforzando el mensaje de que ralenticemos nuestro ritmo y giremos nuestra atención hacia el interior. Mercurio retrógrado en Sagitario nos llama para que nos realineemos con la historia de mayor importancia en nuestra vida junto al propósito de nuestra alma.

La conjunción de Mercurio con Saturno puede ser un gran comprobante para determinar si hemos perdido algo de integridad con nuestra verdad interior, y en su lugar estamos viviendo la historia de otra persona. Saturno, planeta de la autoridad, nos recuerda que nosotros mismos somos los autores de nuestra vida y de nuestro futuro.

Este Mercurio retrógrado (hasta el 22 de Diciembre) nos brindará la oportunidad de revisar y reescribir el gran mito que vinimos a vivir.

El tour extra largo de Mercurio a través de Sagitario (5 de Noviembre – 10 de Enero) en definitiva busca que liberemos nuestras mentes.

La Luna Llena hace una conjunción con la potente estrella fija Aldebarán (en 9º Géminis), la estrella más radiante de la constelación de Tauro. Encontrada en el ojo del Toro, Aldebarán es conocida como el Ojo de la Revelación, o Estrella de la Iluminación; se asocia con el tercer ojo, nuestra intuitiva visión interior, y con el Buda, quien se ha dicho nació durante una Luna Llena en Tauro.

Aldebarán marcada en rojo en la imagen. Fuente Astroworld

 

La activación de Aldebarán apunta hacia el elevado potencial de esta Luna Llena.

De ser capaces de calmar nuestras mentes y cortar a través de las ilusiones y distracciones, podremos acceder a la divinidad de nuestra mente y con ello abrirnos a un nivel de sabiduría e iluminación completamente nuevo para ella.