Para bien discurrir, la rabia deja: Luna llena en Aries


La Luna Llena es el punto culminante emocional de cada mes, cuando las mareas de los sentimientos se aceleran y, en este caso, también se calientan. Como una señal de fuego, Aries se asocia con la pasión, la ira y la intensidad general. Si has estado deprimido, careces de vitalidad o te sientes indeciso, esta Luna Llena (5 de octubre de 2017) puede despertar tu fuego, alejándote de tu inactividad y lanzándote a una actuación decidida. Es hora de salir de la cerca y moverse hacia lo que te inspira y te enciende.

Las energías son volátiles, y el elemento de fuego también puede ser explosivo y destructivo. La Luna Llena hace una cuadratura a Plutón, representante de nuestras sombras, heridas profundas y de la programación subconsciente. Podemos tener menos paciencia y reaccionar impulsivamente; las pequeñas irritaciones pueden convertirse rápidamente en grandes explosiones. Si somos dueños de nuestros sentimientos y permitimos que el calor se queme a través de nosotros en lugar de atacar y culpar a otros, este fuego de la Luna Llena puede catalizar nuestra evolución. La ira, aunque a menudo se ve como una emoción negativa, puede ser un indicador útil de dónde debemos tomar medidas o establecer límites.

Para bien discurrir, la rabia deja.
Crisipo

Aries-Libra es el eje de uno mismo y de los otros, y reequilibrar la dinámica de nuestras relaciones es de vital importancia en estos momentos.
La ira puede surgir si hemos exagerado el lado de la polaridad de Libra, llenando nuestras necesidades y deseos para complacer a otros y mantener la paz.

La Libra gobernada por Venus busca la armonía, pero sin la voluntad de interrumpir la paz y entrar en conflicto, la relación se vuelve superficial y la pasión muere.

 

Gobernado por Marte, el Guerrero, la Luna Llena en Aries requiere valentía en el reino de la sensación: el coraje de permanecer presente con emociones intensas – la nuestra o la de alguien más – en lugar de cerrar o proyectar; el coraje de mantener nuestros corazones abiertos cuando nuestra reacción automática es defendernos.

Mercurio en Libra se opone a la Luna en Aries, desafiándonos a decir nuestra verdad con sensibilidad, compasión y tacto, y estar abiertos a oír la verdad de otra persona y respetar su perspectiva.

Plutón en Capricornio haciendo una cuadratura a la polaridad Aries-Libra recomienda recobrar nuestro poder retirando nuestras proyecciones. Culpar a alguien por lo que estamos sintiendo es una señal de que hemos regalado nuestra autoridad. Cuanto más asumimos la responsabilidad por todo lo que experimentamos, la luz y la sombra, más poderosos nos volvemos como creadores de nuestra realidad.

La oposición entre Júpiter en Libra y Urano en Aries magnifica los poderes reveladores y catalizadores de la Luna Llena. Durante los últimos diez meses, el expansivo Júpiter y el revolucionario Urano han inspirado un crecimiento radical en direcciones inesperadas, abriendo puertas a nuevas realidades.

Luna llena en Aries

La activación de la polaridad Aries-Libra ha traído cambios importantes a las relaciones – conexiones y desconexiones repentinas, innovación y experimentación. Júpiter dejará Libra el 10 de octubre, y como esta puerta de entrada de oportunidades para evolucionar con rapidez en el ámbito de nuestras relaciones llega a su fin, es hora de reflexionar sobre el progreso que hemos hecho. Y podemos plantearnos cambios adicionales que podemos desarrollar para permitir más libertad y vitalidad en nuestras relaciones.

Marte y Venus, los regentes de Aries y Libra, dan su apoyo a la resolución y la integración de las tensiones de la polaridad Aries-Libra y se unen en 19 ° Virgo. Su conjunción es la imagen del matrimonio sagrado, la unión de nuestro interior femenino y masculino. En Virgo, Venus y Marte son la suma sacerdotisa y el sacerdote que canalizan y mueven el fuego de la Luna Llena a través de sus cuerpos y dirigen esa poderosa energía transformadora en servicio a la humanidad y a la Tierra.

El fuego puede iluminar, purificar y aclarar, y para sacar ese potencial más alto, estamos siendo llamados a profundizar más en nuestros cuerpos y en el momento presente, haciendo cada momento sagrado a través de nuestra atención e intención.

La conjunción Venus-Marte envía una cuadratura a Saturno, lo que sugiere que la paciencia, la dedicación y el momento adecuado son necesarios para navegar con habilidad esta Luna Llena. Saturno trae conciencia a lo que está y no está funcionando respecto a cómo estamos cuidando los diversos templos de nuestro cuerpo, ambiente personal y nuestro planeta. Podemos recibir ideas sobre cómo enfocar mejor nuestras energías, para que podamos ser agentes de servicio más efectivos y eficientes.

Es una Luna llena con un potencial de crecimiento extraordinario.

¿Te encuentras preparado para realizar los cambios?