Luna Nueva en Virgo: ¿Puedes hacer algo ante el sufrimiento colectivo?


La Luna Nueva de Virgo nos invita a situar de nuevo nuestro poder en nuestros cuerpos, enfocarnos en la realidad aquí y ahora y tomar medidas para perfeccionar y sanar lo que está justo delante de nosotros.

Virgo es la Sacerdotisa, y esta Luna Nueva presenta una oportunidad para acercarnos al templo de nuestros cuerpos y nuestro entorno.

Nuestra capacidad para responder (en lugar de reaccionar) a acontecimientos dramáticos del mundo depende de nuestra salud mental, emocional, física y espiritual. El discernimiento es uno de los regalos de Virgo, así que echa un vistazo a lo que en tu vida “te nutre” y lo que es tóxico y se encuentra listo para que lo desprendas de ti.

Esta Luna Nueva es un tiempo para simplificar, refinar y mejorar las áreas de nuestras vidas que han caído en el caos, para que podamos convertirnos en agentes de servicio más eficaces.

La Luna Nueva se opone a Quirón en Piscis, aumentando la sensibilidad al sufrimiento colectivo y activando al Guerrero Espiritual y Sanador Herido en todos nosotros. Quirón enseña que nuestras heridas contienen nuestros más poderosos regalos, la medicina con la que estamos destinados a restaurar el mundo. Donde nos sentimos los más inadecuados y fracturados puede señalar precisamente cómo podemos servir a los demás. Para acceder a nuestros regalos, debemos estar dispuestos a reconocer y calmar nuestro dolor, en lugar de hacer frente y cubrirlo. El perfeccionismo de la Sombra de Virgo puede bloquearnos al tratar de entregar nuestros dones, si creemos que tenemos que estar libres de todas nuestras heridas antes de ayudar a los demás.

La vibración “Alta” de Virgo consiste en usar lo que tenemos, comenzando dónde estamos y desarrollando nuestras habilidades a través de la práctica.

Saturno en Sagitario hace una cuadratura a la oposición entre Quirón y la Luna Nueva, formando un T cuadrada mutable y añade presión a estos asuntos sobre la sanación y el servicio. Ahora que Saturno se encuentra directo, se está moviendo hacia su tercera y última cuadratura a Quirón.

Saturno representa el principio de la necesidad, y su cuadratura a Quirón en Piscis puede empujarnos a salir de la negación y a volvernos hacia las cosas que tenemos miedo de ver en nosotros mismos y en el mundo.

Saturno-Quirón puede hacer aparente que en realidad es más doloroso permanecer en la ilusión que afrontar la realidad. Cuando ablandamos nuestras defensas y nos abrimos al dolor que hemos estado evitando, podemos acceder a regalos y poderes que ni siquiera sabíamos que teníamos. La cuadratura Saturno-Quirón también nos puede poner en contacto con heridas que podemos sentir que son impasibles de sanar, las que siempre hemos “trabajado”, pero que nunca parecen cambiar.

En lugar de quedar atrapados en la sombra del auto-juicio de Virgo, mejor inundar estas partes de nosotros mismos con una gran dosis del amor incondicional, la aceptación y la compasión de Piscis.

Quirón puede apuntar a las heridas de las que nunca podemos “deshacernos”, pero eso nos obliga a crecer más en torno a nuestro dolor e inspirarnos para aliviar el sufrimiento de los demás.

Mercurio, regente de Virgo, se exalta en su signo de origen y, como emerge de su sombra retrógrada, se opone a Neptuno. Mercurio-Neptuno tiene el potencial del pensamiento distorsionado, distraído y perderse en la ilusión, pero también puede expandir nuestra intuición y la capacidad de sintonizar con un panorama más amplio.

En Virgo-Piscis, los pensamientos ilusorios podrían relacionarse específicamente con un sentido de impotencia ante el sufrimiento colectivo.

Luna Nueva en Virgo

En realidad, ¿Qué puedes hacer para marcar la diferencia?

Una expresión más alta de este aspecto aparece cuando reclamamos nuestra soberanía mental y reconocemos nuestro poder para contribuir al sueño de la vida. Mercurio es el Mago, y cambiamos la realidad a través de nuestros pensamientos, palabras, acciones y estado de conciencia, momento a momento.

Mercurio y Marte en Virgo forman un gran trígono de tierra con Plutón en Capricornio y Pallas Atenea en Tauro, un aspecto que puede ayudarnos a ganar tracción al traer nuestras visiones e ideales neptunianos a la realidad física.

La administración ecológica y la sostenibilidad se fortalecen con este trígono, y cuando damos pasos (incluso aunque sean pequeños) hacia la “sanación” de la Tierra, aumentamos nuestro sentido de empoderamiento y fe en el futuro.


>
¡ No copies, comparte!