Luna Nueva en Piscis: tu viaje de daimon hacia eudaimonía


Un nuevo mes lunar comienza el sábado 17 de marzo de 2018, cuando la Luna y el Sol se unen en Piscis. Con esta lunación, en conjunción con Quirón, nuestra hipersensibilidad emocional entra en escena, por lo que es posible que tengamos que aliviarnos con suavidad durante este día.

Marte entrando en Capricornio fortalece nuestras defensas y nos da algo real y tangible en lo que trabajar. Incluso si sufrimos una avalancha emocional, nos ayuda a centrarnos en objetivos prácticos.

Podríamos sentirnos mejor cuando la Luna entre en Aries, despejando nuestra confusión. La Luna, sin embargo, también está a punto de cuadrar a Marte, por lo que sería prudente controlar el ritmo para evitar el agotamiento.

La Luna Nueva de Piscis nos invita a renovar nuestra relación con lo invisible y reconectarnos con la verdad más profunda de lo que somos: infinito, eterno y divino. Piscis es el último signo del zodíaco, donde nos volvemos a disolver en el océano de la conciencia y volvemos a la fuente.

Piscis clausura el año astrológico, un tiempo de descanso, sanación, reflexión y reposición espiritual.

Piscis es agua mutable, y esta Luna Nueva soporta cambios al nivel del alma que nos ayudan a realinearnos con el flujo de la vida. Cuando dejamos ir la resistencia y el juicio y manifestamos nuestra compasión, perdón y aceptación, establecemos un punto de partida para crear algo prodigioso en nuestras vidas.

Este es un momento para preparar nuestros cuerpos y nuestras psiques para el renacimiento del equinoccio, cuando el Sol entre en Aries el 20 de marzo y comience un nuevo ciclo astrológico.

Accedemos al poder de esta Luna Nueva tomándonos un descanso de la actividad habitual y relajándonos en un estado de simplemente ser.

Los dominios piscianos del sueño, la meditación, la inactividad, el juego y la creatividad han sido infravalorados y despriorizados, a menudo vistos como frívolos o como una pérdida de tiempo. Sin embargo, investigaciones recientes, como se cita en Esencialismo: Logra el máximo de resultados con el mínimo de esfuerzos de Greg McKeown, han demostrado que estos asuntos “no esenciales” en realidad mejoran nuestra creatividad y productividad. También mejoran la función cerebral y, como es lógico, dan como resultado vidas más felices y satisfactorias.

Invitando a la reconexión con nuestras prioridades a nivel del alma, McKeown pregunta:

  • “¿Qué pasaría si dejáramos de celebrar el estar ocupados como una medida de importancia?
  • ¿Qué pasaría si en cambio celebramos cuánto tiempo pasamos escuchando, reflexionando, meditando y disfrutando el tiempo con las personas más importantes en nuestras vidas? “

La Luna Nueva se une a Quirón, el sanador herido que nos guía a través de nuestro dolor más profundo para acceder a nuestros mejores regalos. Quirón en Piscis, desde 2010-11, ha desencadenado la herida central de sentirnos separados de la fuente, pudiendo aparecer como adicción, escapismo e impotencia.

A medida que nos recuperamos de la ilusión de la separación y avanzamos hacia la conciencia de unidad de Piscis, reconocemos que el espíritu y la materia no están separados; más bien, somos una expresión física o una extensión de la energía fuente. Quirón está cerrando su gira por los Peces y se trasladará a Aries el 17 de abril.

Esta Luna Nueva en íntima relación con Quirón es una oportunidad para reflexionar sobre nuestro viaje de sanación en los últimos siete años y anclar los cambios que hemos realizado.

También podemos perdonarnos a nosotros mismos por los cambios que no hemos realizado, practicando el amor y la aceptación incondicional.

Marte, en el último grado de Sagitario, cuadra a la Luna Nueva y a Quirón, lo que puede provocar inquietud e impaciencia. Podríamos caer en la tentación de un conflicto que surge desde cierto sentido de rectitud o juicio.

Luna Nueva en Piscis

La Luna Nueva en Piscis apunta hacia un camino de curación al ir más allá del pensamiento dualista de lo correcto y lo incorrecto, y ofrece la posibilidad de apertura de nuestros corazones a un amor que sea lo suficientemente grande como para contener todas las verdades.

Júpiter, regente tradicional tanto de Sagitario como de Piscis, se encuentra retrógrado en Escorpio, instándonos a mirar dentro de nosotros mismos para llegar a la raíz de cualquier conflicto externo.

Es un momento para reexaminar nuestros valores y creencias profundamente arraigados, y para centrarnos en el crecimiento interno requerido para la transformación externa. Júpiter forma un trígono con el Sol, la Luna y Quirón, amplificando los poderes imaginativos de la Luna Nueva e invitándonos a soñar en grande y a visualizar que nuestros sueños se hagan realidad.

Nuestra mejor preparación ahora es descansar, jugar y soñar para que podamos expandirnos a un estado de conciencia que respalde nuestro mayor crecimiento.

Un estado de conciencia sobre el que podemos reflexionar haciéndonos dos preguntas esenciales.

Imagina tu ser ideal.

Sonriendo y saludándote.

¿Lo ves?

En serio. Respira hondo / 10 segundos y trae a tu vida ese épico y asombroso YO que te da vida.

Esa versión ideal de ti te está mirando todo el día, todos los días. Los filósofos estoicos llamaron a esto “el Otro”. Los teólogos modernos lo llamarían tu conciencia.

En el pasado, otro nombre para esa versión más alta de ti mismo era “daimon”, una especie de alma interna y espíritu guía que existe dentro de cada uno de nosotros.

Los filósofos de la vieja escuela consideraban que su relación con esta alma interna era lo más importante en la vida. Dijeron que si quieres ser feliz necesitas estar en buenos términos con tu daimon.

De hecho, su palabra para la felicidad era eudaimōnia que literalmente significa “alma buena”.

La palabra eudaimonia está compuesta de eu (bueno) y daimon, el término de donde viene nuestra palabra “demonio” pero que para los griegos significaba algo más parecido a espíritu o ángel. Importante para la ética de Aristóteles, quien lo ligó al más alto bien del ser humano y a la virtud (arete) y la sabiduría.

Eudaimonía: el arte de vivir de manera virtuosa, buscando la sabiduría, para desarrollar el potencial humano.

Todo lo cual plantea la pregunta:

¿Cómo se encuentra tu relación con tu alma interior?

Y, la pregunta más importante para este día (y todos los días):

¿Qué pequeño paso puedes dar hoy para mejorar esa relación?


¡ No copies, comparte!