Luna Nueva en Cáncer: una oportunidad para evolucionar


En cada Luna Nueva, el principio solar (conciencia, trascendencia, espíritu) se une con el principio lunar (el subconsciente, la inmanencia, el cuerpo) invitándonos a reconectar nuestro camino más elevado y la llamada del alma a la realidad del aquí y el ahora.

Ocurriendo pocos días tras el solsticio (20-21 de Junio), punto de inflexión importante en el eje anual, esta Luna Nueva contendrá más energía de lo habitual para iniciar nuevos comienzos que honren nuestras necesidades más profundas y nuestro yo verdadero.

Cáncer, gobernado por la Luna, es el signo asociado con la Gran Madre, la que otorga toda vida.

En el Thema Mundi (la simbólica “carta del mundo” usada por la astrología Helenística), Cáncer, y no Aries, es el signo de la primera casa, el punto de la encarnación.

Con la Luna Nueva en Cáncer podemos sacar partido de esta energía creadora de vida para reencarnarnos nosotros mismos y el mundo que pretendemos crear.

Cáncer es un signo cardinal de agua, el cual nos guía al reino de nuestros sentimientos y nuestro profundo mundo interior, el lugar donde comienza la creación.

Para cambiar lo que se está manifestando en nuestras vidas tendremos que empezar por el nivel de nuestro subconsciente, el cual es mucho más poderoso que nuestra mente consciente, y fue programado durante nuestros primeros años de vida, empezando en el útero materno.

La Luna Nueva hace una conjunción muy cercana con Mercurio, ayudándonos a acceder a los mensajes de nuestro subconsciente de modo que podamos conocer aquello que estamos creando de dentro hacia fuera.

Mercurio es el único planeta que se alinea estrechamente con esta lunación. Como el mensajero de los dioses, Mercurio inspira toda la comunicación, las negociaciones – incluso los pensamientos que se mueven a través de nuestras mentes.

La Luna gobierna nuestro espacio-mente, y el Sol, la luz de nuestra conciencia.

Los tres ofrecen una oportunidad poderosa para dar forma – para dar nombre – a nuestras necesidades más profundas.

La Luna Nueva en Cáncer hace una cuadratura con Quirón cerca del final de Piscis, abriendo un portal para la curación. Aunque la cuadratura es separativa y fuera de signo, sigue siendo potente debido a la próxima retrogradación de Quirón el 30 de junio – 1 de Julio.

Cáncer representa nuestras primeras experiencias de crecimiento, seguridad, y salvaguarda, y la cuadratura de la Luna Nueva a Quirón es capaz de abrir las heridas principalmente relacionadas con estas primeras impresiones.

También puede que tengamos sentimientos de inseguridad que puedan surgir en respuesta al aparente caos en el mundo. Quirón en Piscis quiere abrirnos al nivel de realidad definitivo, nuestro verdadero hogar, lugar en el que siempre nos sentiremos a salvo.

Cuando nos conectemos con esta energía de la Gran Madre, origen de vida, recargaremos nuestro mundo interior y reforzaremos nuestra base, permitiéndonos actuar con fuerza y conseguir nuestros objetivos mundanos (polaridad de Cáncer, Capricornio).

Marte en 12º Cáncer hará una holgada conjunción con la Luna Nueva, cuadratura con Júpiter en 13º Libra, y oposición Plutón en 18º Capricornio, la cual podría activar alguna que otra reacción volátil.

Marte también se opondrá a Juno, el asteroide de las compañías. Puede que sintamos que tenemos que revisar nuestras necesidades o marcar los límites con la pareja, y ya que tanto Juno como Plutón están en su fase retrógrada, esto podría estar relacionado con las necesidades no cumplidas o heridas emocionales del pasado.

Marte se encuentra en su caída en Cáncer, y con el potencial de su sombra, el cual se manifiesta cuando nuestros corazones se defienden en lugar de abrirse, y se expresa empleando manipulación emocional y métodos oscuros para conseguir lo que queremos.

Seremos retados a analizarnos a nosotros mismos y comunicar nuestros deseos y necesidades desde una posición abierta de vulnerabilidad.

La oposición Marte-Plutón culminará el 2 de Julio, y la intensidad y volatilidad continuarán a medida que Marte se mueve a una cuadratura con Urano en Aries, exacta el 17 de Julio.

La activación Marciana de Plutón y Urano posiblemente sea un catalizador de eventos mundiales con naturaleza chocante, disruptiva o revolucionaria.

En nuestras vidas personales, esta potente activación de energías cardinales inspirará un gran empujón hacia adelante para entrar en nuevo territorio y romper las cadenas del estancamiento.

No obstante, habrá que tener bien presentes las acciones impulsivas, o los actos originados por las emociones intensas (especialmente enfados) que pueden ocurrir en lugar del deseo verdadero.

Si estás sintiendo una fuerte carga alrededor de algo, o alguien, esa será una buena pista para procesar tus sentimientos antes de tomar la decisión final.

Conforme se acelere la intensidad emocional a lo largo de los próximos días, puede que esconderse en la seguridad de tu escudo resulte tentador, montar un muro defensivo más robusto a tu alrededor, y cerrar tu corazón.

El reto consistirá en mantenerse abierto a los sentimientos extremos que están por llegar, dejarlos fluir a través de ti, y usarlos como combustible para el cambio.

Si quieres prepararte para este incremento de intensa energía, usa la Luna Nueva para nutrirte, calmar tu cuerpo emocional, y permitirte a ti y a tus seres queridos una dosis extra de compasión.

Esta luna nueva en Cáncer puede aportar conciencia en aquellos aspectos en los que necesitamos florecer.

También es una oportunidad para considerar las diferencias entre lo que necesitamos y lo que queremos.

Y para conseguir ser “impecable en tu palabra” es esencial la forma en que estás creando tu mundo.

Todos los cálculos realizados con Astroworld XXI Platinum


Autor Francisco

Francisco Lorenzo Co-autor de Astroworld y creador astroworld.es

Sígueme:
  • Navarro Araya Fernando

    GRACIAS MAESTRO
    UN ABRAZO DESDE ARICA CHILE

  • Francisco José Lorenzo Quiles

    Gracias