Luna Llena en Virgo: redefine tus metas


La Luna Llena de Virgo tendrá lugar el viernes 2 de Marzo del 2018 a las 00:50 GMT en el grado 11º22‘ de Virgo con el Sol a 11º22‘ de Piscis junto a Neptuno a 13º50′.

La Luna Llena en Virgo saca a la luz lo que estamos listos para sanar, purificar, refinar y simplificar.  Virgo proporciona un equilibrio al diluvio acuático, soñador y potencialmente abrumador de múltiples planetas en Piscis. Enfocar nuestra atención a nuestros cuerpos y al entorno, a los detalles básicos de la vida, nos ayuda a tomar tierra en la realidad del aquí y el ahora. Cuando estamos conectados a la tierra, somos más capaces de discernir qué es real para poder tomar decisiones más saludables.

Este es un momento para fortalecer nuestra capacidad de servir como canales cristalinos en la búsqueda de claridad sobre la intención de nuestra “alma” (la esencia de quienes somos): el equilibrio y la integración de Virgo y Piscis.

Podemos tomar conciencia del desorden que nos distrae de nuestras prioridades y tomar medidas para crear más espacio y amplitud en nuestras vidas. Virgo gobierna el intestino delgado, cuya función es determinar qué es nutritivo y qué es tóxico.

Luna Llena en Virgo

Esta Luna Llena nos ayuda a hacer ajustes para cuidarnos más y liberar lo que ya no nos sirve. A redefinir y trabajar en nuestros objetivos más valiosos.

La razón principal por la cual la mayoría de los objetivos nunca se logran es porque son objetivos vacíos, declaraciones de esperanza generalizadas y no estándares rigurosos e innegociables, planes conductores y mensurables.

Las generalizaciones destruyen la claridad. La claridad es igual a poder. El poder es la capacidad de actuar. Cuando actuamos débilmente, ineficazmente, suele ser el resultado de una falta de claridad y / o responsabilidad.

La mayoría de nosotros no somos efectivos porque tendemos a actuar de forma “brillante” y generalizada, como sustituto de un plan medible y cuantificable.

A pesar de que parecen ser perspicaces a primera vista, las siguientes frases son igualmente “brillantes” y sin sentido.

Lo sabré cuando lo vea.
Obtengo el apoyo de. . .
Mi intención es. . .
Espero lograr. . .
La mayoría de . . .
Lleva esto a la etapa de. . .
Una gran parte de. . .
La suposición es . .
Preferiblemente lo haré. . .
Enfócate en el objetivo. . .
Desarrolla la estructura para. . .
Estoy avanzando. . .
Mi situación es complicada
Mi objetivo es volver a donde estaba.
Mejora el rendimiento de. . .
Redoblo mis esfuerzos.

El pensamiento vago y generalizado es análogo a lanzar una flecha contra un muro de madera, luego pintar un ojo de buey alrededor del agujero y otorgarse una medalla de oro por la gran puntería.

Brillante y general siempre aportan “seguridad” (y siempre producen mediocridad). Los detalles y la responsabilidad requieren valor. Un plan sin especificidad de entregas y fechas es una fantasía. La rendición de cuentas nunca debe ser temida; es la madre de la grandeza.

Un plan siempre es ejecutable. Las preguntas clave que debemos hacernos para preparar y crear nuestros planes siempre deben comienzar con Cómo, Qué o Quién.

Tiempo de pensar

  • ¿Cómo debo volver a trabajar mis planes para que sean tangibles y mensurables?
  • ¿Cuál es la receta específica que necesito crear para asegurarme de que se logre el resultado que he establecido?
  • ¿Cuáles son las actividades específicas y los hitos que debo alcanzar para mantenerme en el camino con las fechas establecidas?
  • ¿Necesito la ayuda de alguien? ¿Quién, específicamente, es responsable de lograr cada resultado?
  • ¿Cuáles son los niveles que debo observar para asegurarme de que estoy midiendo los controladores críticos y haciendo correcciones basadas en mi rendimiento?
  • ¿A quién voy a rendir cuentas?

Esta Luna Llena en Virgo nos da mucho trabajo, sin embargo, cuando lleguen los frutos serán inmejorables.

Siguiendo con el recorrido de las combinaciones planetarias más importantes alrededor de esta Luna Llena en Virgo, entra en escena el trígono a Saturno en Capricornio, lo que nos ayuda a percibir pasos estratégicos para hacer realidad nuestros sueños e ideales.

Los grandes cambios ocurren de forma progresiva, mediante pequeños incrementos, mediante la suma de pequeños pasos diarios; la clave reside en dar el primer paso.

Un viaje de mil kilómetros empieza por un solo paso.

Lao-tsé

La Luna llena se opone también a Neptuno, coincidiendo con la conjunción anual del Sol con el dios del mar.

El Sol es nuestra luz, nuestra fuerza de vida creativa, nuestra individualidad y voluntad, y cuando se encuentra con el “Diluyente Universal” (Neptuno), podemos sentirnos perdidos, confundidos y sin vitalidad. Nos volvemos más conscientes de lo que no está alineado con la llamada de nuestra alma, lo que nos agota en lugar de inspirarnos.

Recibimos una invitación a rendir nuestra voluntad personal a la voluntad divina, a relajar la agenda de nuestro ego y a recibir la guía directa de nuestra alma, que nos habla a través de los sentimientos, los sueños y la intuición.

Mercurio el Mensajero, señor de Virgo, también se encuentra en Piscis

Podemos recibir mensajes poderosos de nuestro ser más profundo cuando relajamos nuestras mentes y nos permitimos un estado de curiosidad y asombro.

Mercurio baila en la intimidad con Venus (conjunción), y el placer, la sensualidad, el arte, y hacer el amor son canales que en estos momentos podemos aprovechar para expandir nuestra intuición e imaginación.

Venus reaparecerá en el cielo como una “estrella brillante” la tarde el 4 de marzo, después de casi cuatro meses en el Inframundo, es decir, invisible. Para los antiguos, la estrella de la mañana y la estrella de la tarde, Venus, eran dos caras de la diosa: el guerrero y el amante.

Con Venus en el Inframundo desde el 16 de noviembre de 2017, hemos estado sanando esas partes de nosotros en conflicto con nosotros mismos y con los demás. Cuando Venus reaparece, el amante dormido en todos nosotros renace. La diosa amante tiene más poder en Piscis, el signo de su exaltación.

Mercurio y Venus, además, invitan al baile a Quirón, una oportunidad para sanar cualquier percepción errónea de que no somos amados, que somos indignos o de que somos lo suficientemente buenos. Estas heridas subyacentes pueden mostrarse como celos, comparándonos con otros o a dar más de lo que recibimos en un esfuerzo por demostrar que somos suficientes.

La conjunción Venus-Quirón puede agitar nuestras heridas principales y los sentimientos dolorosos, sin embargo si permitimos que los sentimientos se muevan a través de nosotros, el dolor puede abrir nuestros corazones a un mayor amor y a una mayor aceptación. El duelo puede ser parte del proceso.

La conjunción Mercurio-Venus contacta también (mediante un trígono) con Júpiter en Escorpio, mejorando nuestra capacidad de mirar más allá de la superficie y percibir verdades más profundas. La comunicación sincera y vulnerable abre las puertas a la transformación y a una intimidad más profunda.

Marte en Sagitario, la espada del guerrero de la verdad, también puede ayudar a cortar las tendencias de Piscis hacia la ilusión.

Trabajo, reflexión, asumir la responsabilidad de nuestras decisiones y vivir el presente.

Feliz Luna Llena en Virgo.


¡ No copies, comparte!