Luna Llena en Piscis: el reino de la fantasía


La Luna Llena en Piscis ilumina los cielos del domingo 26 de agosto de 2018, subrayando la necesidad de equilibrar lo práctico y lo místico de nuestras vidas.

La intensificación de las emociones, típico en una Luna Llena, se incrementa aún más con la cuadratura Venus-Plutón. Este aspecto complica, y a veces hasta vuelve imposible, encontrar un término medio con los seres queridos, especialmente porque el aspecto anterior entre Júpiter-Quirón exagera aún más las sospechas.

Un quincuncio portador de confusión entre Mercurio y Neptuno también brindará su efecto, aconsejándonos posponer las conversaciones para otro momento en el que nuestras mentes estén más claras, y nuestra respuesta emocional sea menos extrema.

La Luna Llena suele amplificar, trayendo asuntos varios a la cabeza. Aunque debemos considerar que tan solo estamos dentro de un proceso para sacar el mejor partido de las energías disponibles.

Luna Llena en Piscis

Con la Luna Llena en Piscis, la atención recaerá sobre los mundos internos, los magníficos reinos de la fantasía y la visión. La facultad crítica de la mente puede descartar la imaginación y los sueños conscientes como algo inconsecuente, como un simple malgasto de energía, y sin embargo dependemos de dichos procesos de forma subconsciente.

Toda persona vislumbrando un plan o desarrollando una nueva idea está enlazándose a esos reinos, lugares donde el cerebro se basa en los recuerdos de muchas y diversas fuentes. Obviamente alguno de estos recuerdos será personal; otros puede que hagan resonancia con bancos de recuerdos transgeneracionales, o que surjan de la información transmitida físicamente entre persona y persona. Carl Jung tenía una gran percepción del potencial de dichos intercambios psíquicos, demostrada a través de su trabajo en el colectivo inconsciente y los arquetipos detallados en El hombre y sus símbolos, al cual algunos astrólogos hacen referencia a través de historias mitológicas y símbolos.

Todo el que haya dudado del poder de los fenómenos psíquicos o memorias generacionales podrá encontrar más evidencias personales durante esta Luna Llena en Piscis, con el ciclo psíquico de los peces gemelos en perpetuo movimiento hacia adelante y atrás en las capas del tiempo y la percepción.

La Luna es un símbolo distintivo de energía femenina, así que las conexiones con el sexo femenino de todo tipo ahora tendrán la tendencia al acercamiento y serán más necesitadas, poderosas, o importantes.

El rol del Sol en Virgo en esta Luna Llena pondrá su énfasis en temas de salud, lógica, y practicidad. Si no damos los pasos necesarios para cumplirlos, lo más probable es que realmente no estemos muy inclinados a soñar a lo grande. Podemos ayudarnos de nuestra percepción psíquica, sutil, e intuitiva para encontrar respuestas e inspiraciones más claras, especialmente en los reinos del trabajo y la salud de Virgo.

Esta Luna Llena provee la oportunidad de cambiar los patrones negativos y lograr (o descubrir) el equilibrio. También existe la posibilidad de encontrar soluciones donde otros no lograron resolver sus problemas anteriormente, o de encontrar ayuda de los demás si hemos estado achantándonos en la oscuridad, en soledad.

Con los dilemas de salud, a veces la respuesta no está en remediarlo con una panacea, si no en aceptar que la condición está ahí por una razón.

Ya que la Luna en Piscis hace sextil con Saturno en Capricornio, los problemas de practicidad, especialmente el tiempo y otras limitaciones, presentan oportunidades de cambio positivo.
Quizá los elementos que conforman nuestro estilo de vida necesiten cambiar. Cabe preguntarnos:

  • ¿Funciona bien nuestro actual horario de trabajo?
  • ¿Necesitamos cambiar nuestro programa diario?
  • ¿Es ya hora de decir “basta” a un trabajo que hacemos por deber?

Quizá tan solo necesitemos empezar un nuevo proyecto o encontrar un pasatiempo que nos rejuvenezca y reconecte con el entusiasmo y vigor de nuestra juventud.

Piscis también se centra en la necesidad de asegurar de que reservamos suficiente tiempo para contemplar con propósito, o practicar meditación relajante, para ayudar a equilibrar cuerpo y mente en uno, lo que haría que los planes tengan mucha más fluidez.

Con el Sol haciendo un gran trígono de tierra con Urano en Tauro y Saturno en Capricornio, hay una distintiva necesidad de examinar pasado y futuro. La meditación puede ayudar a integrar y consolidar el contenido de los caminos que ya hemos cruzado, al mismo tiempo que ofrecer consejos para el futuro y los primeros pasos hacia él. Podremos comprender mejor las lecciones aprendidas y planear las siguientes etapas hacia adelante.

Urano ayuda a conectar con nuestro genio interior, y dado su sextil con la Luna, podremos apreciar todavía más nuestras necesidades individuales.

Dichas necesidades también hacen eco con Lilith, la Luna Negra; este punto más lejano de la órbita de la Luna está en Acuario, en quincuncio al Sol y semisextil a la Luna Llena en Piscis. La Luna Negra, Lilith, enlaza con los instintos mundanos y las pasiones del alma, capaces de dar forma a nuestras relaciones. Saturno y Urano, conjuntos regentes de Acuario, tienen que ver con los límites y la rebelión, y a veces son firmemente relacionados con esas situaciones conflictivas que pueden surgir cuando la gente reacciona con rebeldía ante nuevos límites siendo marcados. El quincuncio podría representar un punto ciego o un reto de salud.

La Luna en Piscis de esta mezcla habla de la necesidad para encontrar una forma de cooperar hacia adelante que permita a las personas vivir con pasión y coexistir en armonía, siempre respetando y siendo conscientes de los verdaderos límites.


¡ No copies, comparte!