Luna llena en Géminis: piensa bien lo que digas, respira, pero no te duermas


El Sol entra en el errante Sagitario el Jueves 22 de noviembre de 2018, incitándonos a ir más allá del terreno conocido para encontrar nuevas caras y lugares. Cuanto más descubramos sobre el mundo, más descubriremos sobre nosotros.

El sextil lunar a Quirón y al Nodo Norte nos da el apoyo necesario para dar los primeros pasos.

La Luna entra en el curioso Géminis y, después, se opone al Sol.

En esta Luna llena no nos quedaremos cortos en ideas para satisfacer nuestro deseo estudiantil o viajero, aunque llegar a una conclusión decisiva será difícil si pensamos demasiado sobre el asunto.

La Luna llena de Noviembre tiene lugar en el primer grado de Géminis. Los primeros grados (que son un tipo de grado crítico) acarrean un significado especial, enfatizando la frescura y aprendiendo nuevas lecciones, lo cual puede resultar ligeramente extraño con la Luna llena ya que está acentuando una fase de finalización. Podría representar el llevar a término la finalización de un proyecto completamente nuevo para nosotros. Sería como ganar la primera medalla de bronce en las Olimpiadas o algún logro a semejante nivel en cualquier otra área que importe, ofreciéndonos un peldaño firme en la escalera.

Nos encontramos en una dirección interesante y ganando una posición fuerte. La Luna en Géminis también se opone a Júpiter, cerca del Sol. Habitualmente, se suele pensar en Júpiter en términos positivos, lo que sugiere una generosa cualidad. Sin embargo, es fácil terminar con una situación de gran desequilibrio bajo un Júpiter dominante como este, situado en su propio signo de Sagitario. Si un Arquero apunta hacia el cielo, le será difícil realizar lo que está ocurriendo a sus pies.

Géminis se mantiene alerta, mientras que el enfoque de Sagitario es, a la vez, lejano y amplio. Sin duda hay beneficios para este foco, pero si una de las características predomina más que la otra, pueden surgir complicaciones. Es como cuando proliferan múltiples viajes al extranjero, lo cual expande nuestros horizontes, pero nos hace perder el contacto con ciertos detalles como eventos sociales y citas o cuando atravesar diferentes zonas horarias dificulta la vida.

Esto es frecuente en cualquier Luna Llena, lo que sucede es que la vida está literalmente tan “llena” que nos sobrecargamos y nos damos cuenta de que algo tiene que ceder. Puede que necesitemos frenar para hacer la vida más manejable.

Las luminarias (el Sol y la Luna) y Júpiter también están atrapados en una T-Cuadrada con Marte. Ahora en Piscis, este Marte es fluido y flotante, evocando la imagen de la navegación cerrando el agua de alguna manera.

Marte está en el ápice de la T-Cuadratura, lo que le da la capacidad de trabajar con las fuerzas opuestas de los otros planetas. ¡Quizás Marte pueda enviar un bote para ayudar a quien haya caído al agua! O vaya a pescar para proporcionar alimento u otro sustento a cualquier persona que haya descuidado el cuidado total de sus necesidades físicas.

Los viajes en el agua pueden ser rápidos o lentos, según los medios que utilicemos. De cualquier manera, es aconsejable recordar la necesidad de una acción segura y sensata dentro de un entorno que por naturaleza es ajeno a los humanos. Marte puede ser impetuoso y, a veces, obtiene resultados rápidos e impresionantes debido a esto, pero es mejor evitar los riesgos imprudentes. Júpiter en esta cuadratura con Marte podría aportar mayor atrevimiento al proceso.

La Luna en Géminis

Mercurio, dispositor de la Luna en Géminis, se encuentra en conjunción con Júpiter en Sagitario, resultando en asuntos exagerados o imprecisos. Cualquier descuido puede ser involuntario, pero puede resultar costoso. Tanto Mercurio como Júpiter se relacionan con las funciones de comunicación, parece apropiado ser muy cuidadoso y sensato al leer, escuchar y transmitir información.

Por supuesto, todo esto puede estar fuera de nuestras manos; no podemos controlar lo que otras personas dicen o hacen. Pero podemos hacer nuestro mejor esfuerzo para proporcionar información más precisa y comenzar con ella.

Júpiter y Mercurio forman un sextil a Pallas Atenea en Libra, enfatizando la necesidad de encontrar un equilibrio entre la ambición y la ética, y de comunicar lo que importa, en lugar de desvincularse o desviarse.

El enfoque del aire es un recordatorio para respirar bien y ayudar al cerebro a funcionar de manera más efectiva.


>
¡ No copies, comparte!