La Luna en Libra


La energía de Libra se siente motivada a expresar nuestra identidad social e intelectual a través de las relaciones interpersonales. Libra está preocupado por el equilibrio, la belleza y la armonía de todas las cosas. Libra es un signo de Aire, y todos los signos de Aire trabajan en la superficie y están más cómodos con lo abstracto y los conceptos intelectuales.

La Luna en Libra no se siente cómoda con las emociones intensas porque éstas tienden a trastocar el balance y la armonía.

NECESIDADES FUNDAMENTALES: Crear conexiones emocionales con otros para que se mantengan en equilibrio y armonía.

LECCIONES FUNDAMENTALES: Cómo mantener la armonía a la vez que se refuerzan las necesidades individuales, los sentimientos y los límites; aprender a no capitular automáticamente y resolver conflictos.

TE SIENTES SEGURO CUANDO: Cuando todo el mundo es feliz, las cosas están en equilibrio y existe la armonía y la belleza. Eres capaz de centrarte en las apariencias externas y evitar mirar en el interior.

CUANDO TE SIENTES AMENAZADO: Tienes que hacer frente a las cosas, no hay armonía ni equilibrio; te sientes obligado a tomar partido o tomar una decisión, sobre todo cuando no estás seguro de las repercusiones a largo plazo de esa elección. Estás obligado a explorar emociones más profundas, explorar bajo la superficie y las apariencias.

REACCION INSTINTIVA ANTE LA AMENAZA: Intentas restaurar inmediatamente el equilibrio a través de la diplomacia y el tacto; puedes retractarte y negar tus propias necesidades para evitar o terminar el conflicto y poder resolverlo así.

CÓMO EXPRESAS EMOCIONES: La Luna en Libra está más cómoda con las emociones tranquilas y confortables. Cuanto más profunda y alarmante es esa emoción, mas amenaza a la Luna en Libra.

Si tu Luna está en Libra necesitas crear conexiones equilibradas y una armonía emocional con otros, sin embargo todavía sientes la necesidad de expresar tus necesidades, sentimientos y límites mientras mantienes el balance y la armonía. Por supuesto es mucho más fácil delegar en otros y hacer siempre lo que ellos quieran. Esta es una forma de actual para evitar el conflicto, pero no es la forma de conseguir un equilibrio verdadero.

Es más probable que te sientas seguro cuando cada uno va a la suya, cuando las cosas están equilibradas, en armonía y bellas. Las apariencias son muy importantes para ti – no quieres mirar demasiado en el interior. La emociones son desequilibradas y liantes, y a menos que sean lo bastante fuertes para ser apreciadas, eres mucho más feliz centrándote en la apariencia de las cosas.

Cualquier tipo de conflicto te resulta muy amenazador. Siempre comprendes ambos lados de cualquier situación (lo cual es una de las razones por las que eres tan buen moderador). Pero cuando tienes que tomar partido – especialmente si no has tenido tiempo de pensar en los efectos a largo plazo- te resulta terrorífico. Prefieres tomar tus decisiones con la cabeza fría. Esta es una de las razones por la cual te sientes incomodo con las emociones intensas: las emociones llevan a juicios apresurados y elecciones radicales, lo que lleva a interrumpir la armonía y el balance que tanto te gustan.

Tu respuesta inmediata cuando te sientes amenazado es intentar resolver el problema y retomar la armonía. Puedes usar la diplomacia y el tacto (y tienes ambas a tu disposición), o puedes simplemente rendirte y negarte tus propias necesidades. Al final, esta no es la mejor manera de actuar. Tienes que aprender como asegurarte tus propias necesidades y defender tus derechos. El compromiso es una cosa – pero abandonar tus derechos es algo muy diferente.

La Luna en Libra

Si tu Luna está en Libra, tu necesidad de Seguridad se centrará en la armonía, el balance y la justicia. Eres consciente de forma automática de los límites, así que mientras seas consciente de tus responsabilidades y tus compañeros de las suyas te sentirás seguro.

Cierta conexión emocional es importante para ti, porque eso te ayuda a ver qué participas en una relación. Lo que necesitas descubrir es exactamente qué cantidad de emociones es suficiente, porque un exceso te haría sentirte amenazado.

No te gusta pelearte con tus parejas. Cuando notas que te estás cabreando y las emociones empiezan a sobrepasarte lo mejor que puedes hacer es dar un paso atrás y calmarte. Mientras puedas mantener tus emociones bajo control puedes usar el tacto y la diplomacia para resolver el problema fácilmente. Sin embargo, si te ves obligado a quedarte y pelear, te sentirás cada vez más amenazado, hasta que finalmente te rindas para poder escapar del conflicto y restaurar el equilibrio.