Eclipse de Luna llena en Acuario: la reaparición del eco-guerrero


Un eclipse lunar es una Luna Llena extra potente que ofrece una oportunidad para cambiar significativamente la realidad. Acuario es el último de los signos de aire (mentales), la mente grupal a través de la cual todos estamos conectados y a la que todos contribuimos, consciente o inconscientemente. Esta amplificación del elemento aire puede hacernos conscientes de cómo estamos usando nuestras mentes, al tiempo que apoyamos el borrado de viejas creencias y patrones de pensamiento que disminuyen nuestra luz.

El Sol, Marte y el Nodo Norte en Leo despiertan nuestro poder creativo y animan nuestra participación activa en la formación del sueño colectivo de la vida a través de nuestros pensamientos e intenciones.

Pallas Atenea en Tauro – la diosa guerrera en servicio a la Tierra – juega un papel principal en este eclipse, cuadrando a la Luna, al Sol y a Marte. Pallas también forma parte de un gran trígono terrestre con Mercurio y Vesta en Virgo y Plutón en Capricornio.

Eclipse de Luna llena en Acuario: la reaparición del eco-guerrero

El eclipse despierta el espíritu del eco-guerrero en la mente colectiva, y abre las puertas a soluciones creativas a las crisis ambientales. Pallas es también la diosa de la sabiduría y, en Tauro, significa la sabiduría de la Tierra y de nuestros propios cuerpos.

Tómate el tiempo necesario durante este eclipse para comunicarte con la naturaleza y escuchar mensajes de plantas y animales.

El eje Leo-Acuario destaca la relación entre lo individual y lo colectivo, y cómo su único rayo de luz contribuye a la evolución de la humanidad. La Luna Llena de Acuario realiza un trígono a Júpiter en Libra, amplificando los dones de objetividad y espacialidad del elemento aire, apoyándote para ganar una perspectiva más alta en tu camino y visión para el futuro.

El Nodo Norte en Leo nos recuerda que lo que más necesita el mundo es nuestra vivacidad. Estamos llamados a movernos hacia lo que nos ilumina en lugar de lo que pensamos que debemos hacer para encajar o ser aceptados por otros.

En un eclipse lunar, los acontecimientos del pasado llegan a su fin. Saturno y Urano, los co-regentes de Acuario, se encuentran retrógrados, junto con Quirón, Neptuno y Plutón, además de Mercurio. La prominencia de los planetas retrógrados llama la atención hacia el pasado. Los acontecimientos y las personas de nuestro pasado pueden resurgir, alertándonos de la necesidad de curación y terminación para liberar energía para futuras creaciones.

Este es un tiempo para desarrollar un trabajo interior profundo en preparación para seguir adelante. Saturno retrógrado en Sagitario recomienda revisar y reescribir las creencias subyacentes y las historias que estructuran nuestra realidad.

Los temas del eclipse de revelar nuestras sombras y de dejar ir lo que hemos superado se reflejan y se refuerzan por la tercera y última cuadratura entre Júpiter y Plutón (exacta el 4 de agosto). Podría ser útil mirar hacia atrás para ver lo que estaba sucediendo durante las dos primeras cuadraturas, en noviembre de 2016 y marzo de 2017. Júpiter-Plutón puede aumentar la unidad y la ambición, inspirándonos hacia una expansión importante que pone a prueba nuestra fe y a menudo requiere cambios profundos.

Con Júpiter en Libra y Plutón en Capricornio, las relaciones y el trabajo -y el equilibrio entre los dos- han estado especialmente maduros para el crecimiento y la transformación.

Podemos ver los resultados de nuestro crecimiento en este eclipse, y tomar conciencia de la necesidad de deshacernos de otra capa de nuestro viejo yo.


Autor Francisco

Francisco Lorenzo Co-autor de Astroworld y creador astroworld.es

Sígueme: